0
Publicado el 20 Noviembre, 2017 por Igor Guilarte Fong en Nacionales
 
 

ELECCIONES 2017-2018

La hora de los candidatos

Las comisiones de candidaturas, integradas por las organizaciones de masas en representación de todo el pueblo, desempeñan un papel fundamental
La hora de los candidatos.

“Las comisiones de candidaturas tienen una participación esencial en el proceso de elecciones generales”, asevera Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional.

Por IGOR GUILARTE FONG

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Paso a paso, Cuba vive su actual proceso de elecciones generales. Con el entusiasmo y la participación popular se cumplió la primera etapa, de nominación de candidatos a delegados. Este domingo, 26 de noviembre, los cubanos acudirán a las urnas a ejercer su derecho a votar por los de más mérito, capacidad y fidelidad al pueblo. También irán para rendir homenaje, con ese ejercicio, al líder histórico de la Revolución Cubana y artífice de nuestro sistema democrático socialista, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, un día después de conmemorarse el primer aniversario de su desaparición física.

Posterior a esta elección de delegados a las asambleas municipales, corresponderá la conformación de los órganos superiores del Poder Popular, momento en el que asumen un rol protagónico las comisiones de candidaturas.

Sobre las misiones y atribuciones de esa entidad, quiénes la integran, y cómo se elige a los candidatos a delegados a las asambleas provinciales y diputados a la Asamblea Nacional; así como para responder otras interrogantes relacionadas con esa siguiente etapa electoral, BOHEMIA dialoga con la miembro del secretariado de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional (CCN).

-¿Qué son las comisiones de candidatura? ¿Quiénes las conforman y dirigen?

-Las comisiones de candidaturas tienen una participación esencial en el proceso de elecciones generales. Según establece la Ley Electoral, las integran representantes de las organizaciones de masas, es decir,  la CTC, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). La CTC las preside, a nivel nacional, provincial y municipal.

“Las comisiones de candidaturas toman posesión ante las comisiones electorales. Así que a raíz de divulgarse la convocatoria a elecciones generales se procedió a dar ese paso en todo el país, del 1º al 4 de julio de 2017. A partir de ese momento comenzó la capacitación de todos sus miembros. Hoy, a lo largo y ancho del territorio nacional, las integramos más de mil compañeras y compañeros.

“Todos los que estamos en esta comisión nacional hacemos el trabajo por primera vez, aunque hemos tenido experiencias de elecciones generales anteriores desde las organizaciones o como cuadros en un municipio o provincia. El compromiso es hacerlo bien, trabajar fuerte para estar a la altura del momento”.

¿Cuáles son sus misiones o contribuciones fundamentales?

-Nos corresponde elaborar las canteras de delegados a las asambleas provinciales y de diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular. Luego, en el escenario propiamente dicho de la constitución de unas y otras, proponer para su elección a sus presidentes y vicepresidentes. Asimismo, en el caso de la Asamblea Nacional, debemos proponer su directiva, dígase presidente, vicepresidente y secretario; y en un segundo momento, el Consejo de Estado: su presidente, su primer vicepresidente, sus cinco vicepresidentes, sus 23 miembros y su secretario. Todo esto es competencia de las comisiones de candidaturas.

En ceremonia solemne, celebrada el 30 de junio pasado, la Comisión de Candidaturas Nacional se juramentó ante las autoridades electorales del país. (Foto: YASSET LLERENA).

¿Qué preparación reciben para asumir tan alta responsabilidad?

-La capacitación es un momento esencial en este proceso. Por eso, seguidamente a la toma de posesión fuimos preparados y capacitados en toda la documentación que tiene que ver con el cumplimiento fiel de lo establecido por la Constitución de la República, la Ley Electoral y las normas complementarias a esta. En ellos se sustentan todos nuestros procedimientos.

-¿Cómo se realiza la selección de los delegados provinciales y diputados nacionales?

-El número de miembros de la Asamblea Nacional se basa en un cálculo que hace la Comisión Electoral Nacional, en correspondencia con lo que dice la Ley sobre la representatividad según la cantidad de población de cada municipio y provincia en el país.

“En el actual proceso de elecciones generales la Asamblea Nacional tendrá 605 diputados. De ese total hasta 50 por ciento son delegados de circunscripción, y el resto personas con ascendencia provincial o nacional que reúnen todas las condiciones, trayectoria y experiencia como para poder aportar en la toma de decisiones importantes sobre los destinos del país.

“La selección se hace a partir de las propuestas que nos llegan de los plenos de las organizaciones de masas en los municipios, en las provincias y en la nación. De esas propuestas nosotros trabajamos con unas 18 000 aproximadamente. Ahí se analiza la trayectoria del candidato, las veces que ha sido propuesto, los méritos que reúne, la ocupación. Porque también se busca un balance en la Asamblea, que haya una representación adecuada de jóvenes, mujeres, trabajadores del sector estatal y no estatal; que no haya desbalance hacia un territorio específico. En fin, se busca una composición realmente representativa de la sociedad cubana. En función de eso vamos interactuando con las comisiones territoriales.

“En realidad, es un proceso complejo y meticuloso, porque cuando logramos hacer una, dos, tres variantes, pueden surgir cambios. Después, a partir de la entrevista con cada uno de los precandidatos, tenemos que ocupar buena parte del tiempo en hacer las biografías, que son las que se publican en las circunscripciones para que el pueblo elija”.

-¿Cómo se logra la transparencia en ese proceso de selección?

-Hay dos vías esenciales para validar lo que hemos hecho o lo que proponemos hacer con los precandidatos. Una primera es la consulta con todos los delegados de circunscripción electos y que integran las asambleas municipales, para que finalmente estas aprueben las propuestas de candidaturas. Mientras, en un segundo momento –que es esencialmente la manera que tenemos para dar a conocer los candidatos– están los recorridos por centros de trabajo, estudiantiles, comunidades, cooperativas.

“Es decir, se buscan espacios para que el pueblo conozca e intercambie con los compañeros y las compañeras que han sido propuestos como candidatos a integrar las asambleas provinciales y la Asamblea Nacional del Poder Popular”.

-¿La Comisión de Candidaturas Nacional fiscaliza el desarrollo del proceso?

-Nosotros tenemos la función de preparar y lograr que cada uno de esos pasos se haga de acuerdo con lo legalmente establecido. Y en ese sentido, la CCN –que en esta oportunidad está compuesta por siete miembros, dado que la CTC designó dos compañeros–tiene sus integrantes distribuidos por las diferentes regiones del país para la atención a cada una de las etapas del proceso electoral.

-¿Cuándo cesan en sus funciones las comisiones de candidaturas?

-Cuando se constituyen las asambleas municipales, provinciales y la Asamblea Nacional termina el trabajo de las comisiones de candidaturas. O sea, que estas se instituyen de manera temporal durante los procesos de elecciones generales.

Un paso importante del proceso es crear espacios para que el pueblo intercambie con los candidatos a integrantes de las asambleas provinciales y la Asamblea Nacional del Poder Popular.

“Vale significar el trabajo de estas comisiones, que con su labor desde la base aseguran un 50 por ciento de miembros de las asambleas provinciales y nacional, pues el resto son delegados de base, cuya elección es la que se realiza este 26 de noviembre.

“Es decir que se trata de un sistema integrado, en el que funcionan tanto las comisiones electorales como las de candidaturas. No se puede separar una cosa de otra”.

¿Cómo es un día de trabajo de la CCN?

-Puede ser tremendo. De entrar temprano en la mañana y salir de noche. A partir del inicio de los plenos de todas las organizaciones de masas nacionales, así como en las provincias y los municipios, empezamos a recibir las propuestas aprobadas como acuerdo de esas estructuras e inmediatamente comenzamos a procesar la información.

“Es una dinámica muy fuerte. El sistema de evaluación de esas propuestas es una brújula que nos va guiando. Siempre tenemos tres o cuatro variantes porque se proponen compañeros que no salen nominados, o compañeros que son nominados pero después puede que no salgan electos para delegados”.

-¿Consideran perfectible el sistema electoral?

-En principio creo que perfectible es todo. Quizás haya que adecuar algunos aspectos de lo que hoy existe. Pero este sistema es el que tenemos y no podemos olvidar que con él hemos transitado en los procesos anteriores por la senda de la victoria”.

El barrio en la Comisión

“En el caso de los CDR, que como se sabe es la mayor organización del país, y en la cual están representados todos los sectores de la sociedad, tenemos mucho donde escoger a partir de las capacidades de cada uno y de las propuestas a candidatos hechas en los plenos municipales, provinciales y nacionales. El objetivo es seleccionar lo mejor, lo más representativo de la sociedad cubana actual, que es muy diversa. (Alden Rafael Sanjudo Ramírez, representante de la Dirección Nacional de los CDR en la CCN).

La hora de los candidatos.Sombreros en la asamblea

“La ANAP tiene hoy en la Asamblea Nacional más de 20 diputados, cosa que no sucedía antes de 1959. Consideramos que lo más importante son los plenos que desarrollamos para escoger a las personas más preparadas, las que tengan mejores condiciones para poder representar a nuestros campesinos y al pueblo de Cuba, que es lo fundamental. Los campesinos han sido de los más beneficiados por la Revolución, por eso hemos acogido este proceso electoral convencidos de participar con alegría, respeto y unidad. (Reinier Cruz González, representante de la ANAP en la CCN).

 


Igor Guilarte Fong

 
Igor Guilarte Fong