0
Publicado el 19 Mayo, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Las modalidades de transporte y las nuevas medidas para taxistas privados en la capital

Como parte de la política de reordenamiento del transporte de pasajeros en la capital, en el último trimestre del año deben comenzar a funcionar piqueras para los taxistas privados

ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ/

Jeniffer Rodríguez Martinto

Directivos del Ministerio del Transporte (Mitrans) informaron  en esta capital las proyecciones para ampliar las modalidades complementarias de movilidad en La Habana, en respuesta a la política integral aprobada para el territorio.

Marta Oramas Rivero, vicetitular del organismo, expresó en conferencia de prensa que el primer paso de esta etapa constituyó el inicio de un nuevo formato de taxis, con rutas definidas en los horarios de 6:00 a.m. a 8:00 p.m.

Esta experiencia, que comenzó el pasado lunes, contempla la prestación de servicios por tramos con un valor de cinco pesos, con la característica de que si un cliente monta un vehículo en un primer trecho y se baja en un punto del otro, debe pagar por ambos, explicó Oramas Rivero.

Señaló que los trayectos seleccionados son: San Agustín- Plaza Marianao, de esta a Avenida 51 y 26, y de allí al Parque de la Fraternidad, y que por el momento trabajan con este fin cinco microbús y 60 carros ligeros marcas Lada y Hyundai, los cuales tienen pegatinas con los precios y las rutas.

La Cooperativa de taxis ruteros 2 es la encargada del proyecto en la etapa experimental y su presidente, Martín José Betancourt, afirmó que solo la mitad de los automóviles cuentan con aire acondicionado; no obstante, el precio es el mismo.

Luis Ladrón de Guevara Marzal, director de Transportación de Pasajeros del Mitrans, anunció que para el período vacacional debe comenzar a funcionar este mismo servicio desde el antiguo paradero de La Víbora, ubicado en Calzada de Diez de Octubre, con recorridos hacia el Reparto Eléctrico, en Arroyo Naranjo; y hasta el Parque de La Fraternidad, en La Habana Vieja.

Esa será la segunda ruta debido a que beneficia a municipios altamente poblados, y donde el transporte público no satisface la demanda en horarios pico, destacó.

El directivo comentó que ello obligará a adoptar medidas organizativas en el área como la recogida de desechos sólidos, el abastecimiento de las tiendas en horarios nocturnos, y la reparación de las vías con el fin de extender la vida útil de los vehículos.

La nueva modalidad es complementaria, por lo cual no existirán cambios en los recorridos ni precios de los servicios en ómnibus que prestan las cooperativas de taxis ruteros, precisó.

En la capital la Empresa Provincial de Transporte de La Habana es la principal responsable de la movilidad de más de un millón 100 mil personas, mientras que los ruteros contribuyen con la transportación de cerca de 12 mil ciudadanos.

(Foto: cubadebate)

Aplicarán medidas para taxistas privados

Como parte de la política de reordenamiento del transporte de pasajeros en la capital, en el último trimestre del año deben comenzar a funcionar piqueras para los taxistas privados (boteros), anunció  Marta Oramas, viceministra de Transporte.

Oramas explicó que quienes poseen licencias operativas podrán trabajar en rutas designadas y con precios establecidos, estos últimos en concordancia con el Acuerdo 185/2016 del Consejo de la Administración Provincial de La Habana, que fija tarifas referenciales máximas.

Adelantó que próximamente se comenzarán a reparar las áreas destinadas a ese reordenamiento, con el fin de crear las condiciones para iniciarlo.

La Viceministra comentó que tales acciones con los “boteros” conllevarán un respaldo del gobierno que incluye, entre otros aspectos, el otorgamiento de facilidades para el acceso al combustible.

Aclaró que quienes no deseen trabajar por rutas podrán permanecer desvinculados de las estructuras que se crearán; no obstante, se adoptarán medidas para evitar infracciones.

Maribel Poulot, directora de Pasaje de la Dirección General de Transporte de La Habana, afirmó que en 2016 cancelaron 62 licencias de taxistas que no cumplieron con los precios establecidos, y este año han aplicado cerca de 92 medidas.

Al respecto señaló que de esa cifra solo inhabilitaron cinco permisos para ejercer la actividad, pues a la mayoría de los infractores se les aplicó la suspensión de este por un período de uno a tres meses.

Más del 90 por ciento de quienes incurrieron en indisciplinas eran trabajadores contratados, y en muchos casos la decisión fue cambiar de empleado, dijo.

La aprobación de tarifas máximas para la actividad de transportación de pasajeros trajo consigo inconformidades en los boteros, y la decisión de cortar por tramos las rutas fijadas, en aras de elevar los ingresos, ante lo cual las autoridades del territorio adoptaron medidas que aún resultan insuficientes.

El precio del combustible en los establecimientos estatales, la escasez de piezas de repuesto para los automóviles, y la cuota impositiva, son algunos de los elementos que los choferes enumeran a su favor para no ver con buenos ojos la normativa.

La capital recibe cada año 90 ómnibus, y potencia otras alternativas como las cooperativas de taxis ruteros; sin embargo, aún no se satisfacen las necesidades de la población, de ahí la importancia de un reordenamiento efectivo del sector. (ACN)


ACN

 
ACN