0
Publicado el 10 Julio, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Potenciar atención a la población en la función judicial

La justicia popular tiene su base en un derecho de contexto, motivo por el cual los jueces deben conocer sobre los principales problemas del país y atemperarse a las nuevas circunstancias
ANPP. Comisión Asuntos Constitucionales y Jurícios.

(Foto: Martha Vecino Ulloa)

Por Enrique Valdés Machín

La función judicial no admite mediocridad porque ella dirime problemas relacionados con los seres humanos y sus propiedades, por tanto, es necesario interactuar con la población para conocer qué piensa de nuestro accionar, dijo hoy Oscar Silveira, vicepresidente del Tribunal Supremo Popular (TSP).

El trabajo del Tribunal debe parecerse a su tiempo, afirmó Silveira en los debates de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, que anteceden al IX período ordinario de sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de La Habana.

La justicia popular, argumentó, tiene su base en un derecho de contexto, motivo por el cual los jueces deben conocer sobre los principales problemas del país y atemperarse a las nuevas circunstancias.

Al respecto explicó que las salas de lo Civil enfrentan hoy problemas muy complejos, como consecuencia del nuevo modelo económico y las transformaciones operadas en el seno de la sociedad.

En estos momentos, dijo el vicepresidente del TSP, se examinan en esas salas asuntos que en etapas anteriores ni siquiera se discutían, como préstamos de dinero y el incumplimiento de contratos entre personas naturales.

Además, hizo referencia a las respuestas que han dado las Salas de Justicia a las novedosas complejidades delictivas surgidas a tenor del desarrollo tecnológico y social, entre ellas, el lavado de dinero y el tráfico de drogas.

El vicepresidente del Tribunal Supremo Popular, en su informe de los resultados del trabajo de la institución en el año 2016, habló de los convenios rubricados con las entidades vinculadas al enfrentamiento delictivo, como vía para elevar la calidad del impacto de su gestión.

Mencionó algunas de las principales deficiencias identificadas, entre ellas la no ejecución de sentencias sobre todo de corte administrativo, vinculadas, la mayoría, al sistema de la Vivienda.

Silveira destacó la labor de los jueces de Ejecución de Sentencias y el control que ejercen sobre los más de 56 mil sancionados a penas no privativas de libertad, o de los que gozan de libertad condicional.

Aseguró que el proceso de informatización de los tribunales constituye una de las actividades priorizadas por el Estado, y ello contribuyó a que los jueces y técnicos tengan hoy computadoras de altas prestaciones, lo cual redunda en la calidad y rapidez de la expedición de sentencias y acorta los términos de entrega.

Los debates de las 10 comisiones permanentes de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular continuarán mañana.


ACN

 
ACN