0
Publicado el 20 Noviembre, 2017 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

En la mirilla de los constructores

Los delegados a la Conferencia Nacional e invitados debatieron problemas que afectan al sector y ratificaron su compromiso con el legado de Fidel

Por DELIA REYES GARCÍA

El programa constructivo de la vivienda es uno de los más importantes para la población. (Foto: Cubadebate)

El programa constructivo de la vivienda es uno de los más importantes para la población. (Foto: Cubadebate)

Como suelen hacer, a “camisa quitada”, los constructores llevaron al debate las deficiencias que se arrastran en el sector desde el último congreso celebrado en 2010, así como los retos asociados al cambio del escenario laboral en el país.

Carlos Antonio de Dios Oquendo, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción (SNTC), al socializar el Informe Central a la I Conferencia Nacional, precisó que el encuentro estuvo precedido por más de 4 200 asambleas de afiliados, 50 conferencias municipales y 15 provinciales, en las cuales se realizaron más de 10 000 planteamientos.

El más reiterado de ellos sigue siendo la insatisfacción con la capacidad adquisitiva real del salario. Las resoluciones emitidas por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que refrendan nuevos sistemas de pago por resultados, no han sido implementadas adecuadamente. Las diferencias de ingresos por igual actividad con el sector no estatal; así como los bajos salarios del presupuestado, también complejizan la adecuada retribución dentro del sindicato de las construcciones.

Otros asuntos ampliamente debatidos, precisó el dirigente sindical, fueron la mala calidad de las obras, deficiencias en la organización y normación del trabajo, indisciplinas laboral y tecnológica, bajo aprovechamiento de la jornada y exiguos rendimientos; así como deficiente autocontrol y gestión de jefes y trabajadores.

Las insuficiencias en el control interno, debilidades en el enfrentamiento y rechazo a conductas negativas, indisciplinas, ilegalidades, delitos, corrupción y la necesidad de elevar la efectividad de la vigilancia y la realización de la guardia obrera, fueron vistas en profundidad.

También centraron los análisis, la superficialidad en la preparación técnica de las obras, el ahorro de recursos, el control de las normas e índices de consumo, en particular del cemento, combustible, portadores energéticos y el agua.

Al valorar la tensa situación de la economía cubana, indica el Informe Central, se tuvieron en cuenta las limitaciones financieras, desde el propio proceso de planificación, para poder dar respuesta a las reparaciones capitales y la adquisición de partes, piezas y componentes para equipos, maquinarias, equipamiento tecnológico, así como al transporte productivo y obrero.

Los constructores realizan la misión estratégica de recuperar, modernizar y ampliar la infraestructura económica y social del país, de ellos depende en buena medida erradicar la improvisación, la superficialidad y falta de integralidad en la planificación y ejecución de las inversiones.

Al intervenir ante el plenario, el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez, insistió en la integración que deben tener el sector con otros de la economía, en particular con la industria nacional. Alertó que se arrastran los mismos problemas desde el último congreso del sector en 2010, y exhortó a trabajar con el compromiso y la vergüenza de los hombres.

Cooperativas con plomadas

Ricardo Veranes Carrión, presidente de la cooperativa de construcción de Santiago de Cuba. (Foto: Granma)

Ricardo Veranes Carrión, presidente de la cooperativa de construcción de Santiago de Cuba. (Foto: Granma)

Para Ricardo Veranes Carrión, presidente de una cooperativa dedicada a las construcciones en Santiago de Cuba, la calidad es una asignatura pendiente en muchas obras, con un origen en el delito y la corrupción. “El jefe que no roba, es muy difícil que le roben”, sentenció el también Héroe del Trabajo de la República de Cuba.

“Es un bochorno que los constructores sepan hacer tantas cosas bonitas, y caigamos en eso. Si queremos, eso se resuelve; pero tiene que ser desde abajo”, dijo con su natural sapiencia quien asegura que en su cooperativa no se producen esos hechos.

Dentro del experimento para insertar las cooperativas no agropecuarias a los programas constructivos y la producción de materiales de construcción fueron aprobadas 69, de ellas una fue disuelta, y otras cinco enfrentan procesos judiciales por infracciones, violaciones de la legalidad y deficiente control interno.

En el Informe Central a la conferencia se precisa que la participación de estas formas de gestión en la economía incrementaron los valores contratados desde el plan de inversiones, de 62.6 MMP en el 2015, a 277 MMP en 2017. Sus ingresos totales hasta el cierre de septiembre del actual año ascienden a 2 mil 300 millones de pesos. Sin embargo esta cifra deberá ser objeto de análisis por no guardar correspondencia con los niveles físicos de trabajo ejecutado.

De vital impacto

Sobre los hombros de los constructores recaen no pocas tareas en el orden económico y social, vitales para el presente y futuro de la nación antillana. De algunos de los programas que ya se realizan y otros previstos en corto y mediano plazos, comentó René Mesa Villafaña, titular del Ministerio de la Construcción en las sesiones finales de la I Conferencia Nacional del SNTC.

En la importante Zona Especial de Desarrollo Mariel laboran unos cinco mil constructores, con dos turnos de trabajo; el programa del Turismo avanza de manera sostenida en Varadero, La Habana, Holguín y Trinidad, donde se construyen nuevas habitaciones para ampliar la capacidad hotelera, y están previstos campos de golf en esos polos turísticos. A estos, se sumará otro en la provincia de Pinar del Río.

Mesa Villafaña también se refirió al programa de desarrollo de la energía renovable, que impulsa la construcción de parques fotovoltaicos y eólicos; bioeléctricas y Pequeñas Centrales Eléctricas (PCHE) en varias provincias. Además de estas obras, serán instaladas nuevas plantas de cemento en Nuevitas, Siguaney y Santiago de Cuba.

“El país tiene un déficit de 1 000 000 de viviendas, y se trabaja en un programa para ir recuperando ese déficit y detener el deterioro de las otras”, sostuvo el titular del ramo. Para enfrentar esta tarea, se han propuesto unos 180 prototipos de casas, desde las construidas con tablas de palmas hasta edificios multifamiliares. Adelantó que se levantarán cinco fábricas para construir petrocasas, las cuales producirán puertas, ventanas y muebles sanitarios. Para 2018 el plan estatal de viviendas será de unas 4 000, cifra superior a las del actual año.

Por su parte, Inés María Chapman, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), puntualizó que el programa hasta el 2030 abarca varios procesos inversionistas en recursos hídricos, redes y conductoras en exteriores, rehabilitación de las principales ciudades, desarrollo de los programas de trasvases e infraestructura asociada al crecimiento del turismo. Estas inversiones son respaldadas con créditos blandos y bajas tasas de interés.

De manera general para todo el sector constructivo, Mesa Villafaña exhortó a “exigir que las obras tengan valor de uso, por eso hay que medir las construcciones en físico, y no solo en valores”.

Reflexiva y profunda

El Secretariado Nacional del Sindicato electo en la Conferencia.(Foto: Jorge Luis Sánchez Rivera)

El Secretariado Nacional del Sindicato electo en la Conferencia.(Foto: Jorge Luis Sánchez Rivera)

“Un saludo militante y fraterno a las delegaciones sindicales que de manera solidaria acompañaron a los constructores cubanos”, manifestó Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) al pronunciar las palabras de clausura de la I Conferencia Nacional del SNTC.

El líder sindical exhortó a elevar la preparación económica y jurídica de los trabajadores, para tener un sindicato con voz propia, capacidad de negociación, y dispuesto a proponer alternativas en el dinámico escenario de las relaciones laborales en Cuba.

Guilarte de Nacimiento valoró la conferencia nacional como reflexiva y profunda en sus debates. Felicitó al comité nacional electo, a su secretariado, y de manera particular, a Carlos Antonio de Dios Oquendo, quien fue ratificado como secretario general del SNTC.

 


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia