1
Publicado el 29 Mayo, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

PUERTO DE SANTIAGO: Atraque para el progreso

Nueva terminal multipropósito se ejecuta en los espigones de la bahía con el protagonismo de inversiones tecnológicas. Por su diseño podrá operar 565 000 toneladas de mercancías al año (un millón 50 000 en contenedores, 195 000 a granel y otras 220 000 en general), lo cual lo ratifica como el segundo en importancia del país.
Atraque para el progreso.

Rigurosas pruebas dinámicas se realizan en la colocación de los pilotes metálicos.

Por MARÍA ANTONIA MEDINA TÉLLEZ

Fotos: MIGUEL RUBIERA JUSTIZ

Especial de la ACN para BOHEMIA

Entre los ríos Gascón y Yarayó, al noroeste de la bahía de bolsa de Santiago de Cuba, se edifica la instalación portuaria con la lógica atención de lo renovado y para solucionar las necesidades de progreso del segundo puerto en importancia del país y, junto con esto, las de su urbe de más de 500 años de fundada.

Jiang Ling, director general de la inversión en esa rada, manifiesta que construyen un embarcadero multifuncional con moderna tecnología, lo que representa el comienzo de otras obras de la China Communications Construction Company Ltd. (CCCC) en la Isla.

Por su diseño podrá operar 565 000 toneladas de mercancías al año (un millón 50 000 en contenedores, 195 000 a granel y otras 220 000 en general), lo cual lo ratifica como el segundo en importancia del país, aseguró Ling.

Próximo a la carretera de Mar Verde y el ferrocarril central, en 10 hectáreas, el nuevo muelle contará con un atraque de hormigón armado de 231.15 metros de longitud para la carga y descarga de buques, que introducirá en el oriente tres grúas pórtico de avanzada técnica de 50 toneladas de capacidad y dos de 30.

Walter Niuvo, director de la Unidad Básica Inversionista (UBI) Yarayó, del Grupo Empresarial de Transporte Marítimo Portuario, explicó que ese espacio de desarrollo industrial con financiamiento y asesoría de la República Popular China tiene un crédito gubernamental con intereses a pagar en 20 años. Este se materializa por contrato comercial con la CCCC, encargada del diseño, adquisición de los equipos y construcción, y prevén terminarlo en mayo de 2018.

Dentro de los 24 objetos de obra son indispensables dos almacenes techados, cada uno con capacidad para reservar 10 000 toneladas de mercancía, y uno de tránsito para operaciones de contenedores.

Atraque para el progreso.

El ingeniero chino Jiang Ling Cheng (izquierda) director general de la construcción de la terminal marítima y Walter Niuvo Medina director de la Unidad Básica de Inversiones, durante una jornada laboral en el Proyecto de la Terminal Portuaria Multipropósito Yarayó, del puerto de Santiago de Cuba.

La cimentación de viales internos y externos, y un ramal ferroviario hasta el área de atraque facilitarán el movimiento directo de las embarcaciones hacia camiones y trenes.

Entre los encargos previstos están la pavimentación del patio a fin de almacenar y maniobrar carga general, paletizada y metales, subestación eléctrica, estación de bombeo, cisterna, así como sistemas de redes para el suministro eléctrico, de agua y las comunicaciones.

La cerca perimetral, medios de drenaje, depósito de aguas negras, sistema contra incendios y modernas pesas vehiculares constituyen otras facilidades que tendrá la instalación santiaguera.

La bahía en el desarrollo de la provincia

Ningún accidente natural de la oriental provincia de Santiago de Cuba gana a su bahía de bolsa, de singular belleza y valores espeleológicos entre las hermosas montañas de la Sierra Maestra.

La ciudad nace al suroeste de la rada y se va ensanchando por las empinadas calles como escalones que descubren el quehacer económico, social y cultural de sus habitantes.

De vientos y marejadas la resguardan sus serranías, en una costa desigual, por eso las olas del mar penetran formando caletas como sucede en La Estrella y las ensenadas de El Níspero o Gaspar.

Los amplios fondeaderos de más de un metro de profundidad, devienen orillas que dan paso a comunidades como La Socapa, Punta Gorda o Ciudamar.

Atraque para el progreso.

El Proyecto de la Terminal Portuaria Multipropósito Yarayó, del puerto de Santiago de Cuba se ha diseñado en un área de 10 hectáreas.

Incluyendo los cayos, la bahía tiene un perímetro que supera los 40 kilómetros, cuatro millas de longitud y un espejo cercano a los 12 km cuadrados, cuya hondura promedio es de ocho metros y la máxima de 23, en un fondo de piedras y arena.

Debido a la geografía, ancho y profundidad, existen regulaciones en las dimensiones de los buques que acceden al puerto Guillermón Moncada, ubicado en la urbe de gran valor histórico, patrimonial y cultural.

Desde la bahía santiaguera partieron expediciones coloniales hacia México y la Florida, y aportó un movimiento comercial que trajo prosperidad a la villa desde fecha tan temprana como 1521.

Fue centro de acontecimientos históricos como el primer ataque pirata en 1538 y la conocida Batalla naval de Santiago de Cuba entre escuadras norteamericanas y españolas, cuando restos de barcos fueron lanzados contra los acantilados para evitar su captura y, cual museo, están en el mar.

El crecimiento de la población y de instituciones sociales hacia la zona donde hoy se encuentra el puerto, limita las operaciones y modernización tecnológica, razones que obligaron a transformarlo pero integrado al desarrollo industrial de la legendaria localidad.

A la vez continuará, en esa posición, la ampliación del Paseo Marítimo y recreativo con una mejor vista al mar Caribe, una de las obras que comenzó en 2015 por el medio milenio de fundada la otrora villa.

Futuro Sistema de Administraciones Portuarias

El espacio portuario santiaguero es parte del soporte territorial del futuro Sistema de Administraciones Portuarias principales de Cuba, constituido por los puertos de La Habana, Cienfuegos, Matanzas, Mariel, Nuevitas, Moa y el sistema Gerona-Batabanó-Cayo Largo.

Atraque para el progreso.

El puerto santiaguero recibirá buques de hasta 40 000 toneladas de carga, en lugar de los de hasta 30 000 que atracan actualmente, con lo cual serán unas 565 000 toneladas de mercancías al año.

El Lineamiento 275 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución argumenta el desarrollo gradual de esa infraestructura, que tendrá que irse concatenando con la solución del financiamiento internacional, cuya devolución estará asociada a la reducción de la factura de fletes y gastos de estadía.

Directivos de la Empresa de Servicios Portuarios del Oriente indicaron que será un espacio eficaz para promover exportaciones de bienes y servicios de las provincias orientales y Camagüey, además de favorecer la sustitución de importaciones en constante articulación con el comercio internacional y la economía interna.

Walter Niuvo, responsabilizado con la terminal multipropósito por la parte cubana, precisa que está valorada en 125.7 millones, por el crédito extranjero son 120 millones y otros 5.7 en moneda nacional.

Son tres momentos de la obra: proyecto, construcción e importación de equipos para instalar grúas, montacargas y maquinarias especializadas que operarán en el muelle.

En la última fase, que incluye terminación, se realiza la oferta de módulos y dispositivos a la empresa contratista que exige tres ofrecimientos para evaluar sostenibilidad, funcionalidad y precios, entre otros aspectos.

Como una obra integrada al proyecto y negociada entre la CCCC y el Ministerio de Transporte cubano, Niuvo destaca el dragado de la bahía hasta 13.60 metros de profundidad, con los beneficios de calado para el canal de acceso, dársena de maniobras y cajones de atraque.

Esto es lo que posibilitará recibir y satisfacer las operaciones de buques de hasta 40 000 toneladas de carga, en lugar de los de hasta 30 000 que permite actualmente, con lo cual serán unas 565 000 toneladas de mercancías al año, señaló.

Atraque para el progreso.

Una moderna máquina que introduce cintas drenantes a una profundidad entre siete y 13 metros, garantiza la impermeabilización del suelo de la moderna terminal portuaria.

Con dos meses de adelanto y un 30 por ciento de su ejecución entregaron toda la Ingeniería Básica y actualmente concluyen el tratamiento del suelo, paralelo a la fabricación del muelle con sus licencias medioambientales y compromiso de finalización.

Novedoso es el procedimiento de renovar el terreno por el método de precarga, que es un sistema de compactación utilizando mechas drenantes plásticas hincadas, las cuales facilitan el drenaje por gravedad del agua contenida en el suelo después de transcurrido un período de tiempo, explica Niuvo.

De ese modo consolidan la superficie no estable y con profundidad de siete a 13 metros después ubican una manta para tupir las mechas y vigorizar el suelo, donde quedarán implantados el muelle, los almacenes y otras infraestructuras.

Impactos ambientales

Circunstancialmente, el área donde se crea la nueva terminal portuaria en Santiago de Cuba tiene una fuerte influencia contaminante de origen orgánico, aportada por los ríos Yarayó y Gascón, así como los drenajes pluviales que atraviesan la ciudad y también descargan en ese acuífero.

La inversión, por tanto, contiene un sistema de tratamiento de residuales con planta para procesar los efluentes sanitarios de la instalación, además de varias secciones para la sedimentación, remoción de fracciones de sólidos suspendidos y otros que requieren un proceso posterior.

Un filtro biológico es la tercera fase que, a razón de combinar procesos, remueve la materia biodegradable y los sólidos suspensos, e incluye procedimiento biológico con diferentes tecnologías y el empleo de un lecho percolador con subdrenaje, cuyo fin es disminuir la carga contaminante del efluente.

Rosa Mercedes Soto, especialista de medioambiente en la provincia, destaca las principales acciones de arquitectura que generan impactos sobre el entorno como son movimiento de tierra, excavación y mejora del terreno, limpieza del fondo marino y creación del moderno muelle.

Atraque para el progreso.

Un material de precarga es debidamente dispuesto sobre las cintas drenantes, para recibir la loza final de la moderna terminal portuaria.

Estas pueden dar lugar a la pérdida de suelos, migración de especies de la fauna marina y vegetación terrestre, partículas y gases por la emisión de los equipos, incremento de sólidos en suspensión, daños en el relieve y paisaje, debido a cambios en sus formas naturales y alteración de la dinámica costera.

En ese sentido se estableció desde inicios de 2015 un Plan de Monitoreo para controlar aquellas variables del entorno durante y después de la ejecución de la moderna terminal, bajo la Licencia Ambiental que ampara la Resolución 73, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en la provincia santiaguera.

Otro impacto es el sismológico. En una primera ocasión los resultados de los estudios geológicos determinaron cambiar el método para edificar el atraque, pronosticado para sistema de tablestacas (elementos de metal que entrelazados crean una cortina).

Se transformó por el de tubos o pilotes metálicos de 1.20 metros de diámetro rellenos con arena que hacen más fácil y rápida la obra, con la ventaja de ser flexibles al seísmo cuando las venas sísmicas aledañas a la bahía tienen un nivel de cuatro, es decir, que es superior el movimiento a otras zonas del territorio.

Fernando Guasch, coordinador del programa nacional para el Desarrollo de Investigaciones Sismológicas Aplicadas (DISA) de Cuba, especificó que ese fenómeno obedece a la gran brecha de tierra que existe paralela a la costa oriental de la nación.

Es un sistema de falla transformante Bartlett Caimán, una estructura tectónica activa y tiene un potencial sísmico capaz de generar fenómenos geológicos de hasta una magnitud de ocho.

Atraque para el progreso.

Sistema constructivo de la Terminal Portuaria Multipropósito Yarayó está conformado por pilotes metálicos de 1.20 metros de diámetro y longitudes de entre 17 y 26.5 metros.

Por eso las normas técnicas sismorresistentes deben respetarse, como constituye el caso de la terminal marítima porque, aunque son hechos de la naturaleza, los desastres asociados no lo son y sus daños pueden mitigarse si hay correcta gestión y administración de los riesgos, concluyó Guasch.

Bajo esas medidas también se edificaron facilidades temporales, como viviendas y oficinas a técnicos y especialistas chinos dentro del área, más la protección de equipos importados desde México y el gigante asiático que empezaron con el movimiento de tierra en 2015.

Con la mirada en 2018

Obreros de la construcción en la provincia laboran de frente al mar Caribe bajo su fuerte sol, grandes equipos metálicos amarillos y rojos envuelven el espacio, mientras ellos ofrecen una visión sobre lo que será una de las mayores obras del Sistema Portuario del país, después del Mariel en La Habana.

Son nuevas las diversas tecnologías que se aplican, eso los obligó a superarse, conocer y entrenarse en las sofisticadas normas que de este tipo existen en el mundo, comenta Consuelo Avalos, especialista en la administración del Guillermón Moncada.

Videos cortos y otros materiales audiovisuales muestran a la vuelta de un cercano 2018, un programa de gestión con tecnología de punta en las operaciones de la rada santiaguera y que se utiliza, incluso, en el Mariel.

El impacto científico y automatizado se distinguirá desde que el carro o vehículo entre por la puerta en gestión de carga o no, al igual que el atraque del barco o cuando la grúa termine sus operaciones y en una pizarra se informe la mercancía manipulada o directa al centro de operaciones.

Igual se expone la cinta transportadora y la capacidad que envasaron diariamente los montacargas con un alto nivel de automatización, por lo cual quienes acometerán la labor reciben una buena superación.

Atraque para el progreso.Exhiben un patio en óptimas condiciones y dotado de ocho torres para el sistema de iluminación, con columnas metálicas circulares de corona móvil y una altura de 30 metros, por cada una son 12 lámparas de mil watts y 220 voltios.

Hacia la zona noroeste de la ciudad de Santiago de Cuba se extiende la zona industrial de desarrollo, donde quedará enclavado el moderno Puerto Guillermón Moncada, dando paso a los aires de modernidad que también acompañan esa vía e instalaciones rehabilitadas.

Atrás quedará el histórico Reloj de La Alameda frente al otrora edificio de la Policía Marítima, donde hoy radican las oficinas del Puerto, que el 30 de noviembre de 1956 fue asaltado, ocasión en que por primera vez la heroica urbe se vistió de verde olivo, con el joven Frank País al frente del levantamiento armado.

Del embarcadero quedará, según proyectos, parte de la historia y el edificio de la Aduana en la misma dirección, para que la Ciudad Héroe continúe su apertura al mar Caribe, limitada solamente por el fuerte y moderno Malecón.


ACN

 
ACN