0
Publicado el 11 Mayo, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Exhibe Baracoa una renovada imagen

El intenso proceso de recuperación en marcha tras el paso del huracán Matthew, especialmente las acciones constructivas desarrolladas en el principal polo turístico de Guantánamo, permitieron que las instalaciones del sector reanudaran sus servicios el primero de noviembre último, en mejores condiciones.
Exhibe Baracoa una renovada imagen.

A Baracoa le acompaña, en todo momento, el prodigio de su naturaleza. De ahí el interés que despierta en los visitantes. (Foto: cubadebate.cu).

Por LISSETT IZQUIERDO FERRER

La ciudad guantanamera de Baracoa exhibe hoy una imagen renovada, fruto del intenso proceso de recuperación en marcha tras el paso del huracán Matthew, que causó considerables daños en el oriente del país en octubre del año pasado.

Según Onelkis Ferrer Kindelán, delegada del Ministerio del Turismo en el territorio, las acciones constructivas desarrolladas en el principal polo de Guantánamo permitieron que las instalaciones del sector reanudaran sus servicios el primero de noviembre último, en mejores condiciones.

Actualmente -precisó- se emprenden otras labores como la edificación de una base de Transtur, la primera en el municipio baracoense, y de oficinas de ventas, en tanto se realizan trabajos en jardinerías y cambios de mobiliarios.

De acuerdo con Ferrer Kindelán, existen las condiciones para que los viajeros de Cuba y el mundo visiten la Ciudad Primada, la cual recibió en 2016 unos 50 mil vacacionistas procedentes fundamentalmente de Alemania, Italia, Francia y España, en busca de conocer los encantos históricos y naturales de esta legendaria villa.

Según la especialista, Baracoa posee 210 cuartos en los hoteles Porto Santo, El Castillo, La Rusa, Villa Maguana y en los hostales La Habanera, 1511 y Río Miel, operados todos por la cadena estatal Gaviota, además de 505 habitaciones en casas de arrendadores particulares.

Entre sus restaurantes sobresalen La Punta y las fincas Duaba y Racho Toa, donde se ofertan platos típicos como el tan conocido bacán, especie de tamal de plátano relleno con carne o marisco, y los enriquecidos con el tetí, pequeño pez que solo se ha visto en la desembocadura de los ríos baracoenses.

Además de contar con un pueblo hospitalario, a Baracoa la distingue su naturaleza exuberante, reconocida por muchos como un verdadero paraíso natural por estar enclavada en la Reserva de la Biosfera del Toa, cuyo núcleo fundamental es el Parque Alejandro de Humboldt, y escoltada por la meseta El Yunque (Monumento Nacional).

De ahí que, argumentó Ferrer Kindelán, el producto turístico principal sea el de naturaleza, cultura e historia, el cual se pone a disposición de los visitantes mediante 33 senderos por ríos y montañas, y una amplia gama de actividades artísticas que muestran las diversas costumbres y tradiciones, incluidos los bailes el nengón y el kiribá.

Una reliquia que atrae la atención de los foráneos es La Santa Cruz de la Parra -exhibida en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción en el centro histórico de la ciudad-, la última que se conserva de las 29 plantadas por Cristóbal Colón en sus viajes a América.

Baracoa fue la primera villa fundada por el conquistador Diego Velázquez, en 1511, y su auge agrícola la renombra como la capital del cacao y del coco, por tener las más extensas plantaciones de estos cultivos en el país.  (ACN).


ACN

 
ACN