0
Publicado el 19 Mayo, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Bievenidas las lluvias en Santiago de Cuba

Foto: cmkc.icrt.cu

María Antonia Medina Téllez

Santiago de Cuba, 19 may (ACN) Las lluvias que se registran en la provincia de Santiago de Cuba son recibidas con beneplácito por la población de un territorio muy afectado por la intensa sequía, que perjudica la producción de alimentos en la industria y la agricultura.

Hasta el momento no hay riesgos para quienes viven en zonas consideradas altamente vulnerables ni para el sector agropecuario y forestal, ya que en las áreas rurales las precipitaciones ofrecen esperanza para que las cosechas sean buenas.

En meses de intensa sequía se aplicaron técnicas agroecológicas en la preparación de los suelos, siembra  y atenciones culturales que con las lluvias aprovechan más la humedad, así como favorecen la cosecha de frutales como mangos, marañones, nísperos y otras exóticas como las fresas.

Odalys Elías, presidenta de la Cooperativa de Producción Agropecuaria Juan José Verdecia, en el municipio de Palma Soriano, explicó que llovió intensamente en la zona de Chaveco,  dedicada a la producción cañera, con lo cual se benefician los rendimientos en la plantación y el acopio de agua en pequeños tranques.

Además, ellos alimentan las reses con masa vegetal verde y las precipitaciones vigorizan esas fincas junto a los cultivos varios, vegetales, café, ganado vacuno, ovino y módulo pecuario, por lo que Elías está muy contenta ya que hace tiempo no llovía así.

Hay buenos pronósticos para el campo, pues en poco tiempo estará saturado el suelo, podrán plantar, reciclar la biomasa, y reducir la labranza para minimizar la erosión del suelo.

Mientras en la zona urbana lo agradecen por la disminución de los ciclos de entrega de agua a la población, refrescan las altas temperaturas, eliminan el polvo, y muchos acopiaron las primeras lluvias de mayo por aquella tradición, acotó Arlenis Díaz, trabajadora de esta ciudad con sombrilla en mano.

Leonel Carrión, técnico en manejo hídrico en la provincia, afirmó que ha llovido persistentemente y las presas comienzan a aumentar su volumen y el manto freático empieza a saturarse después de  más de cuatro años de intensa sequía, por eso los beneficios son mayores.

Sin embargo, dejó claro que se adoptan medidas para que, de continuar las precipitaciones, no haya afectaciones de ningún tipo.


ACN

 
ACN