0
Publicado el 15 Mayo, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Preparan Ejercicio Meteoro para enfrentar desastres

Las acciones en particular están encaminadas a la reducción de posibles catástrofes, vulnerabilidades, la mitigación de los daños provocados por sismos, maremotos, huracanes de gran intensidad, sequía intensa y extensa y enfermedades infecto-contagiosas.
Preparan Ejercicio Meteoro para enfrentar desastres.

Las actividades están encaminadas a la preparación de las personas residentes en comunidades de alto riesgo, sobre primeros auxilios, socorrismo y rescate ligero, al igual que los procedimientos y normas de conducta para su protección. (Foto: granma.cu).

Por LINO LUBEN PÉREZ

El Ejercicio Popular de las Acciones Para Situaciones de Desastres “Meteoro 2017”, antes del comienzo de la temporada ciclónica, se efectuará el sábado y domingo próximos, se anunció hoy en La Habana.

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (DC) informó en un encuentro con periodistas que participarán los órganos de trabajo del Consejo de Defensa Nacional y sus homólogos provinciales, municipales y de zonas.

Otro tanto harán representantes de organismos de la Administración Central del Estado, los órganos superiores de dirección empresarial, las entidades económicas e instituciones sociales, unidades y entidades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior.

Además, de las organizaciones de masas, políticas y sociales, los trabajadores y la población en general.

En todos los casos se considerarán las experiencias de los eventos que han impactado al país en los últimos años y la actual situación epidemiológica y sanitaria.

Sobre el tema, el General de División (r) Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la DC, calificó de imprescindible una mayor participación de la población por los beneficios que reporta el cuidado y preservación de sus bienes y de la economía de la nación.

Las acciones en particular están encaminadas a la reducción de posibles catástrofes, vulnerabilidades, la mitigación de los daños provocados por sismos, maremotos, huracanes de gran intensidad, sequía intensa y extensa y enfermedades infecto-contagiosas.

Jefes y especialistas de la institución añadieron que las fuerzas especializadas evaluarán los plazos y el establecimiento de la cooperación, así como el entrenamiento de la población y trabajadores en la prestación de los primeros auxilios.

De acuerdo con la DC, debe considerarse el sistema de comunicaciones y la Red de emergencia de la Federación de Radioaficionados de Cuba para el aviso y la orientación a los pobladores en zonas urbanas y rurales, al igual que la activación de las oficinas de restablecimiento de contacto familiar en coordinación con la Empresa de Correos de Cuba.

Igualmente, el incremento de la divulgación sobre las normas de conducta ante potenciales peligros, sobre todo las guías familiares para la protección ante ciclones tropicales, elaboradas por el Estado Mayor Nacional de la DC, los medios de comunicación y otros.

Este es el principal ejercicio que desde 1986 realiza el Sistema de Defensa Civil Cubano, con el fin de elevar la preparación de los órganos de dirección y la población ante ciclones tropicales y otros peligros de desastres, fenómenos de origen natural, tecnológico y sanitario.

El primer día, los órganos de dirección y mando en todos los niveles evalúan el resultado de las acciones aplicadas durante el último año para reducir las vulnerabilidades y minimizar el riesgo en los territorios, organismos y entidades económicas.

Analizan el funcionamiento de los sistemas de vigilancia, así como también los de alerta temprana y las acciones de recuperación en cada lugar de la geografía local.

Realizan modelación sobre el probable impacto de los principales eventos de desastres, según los resultados de los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos, con énfasis en los escenarios más complejos.

Comprueban el sistema de comunicaciones del país para el aviso y orientación a la población, en especial contra sismos de gran intensidad, huracanes y otros eventos extremos.

La segunda jornada estará dedicada a la ejecución de acciones que reduzcan vulnerabilidades en la comunidad y en las entidades económicas y sociales.

Las actividades están encaminadas a la preparación de las personas residentes en comunidades de alto riesgo, sobre primeros auxilios, socorrismo y rescate ligero, al igual que los procedimientos y normas de conducta para su protección.

Además, para disminuir las vulnerabilidades de la comunidad, con prioridad en la higienización, la lucha antivectorial y la eliminación de brechas sanitarias, la poda de árboles, la limpieza y la desobstrucción de la red pluvial, zanjas, desagües y drenajes naturales, principalmente en ciudades y poblados.  (ACN).


ACN

 
ACN