1
Publicado el 19 Noviembre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Impulso a inversiones en aniversario 180 del ferrocarril en Cuba

Este domingo Guantánamo impulsará su programa de desarrollo ferroviario, el cual incluye el depósito de alrededor de dos mil metros cúbicos de tierra, en los alrededores de la vía principal (Guantánamo-San Luis), con el fin de reforzar su seguridad

cubadebate.cu

Por Pablo Soroa Fernández

Guantánamo, 19 nov (ACN) El ingeniero Humberto Ortiz, delegado guantanamero de la Unión de Ferrocarriles de Cuba en Oriente, informó que la provincia saludará, con un notable impulso a las inversiones en esa rama, el aniversario 180 de la introducción de ese adelanto técnico en Cuba.

Al inaugurar el 19 de noviembre de 1837 su primer tramo ferroviario (Habana-Bejucal), de 27,3 kilómetros, las autoridades de la metrópoli convirtieron a Cuba en el primer país hispanoamericano con ese importante medio de transporte, al cual Vladimir Ilich Lenin calificó de insustituible para vincular la ciudad y el campo.

Ortiz Imbert adelantó en exclusiva a la ACN que el territorio impulsará este domingo su programa de desarrollo ferroviario, el cual incluye el depósito de alrededor de dos mil metros cúbicos de tierra, en los alrededores de la vía principal (Guantánamo-San Luis), con el fin de reforzar su seguridad.

También se avanzará en la remodelación del centro de carga ferroviaria de Santa María, una de las obras vitales previstas en el territorio, junto a la restauración de la otrora estación principal, la cual data de 1916 y se ubica al sur de la ciudad, en el ramal que conduce a Caimanera.

La provincia cubana más oriental siguió a la capital del país en la posesión de ese medio de transporte e inauguró el suyo en 1858, con antelación a la vecina y más próspera Santiago de Cuba.

 El Tren de Guantanamo a La Habana. (Foto: Youtube)

El Tren de Guantanamo a La Habana. (Foto: Youtube)

Mientras la Cuna de la Revolución habilitó su primer y más difícil segmento ferroviario (Santiago-Boniato) en 1859, debió esperar hasta 1861, para que el Camino de Hierro llegara a Dos Caminos, actual municipio de San Luis.

En Cuba tuvo lugar un insólito fenómeno de precedencia ferroviaria: mientras el vial Bejucal – Güines se convirtió en el segundo tramo habanero, fuera del primer núcleo poblacional cubano el erigido en Guantánamo ocupó igual jerarquía y enlazó al entonces incipiente caserío con la ensenada de Cerro Guayabo, en Caimanera.

Si en la capital, el autor de la iniciativa fue el habanero Claudio Martínez de Pinillo, Conde de Villanueva, en el extremo oriente la figura cimera fue Tomás Brook, comerciante de origen inglés y principal negociante del azúcar en la región.

Espoleados por la necesidad de embarcar sus producciones exportables y reorientar su economía hacia el azúcar, luego de una crisis cafetalera, los hacendados de Guantánamo habilitaron un puerto en la bahía de igual nombre, cercano a la desembocadura del río Guaso.

Pero los 10 kilómetros entre el punto de embarque y la entonces Villa de Santa Catalina, eran arcillosos e intransitables en épocas de lluvia, circunstancia que los obligó a actuar con prontitud y diligencia a favor del transporte ferroviario, para alcanzar su objetivo.


ACN

 
ACN