15
Publicado el 23 Noviembre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Iniciará la zafra en Villa Clara el central Panchito Gómez Toro

Para la zafra a punto de comenzar, el trabajo debe estar sustentado en una mayor disciplina laboral y tecnológica, porque aún persisten efectos nocivos generados por el cruce del huracán, destaca Andrés Durán Fundora, director de la empresa AZCUBA en la central provincia
Iniciará la zafra en Villa Clara el central Panchito Gómez Toro.

El 17 de diciembre “rompe” el Panchito Gómez Toro, pero ese propio mes se sumarán los ingenios Carlos Baliño y Quintín Bandera, de los municipios de Santo Domingo y Corralillo, respectivamente. (Foto: vanguardia.cu).

Por MARTA HERNÁNDEZ

Los obreros del ingenio Panchito Gómez Toro, del municipio villaclareño de Quemado de Güines, aceleran las reparaciones pendientes para que el central inicie la zafra el próximo 17 de diciembre.

Sergio Negrín, director de la industria, dijo a la prensa que los atrasos principales se ubican en el área de los molinos y el techado de la fábrica.

Estas demoras son consecuencia de los destrozos provocados por el huracán Irma en su paso por la provincia en el mes de septiembre, que además retrasaron la llegada de los materiales y otros insumos necesarios para la reparación, argumentó.

Negrín añadió que en el resto de las áreas de esa fábrica también se ultiman detalles para garantizar una arrancada a tiempo y con la calidad requerida.

Andrés Durán Fundora, director de la empresa AZCUBA, en la provincia, explicó que para la próxima zafra el trabajo debe estar sostenido en una mayor disciplina laboral y tecnológica, porque aún persisten efectos nocivos generados por el cruce del huracán.

Informó que en diciembre, además del Panchito Gómez Toro, se sumarán los ingenios Carlos Baliño y Quintín Bandera, de los municipios de Santo Domingo y Corralillo, respectivamente; y el resto de las nueve industrias comenzará la molienda a partir de enero de 2018.

Durán Fundora reconoció que existen atrasos en los mantenimientos de las plantas industriales, los equipos de la cosecha, camiones y trenes, por la demora en la llegada de los recursos a tiempo, además de los aplazamientos en estas tareas generados por los daños del huracán Irma.

Significó que las lluvias y vientos del ciclón devastaron los cañaverales, por lo cual la disponibilidad de materia prima es inferior a la planificada inicialmente.

Norberto Machado, especialista de AZCUBA en Villa Clara, dijo a la ACN que el huracán fue nefasto para la agricultura cañera, y se estiman pérdidas en los rendimientos por encima del 20 por ciento, lo que incidirá negativamente en el aporte de materia prima a las industrias en la zafra.

Recordó que a pesar de los efectos nocivos del ciclón, se mantiene el plan de plantar 22 mil hectáreas, de ellas más de 15 mil en sembrados ya establecidos que ahora se rejuvenecen con nuevas plantas, y en otras tierras antes ociosas.

El especialista significó que en esta ocasión más del 81 por ciento de las nuevas tierras ocupadas por caña están conformadas con surcos de base ancha, alternativa que eleva los rendimientos agrícolas, y es un paliativo a las afectaciones que generó Irma.

Esa técnica consiste en plantar más semillas en cada surco, lo que permite mayor germinación, además reduce la presencia de plantas invasoras. (ACN).


ACN

 
ACN