0
Publicado el 30 Junio, 2017 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

CUBANOS OPINAN

Nadie nos quita el sueño

Así declaran intelectuales, deportistas, campesinos, científicos, estudiantes, toda la sociedad civil cubana
El Memorando Presidencial firmado por Trump respalda los intereses políticos de la minoría extremista de origen cubano en el estado de Florida. (Foto: TELEMUNDO).

El Memorando Presidencial firmado por Trump respalda los intereses políticos de la minoría extremista de origen cubano en el estado de Florida. (Foto: TELEMUNDO).

Parecía un show de teatro bufo. En el centro del escenario apareció el sujeto principal de la Casa Blanca. A su alrededor, selectos personajes anexionistas de la mafia miamense deletreaban enardecidos ¡U.S.A., U.S.A.! y aplaudían las notas del himno norteamericano, ejecutadas por un desafinado violinista, hijo de uno de los asesinos de Frank País y de otros jóvenes revolucionarios durante la dictadura de Batista.

En Cuba, a José Luis Lobado, cineasta y productor musical, no le sorprendió la forma en que se expresó el nuevo presidente, “porque su singular espectacularidad fue un recurso de comunicación que utilizó a lo largo de su campaña electoral”.

Fue tan burdo su apoyo a los intereses políticos de la minoría extremista de origen cubano en el estado de Florida, que este espectáculo hubiera parecido un mal chiste, de no ser por la firma del Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba.

El documento revierte avances alcanzados en las relaciones bilaterales entre ambas naciones en los dos últimos años. Dispone la eliminación de los intercambios educacionales “pueblo a pueblo” hechos a título individual y una mayor fiscalización de los viajeros estadounidenses a Cuba, así como la prohibición de las transacciones económicas, comerciales y financieras de compañías norteamericanas con empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad.

De forma paradójica, declaró que su política seguiría respaldando los negocios privados en el país caribeño, pero al reforzar la prohibición de que los norteamericanos viajen como turistas a la Isla, no solo dañará los intereses económicos de las empresas estatales, sino también de las cooperativas y especialmente de los casi 2 000 restaurantes particulares y 22 000 habitaciones en casas de renta de los trabajadores por cuenta propia o privados, que brindan servicios a los visitantes.

Respuestas a la ofensa

Numerosas han sido las condenas a la política yanqui y al brutal bloqueo impuesto a Cuba durante casi 60 años. (Foto: ANARAY LORENZO)

Numerosas han sido las condenas a la política yanqui y al brutal bloqueo impuesto a Cuba durante casi 60 años. (Foto: ANARAY LORENZO)

La reacción del gobierno y pueblo cubanos se originó de inmediato -como fue publicado en nuestra edición anterior-, en la Declaración del Gobierno Revolucionario, a pocas horas del suceso en Miami.

Tres días después, el ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parilla, caracterizó ante la prensa internacional la composición del reducido auditorio que rodeara a Trump en Miami, compuesto por viejos esbirros y ladrones batistianos, mercenarios de la brigada de Playa Girón, así como por terroristas, politiqueros y “vividores”.

El canciller calificó aquel show como un escarnio al pueblo cubano, al mundo y a las víctimas del terrorismo internacional en todas las latitudes, y argumentó que los Estados Unidos no están en condiciones de dar lecciones en materia de derechos humanos, pues en la gran nación norteña ocurren numerosos asesinatos, brutalidad y abusos policiales, abundan las muertes por armas de fuego; se explota el trabajo infantil, hay manifestaciones de discriminación racial y de marginación a emigrantes y refugiados, y pende sobre sus ciudadanos la amenaza de más restricciones a los servicios de salud, que dejarían a 23 millones de personas sin seguro médico.

También, de manera firme, representantes de la sociedad civil cubana respaldaron la declaración del gobierno de la mayor Isla de las Antillas.

Cualquier estrategia hostil, dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en la Isla, estará condenada al fracaso; así lo manifiesta el pueblo cubano. (Foto: GILBERTO RABASSA)

Cualquier estrategia hostil, dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en la Isla, estará condenada al fracaso; así lo manifiesta el pueblo cubano. (Foto: GILBERTO RABASSA)

“Las palabras de Trump constituyen un retroceso en las relaciones entre los dos países, por la amenaza de aplicar rigurosamente las leyes del bloqueo, condicionando su levantamiento, así como cualquier mejoría en las relaciones bilaterales, a que nuestro país realice cambios inherentes a su ordenamiento constitucional”, enfatizaron la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y sus sindicatos.

“Pero esa vuelta atrás –agregaron– no nos intimida […] seguiremos derribando las barreras impuestas por el bloqueo, como ha sucedido durante casi 60 años en que no han podido doblegarnos”.

En cuanto a los trabajadores del turismo, Manuel Marrero Cruz, ministro del sector, aseguró en la inauguración de la IX edición del Festival Internacional Varadero Gourmet, que aunque el cerco norteamericano se recrudezca “continuaremos creciendo y brindando apoyo a los gestores que hacen turismo en el país”.

Las nuevas medidas del gobierno norteamericano desconocen que en Cuba hay garantías de los derechos humanos, como el acceso a la salud y la protección a los niños. (Foto: GILBERTO RABASSA)

Las nuevas medidas del gobierno norteamericano desconocen que en Cuba hay garantías de los derechos humanos, como el acceso a la salud y la protección a los niños. (Foto: GILBERTO RABASSA)

Por su parte la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) enfatizó que es necesario recordarles al presidente Trump y al auditorio de Miami que “los campesinos cubanos comenzamos a ser libres desde el 1° de enero de 1959 y no regresaremos jamás al pasado.

“La obra de la Revolución Cubana significa para la familia campesina el desarrollo de un Programa Agrario que dignificó nuestros campos, otorgó la propiedad de la tierra a sus verdaderos dueños, llevó los adelantos de la ciencia y la técnica a la agricultura, concedió créditos para financiar las producciones, mercado estable para los productos, materializó el derecho a la educación, la salud, la práctica del deporte, el acceso a la cultura y lo más importante: nos dio la independencia y la dignidad, que solo puede ofrecer un país libre y soberano como el nuestro”, apuntó.

La unidad nos hace fuertes

El Secretariado de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) envió un mensaje a escritores, artistas, académicos y amigos norteamericanos, donde realzaba la importancia de construir una relación fecunda entre ambas naciones en el campo cultural y les llamaba a realizar la denuncia de esta nueva política y del brutal bloqueo.

Días después, según el portal digital Cubarte, 800 personas de 35 países apoyaban el pronunciamiento de la Uneac. Entre otras personalidades cubanas destacaban Miguel Barnet, Graziella Pogolotti, Roberto Fernández Retamar, Omara Portuondo, Digna Guerra, Guido López Gavilán, Carlos Alberto Cremata, X Alfonso, Osvaldo Doimeadios y Jorge Perogurría.

Algunos de los amigos de Cuba que respaldaron el documento desde el primer momento fueron Danny Glover, actor estadounidense; el trovador uruguayo Daniel Viglietti y la cantante española Pilar Boyeros.

De manera paradójica, el presidente norteamericano afirma que no pretende afectar al sector privado en Cuba, cuando su decisión provocará todo lo contrario. (Foto: TRABAJADORES)

De manera paradójica, el presidente norteamericano afirma que no pretende afectar al sector privado en Cuba, cuando su decisión provocará todo lo contrario. (Foto: TRABAJADORES)

“Las recientes medidas anunciadas por el gobernante norteamericano son una agresión a los principios de amistad y concordia entre nuestros pueblos”, afirmó Alicia Alonso, directora del Ballet Nacional de Cuba, de gira por España.

Durante su Consejo Nacional los jóvenes creadores de la Asociación Hermanos Saíz declararon su apoyo al mensaje de la Uneac, en contra del discurso manipulador ofrecido en Miami por el mandatario republicano.

Por su parte Silvio Rodríguez se unió a la declaración de blogueros cubanos en contra de la posición de Trump hacia Cuba. Y el actor Luis Alberto García publicaba en el sitio La Jiribilla: “Las cosas iban. Lentas, pero iban. Obama y Raúl respetando y, sobre todo, respetándose, lo consiguieron para bien de dos naciones, de dos pueblos. Pudiera decir que hasta para bien del continente. Ahora […] si Goliat se pone guapo, por muy grande que sea, David no come miedo. Como siempre ha sido”.

En igual sentido, la Federación de Mujeres Cubanas declaró que “no aceptamos ni zancadillas, ni injerencias, ni amenazas de nadie y, mucho menos, de quienes quieren desconocer nuestro legado que a lo largo de siglos nos sostiene e impulsa”.

Para Sandra Chao, joven arquitecta, “en tiempos como estos, es muy decepcionante que vuelva un discurso tan abiertamente agresivo y retrógrado”.

Las nuevas medidas anunciadas restringen más el derecho de los ciudadanos estadounidenses a visitar nuestro país, ya limitado por la obligación de usar licencias discriminatorias. (Foto: cubadebate.cu).

Las nuevas medidas anunciadas restringen más el derecho de los ciudadanos estadounidenses a visitar nuestro país, ya limitado por la obligación de usar licencias discriminatorias. (Foto: cubadebate.cu).

Sobre las posibles consecuencias de un retroceso en las relaciones Cuba-Estados Unidos, la doctora en ciencia María Elena Castellanos, investigadora del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos, manifestó que se había avanzado en los intercambios académicos, esencial para las dos naciones.

“Hoy es un deber compartir los avances más relevantes; es una deuda de los países desarrollados contribuir al impulso de los países en vía de desarrollo. Cuba podría beneficiarse con la transferencia tecnológica, una de nuestras principales limitantes. La comunidad científica americana continúa ratificando su interés por la experiencia de la Isla, sobre todo en biomédica”, aseveró la doctora, tras destacar la trascendencia del trabajo conjunto por la conservación de ecosistemas comunes y el estudio de determinados recursos naturales.

Cuba es nuestra.

Cuba es nuestra.

En exclusiva para BOHEMIA, el doctor Antonio Becali, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, manifestó que el sistema deportivo cubano es agredido con mucha fuerza por los gobiernos estadounidenses, y ante las hostiles declaraciones de Trump, “sencillamente respondemos con más responsabilidad y mejores resultados.”

Para Manrique Larduet, subcampeón mundial de gimnasia artística, el momento obliga a crecerse: “debemos esforzarnos al máximo para conseguir medallas que reafirmen la calidad mostrada por el deporte revolucionario en los más exigentes escenarios”.

El director de la revista Temas, Rafael Hernández, analizó algunos efectos de la ventolera desatada por Trump el pasado 16 de junio: “En Miami, los furiosos la exhiben como galón en la manga, pues aunque no alcanzaron ninguna de sus metas, para sus fines locales el acto presidencial sirvió. Al gobierno cubano, le permitió actualizar la posición ante esta presidencia, usando por cierto un gotero muy calibrado: rechazamos, pero no nos peleamos, seguimos dispuestos a negociar. A nuestros amigos, les propició reiterar su permanente solidaridad. A los cubanos, les recordó aquella otra cara de los Estados Unidos…”. (Por REDACCIÓN NACIONAL y CULTURA)


Redacción Digital

 
Redacción Digital