0
Publicado el 19 Octubre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

El valor de la armonía

Los expertos afirman que el amor es el valor humano fundamental, el único que produce estabilidad emocional y seguridad en las personas, confianza, respeto, formación de la familia como pilar fundamental de la sociedad, y querer a la Patria y sus símbolos nacionales
El valor de la armonía.

De lo que suceda en el seno familiar en la primera etapa de la niñez, dependerá en gran medida la conducta de los futuros jóvenes. (Foto: centrovidayfamilia.com).

Por JULIO JUAN LEANDRO

Cuando aquellos dos jovenzuelos iban de madrugada tambaleándose y pronunciando palabras obscenas, uno de los vecinos despertó y por la persiana del cuarto les gritó con fuerza: “Esto es un barrio civilizado, váyanse a un potrero”.

Acontecimientos como ese o peores se escuchan en horas nocturnas, pues algunos, inclusive, se sientan en las aceras, siguen bebiendo rones y poniendo música con  altos decibeles  sin importarles las personas que duermen o las que dentro de un  par de horas deben levantarse para ir a su trabajo.

Otros en pleno día llegan a orinarse al lado de cualquier matojo, detrás de un poste de la electricidad, de una tapia o un muro ante la presencia de adultos y menores de edad.

Estas actitudes son a veces consecuencia del abandono, la distancia, la poca o ninguna comunicación con los hijos u otras conductas transgresoras, reflejadas en los papás y las mamás, que no son precisamente las más adecuadas para la formación de los niños y adolescentes.

Esta situación trae como resultado el descarrilamiento de los jóvenes, quienes se encuentran sin ningún tipo de protección ni orientación y, lo más importante, la falta de amor por estas personas que están a cargo de ellos. El escenario no es un problema del Estado, sino de la familia, la escuela y la comunidad.

Los cambios sociales y económicos casi siempre implican alteración de valores, en los cuales por lo regular predominan el dinero y el amor frente a los bienes materiales, motivos por los que se producen distanciamientos en los núcleos familiares.

Especialistas en el tema consideran que las causas más comunes en la pérdida de valores son: la desintegración y los conflictos en las familias, los divorcios, la situación económica, deserción escolar, desobediencia, el alcoholismo y la drogadicción.

Ello motiva el surgimiento de conductas delictivas, prostitución, embarazos precoces, robos, transculturación, sexualidad prematura, indisciplinas, relaciones sexuales promiscuas y conflictos entre parientes.

Sicólogos afirman que el amor es el valor humano fundamental, el único que produce estabilidad emocional y seguridad en las personas, confianza, respeto, formación de la familia como pilar fundamental de la sociedad, y querer a la Patria y sus símbolos nacionales.

Una profesora camagüeyana ya fallecida, Dolores Valladares, explicaba en el aula que “la juventud necesita valores que le den sentido a su existencia y que vayan guiando sus pasos por los caminos de la plena realización”.

Insistía en la necesidad de la amistad, el amor, la justicia, la solidaridad y el buen entendimiento para consolidar la paz y la buena convivencia”. (ACN).


ACN

 
ACN