11
Publicado el 21 Septiembre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Laboran por la vitalidad sector azucarero en Villa Clara

Ultiman las labores en las refinerías George Washington, de Santo Domingo y Quintín Banderas, de Corralillo, para reiniciar el procesamiento del azúcar humedecida por las lluvias de Irma, y evitar que pierda sus cualidades para el consumo humano
Laboran por la vitalidad sector azucarero en Villa Clara.

Los ingenios con mayores pérdidas se ubican en los municipios de Sagua la Grande, el Héctor Rodríguez, y Encrucijada, Perucho Figueredo y Abel Santamaría, este último en la gráfica.

Por MARTA HERNÁNDEZ

Foto: ARELYS MARÍA ECHEVARRÍA RODRÍGUEZ

Trabajadores del sector azucarero de Villa Clara laboran en las 10 industrias en activo de la provincia para resarcir los daños que ocasionó el huracán Irma en el territorio y garantizar la arrancada a tiempo de la próxima zafra.

Andrés Durán, director de la Empresa AZCUBA en la provincia, explicó a la prensa que las mayores pérdidas se ubican en los ingenios Perucho Figueredo y Abel Santamaría, del municipio de Encrucijada, y el Héctor Rodríguez, de Sitiecito, en Sagua la Grande.

Hacia esos centrales se dirige la mayor cantidad de trabajadores para acelerar los trabajos y garantizar que participen en la venidera cosecha, añadió

Durán reafirmó el propósito de completar todos los arreglos antes de concluir el actual mes, para cumplir el cronograma inicial de reparaciones, el cual establece completar el 60 por ciento de las tareas el 30 de septiembre.

Significó que la situación en Villa Clara es algo compleja, porque a las tareas propias del período de reparación fabril después de cada zafra azucarera, se suma la destrucción que provocó Irma en la provincia.

De manera general, precisó, todas las empresas reportan roturas y daños en sus inmuebles, sobre todo referidos a los techos ligeros.

Comentó la decisión de reubicar las combinadas cañeras en los talleres donde existen mejores condiciones, para que continúen las tareas de mantenimiento y no se mantengan a la intemperie.

Destacó que ultiman las labores en las refinerías George Washington, de Santo Domingo y Quintín Banderas, de Corralillo, para reiniciar el procesamiento del azúcar humedecida por las lluvias de Irma, y evitar que pierda sus cualidades para el consumo humano.

Norberto Machado, especialista de AZCUBA en Villa Clara, dijo a la ACN que el huracán fue nefasto para la agricultura cañera, y se estiman pérdidas en los rendimientos por encima del 20 por ciento.

Añadió que constatan los efectos de las lluvias y los vientos en los cañaverales, y hasta este momento las visitas realizadas a los campos indican que las mayores afectaciones están en tallos partidos, cañas defoliadas y cepas removidas.

Machado significó que estas consecuencias del ciclón incidirán negativamente en el aporte de materia prima a las industrias en la venidera zafra. (ACN).


ACN

 
ACN