0
Publicado el 25 Junio, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Guantánamo busca alternativas para afrontar una prolongada sequía

Guantánamo, una de las dos provincias cubanas más afectadas por la sequía.

La sequía en Guantánamo ha llevado a activar las medidas de contingencia. (Foto: radiohc.cu).

Pablo Soroa Fernández

Guantánamo, 25 jun (ACN) La provincia de Guantánamo se prepara para afrontar una sequía aún más prolongada e intensa, dijo hoy a la ACN, el ingeniero Alfredo Correa Álvarez, delegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Entre las iniciativas del organismo para ese propósito, el  directivo mencionó una conductora de 5,3 kilómetros que beneficiará a más de 60 mil habitantes de la parte meridional de esta poblada urbe.

Su tendido se inició a principios de mes, con la termofusión de los tramos de tubería plástica de 630 milímetros, en la intersección de las calles 18 norte y cuatro oeste.

Mediante la inversión será posible trasegar el agua hacia el sur citadino, tomándola del río Bano, el cual bordea gran parte del norte de la Villa del Guaso y del emblemático y populoso reparto Caribe, antes de converger con el Guaso, en el sitio denominado Confluentes, esclareció.

Correa Álvarez expresó que esa gran obra hidráulica es la posibilidad más inmediata para entregar el preciado líquido a quienes lo reciben actualmente mediante ciclos muy espaciados, desde que el embalse La Yaya, el mayor de la provincia, se deprimió y estuvo varios meses en el llamado nivel muerto.

Aseveró que la inversión significará una fuente alternativa de agua – 300 litros por segundo (l/s) para el segmento sur de la ciudad, y exige, en la Estación Bano, la limpieza de la obra de toma, la ampliación del muro de cierre, la instalación de dos electrobombas de 800  l/s y 80 m de carga y un dispositivo de cloración.

El delegado del INRH aclaró que en Guantánamo, uno de los territorios cubanos más afectados por la escasez de precipitaciones, se mantiene una vigilancia estricta sobre el consumo de los grandes consumidores y se efectúa la telemedición del agua que fluye a la ciudad.

En relación con Maisí, donde el huracán Matthew hizo estragos en los escasos acueductos existentes, se refirió al proyecto para suministrar agua estable y segura desde el río Yumurí, el cual desemboca en la divisoria de ese municipio con el de Baracoa.

Añadió Correa Álvarez que la prioridad para Punta de Maisí, extremo más oriental de Cuba, ubicado a la misma distancia de Haití que de la Villa Primada, es el montaje de una planta desalinizadora, “ya que en los pozos perforados se determinó que el agua era salobre, incluso a más de 100 metros de profundidad”.

Aunque esa instalación sólo abastecería a dos mil 442 habitantes sería de gran utilidad para el resto de las comunidades aledañas a la Punta, las cuales recibirían la que ahora consume esa porción de tierra en que se localiza el Faro Concha.

Este es el encargado de alertar a las embarcaciones que transitan por el Paso de los Vientos, estrecho que separa a Cuba de la Isla La Española.


ACN

 
ACN