9
Publicado el 18 Mayo, 2017 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Villa Clara mantiene voluntad de cumplir plan de azúcar

Villa Clara no renuncia a cumplir plan de azúcar

Por :Narciso Fernández Ramírez

La provincia de Villa Clara mantiene la voluntad de cumplir el plan de azúcar de la presente zafra, consistente en 272 732 toneladas, el más alto del país, para lo que le resta producir 6 000 t. de crudo, estando a un 97,6 % de su cumplimiento.

Según declaró a Vanguardia Andrés Durán Fundora, director provincial de la empresa azucarera, la situación es complicada debido a las lluvias, pero la disposición y el esfuerzo por cumplir no han dejado de estar presente entre los agroazucareros del territorio.

De acuerdo al ritmo diario de molida de los cuatro centrales que se mantienen en activo: Panchito Gómez Toro, de Quemado de Güines; Carlos Baliño, de Santo Domingo; Quintín Banderas, de Corralillo, y Perucho Figueredo, de Encrucijada, que oscila entre las 500 o 600 toneladas de azúcar, con 9,46 de rendimiento industrial, la meta pudiera alcanzarse entre el 23 y el 25 del presente mes de mayo.

«Solo una situación climatológica complicada con las lluvias pudiera impedirlo, aclaró Durán Fundora, pues la caña por moler para arribar al cumplimiento del plan, unas 77 mil toneladas, está en nuestros campos».

La provincia ya rebasó en 30 mil t. el récord de azúcar producida en una contienda, tomando como referencia del 2002 a la fecha, alcanzado en la zafra del 2015 cuando se lograron 236 mil toneladas de la dulce gramínea.

Villa Clara puso a moler a nueve ingenios; de los cuales, cinco cumplieron sus planes de producción: Panchito Gómez Toro, el más integral de Cuba; Carlos Baliño, único que produce azúcar orgánica; Heriberto Duquesne, de Remedios; Quintín Banderas, y el Perucho Figueredo, último del quinteto en arribar a la meta, tras 12 años consecutivos sin conseguirlo.

Ya pararon sus máquinas, dentro de los cumplidores, el central remediano, y con anterioridad lo habían hecho el Abel Santamaría, de Encrucijada, por problemas de eficiencia industrial, el José María Pérez, de Camajuaní, pues sus plantaciones de caña estaban afectadas por la lluvia, y el ranchuelero Ifraín Alfonso. (Tomado de Vanguardia)


Redacción Digital

 
Redacción Digital