3
Publicado el 9 Noviembre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Terminal de Azúcar a Granel de Cienfuegos, medio siglo y… pa’lante

Construida a un costo de más de 15 millones de pesos, las operaciones de la “Tricontinental” comenzaron el nueve de noviembre de 1967, un mes después de que fuera asesinado en Bolivia el Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara, máximo alentador de esta obra
Terminal de Azúcar a Granel de Cienfuegos, medio siglo y… pa’lante.

Foto: prensacubana.e-datalink.net

Por ONELIA CHAVECO

La terminal de Azúcar a Granel Tricontinental de Cienfuegos arriba hoy a sus 50 años de inaugurada, cuyo colectivo mantiene el orgullo de laborar en la mayor exportadora del grano en Cuba y haber recibido en unas 19 veces al líder histórico de la Revolución.

Construida a un costo de más de 15 millones de pesos, las operaciones de la “Tricontinental” comenzaron el nueve de noviembre de 1967, un mes después de que fuera asesinado en Bolivia el Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara, máximo alentador de esta obra.

Esa instalación cuenta con dos enormes almacenes, los cuales reciben el dulce producto de las provincias centrales mediante ferrocarril y transporte automotor.

Cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro visitó con una delegación canadiense la Terminal cienfueguera, en 1976, informó que en esos nueve años de labor el almacén de azúcar a granel ya había embarcado más de 10 millones de toneladas del grano.

Ello se lograba, dijo, con grandes ahorros porque permitía llenar las bodegas de un barco en 24 horas con una pequeña cifra de portuarios, sin embargo antes necesitaban más de 100 hombres y todo un mes de faena.

Azúcar a Granel, como se le conoce más entre los cienfuegueros, posee además en su infraestructura un sistema de transportadores de bandas de goma desde esos almacenes hasta el muelle, todo un recorrido de más de dos kilómetros.

El enclave, tercero de su tipo erigido por la Revolución – luego de Matanzas y Guayabal-, tenía como objetivo desde su apertura humanizar la labor de los portuarios y agilizar las tributaciones del grano hacia las bodegas de los barcos, con lo cual la economía cubana ganaba pago por pronto despacho.

En enero de 1978, Fidel volvió a hacer alusión a la eficiencia portuaria de esa entidad, sobre la cual expresó que por la terminal de Cienfuegos, desde su construcción habían logrado embarcar altos niveles de azúcar que equivalían a un ahorro de 50 millones de pesos en divisas para el país.

Agregaba el líder histórico que no eran solo las decenas de millones en divisas ahorradas a la Isla, sino que evitaba a los trabajadores los cientos de millones de horas de trabajo duro.

Junto a la terminal portuaria también festeja su medio siglo el Laboratorio de Control de Azúcar y sus Derivados que, desde noviembre de 1967 a la fecha, ha controlado la calidad de este fondo exportable comercializado a unos 40 países, según Oscar Cabrera, especialista comercial en Tecnoazúcar. (ACN).


ACN

 
ACN