0
Publicado el 20 Diciembre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Debaten diputados sobre la relación entre ciencia y agricultura

Los miembros de la Comisión permanente de trabajo de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente conocieron el informe del Ministerio de la Agricultura (Minag), en el cual se admitió que aún constituye un reto para el sector lograr “la capacidad de absorción de la ciencia y la tecnología”
Debaten diputados sobre la relación entre ciencia y agricultura.

Consideran los diputados que se deben buscar mecanismos para preservar al profesional capacitado, porque, de lo contrario, se pierde la inversión hecha en su formación. (Foto: radiorebelde.cu).

Por CLAUDIA GONZÁLEZ CORRALES

Diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular debatieron hoy, en el Palacio de Convenciones de esta capital, sobre la vinculación entre ciencia, tecnología, innovación y producción de alimentos como vía para potenciar el desarrollo sostenible del país.

Los miembros de la Comisión permanente de trabajo de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente conocieron el informe del Ministerio de la Agricultura (Minag), en el cual se admitió que aún constituye un reto para el sector lograr “la capacidad de absorción de la ciencia y la tecnología”.

Idaliena Díaz, diputada por el municipio de Guantánamo, agradeció lo acertado de la ponencia, ya que se trata de “un tema vital para nuestro país”.

No obstante, se interesó por saber qué porcentaje de inversiones se ha ejecutado con el fin de que la investigación científica sea aplicada en el sector, y la valoración de la ciencia a la hora de hacer frente al cambio climático.

En respuesta, Julio Andrés Pérez, viceministro primero del Minag, aseveró que las inversiones son crecientes, y se cuenta con un respaldo estatal superior al de otros ministerios.

Miguel Enrique Charbonet, de Caimito, en Artemisa, habló sobre la necesidad de que los resultados de los laboratorios lleguen a los agricultores, ya que no es concebible que “la tecnología y la innovación vayan por un lado, y la producción por otro”.

Tenemos que lograr que la ciencia se revierta en un incremento productivo que satisfaga las necesidades de la población, sentenció.

Andrés Erasmo Ares, diputado por el municipio de San Luis, Pinar del Río, señaló la coherencia del documento y la posición del Minag de estar “abierto al intercambio con otros organismos y a la aplicación de las innovaciones”.

Refirió que se han formado muchos profesionales en las carreras agropecuarias, pero que ha habido gran migración de estos a otros sectores por varios motivos.

Hay que buscar mecanismos para preservar al profesional capacitado, porque, de lo contrario, se pierde la inversión hecha en su formación, aseguró.

Yanet Cáceres, diputada por el municipio de La Habana del Este, acentuó los resultados de su localidad en materia de agricultura urbana y suburbana, los cuales han contribuido a disminuir importaciones, y manifestó que se han dado grandes pasos, pero urge ser valientes y ágiles para avanzar mucho más.

Miguel Limia, por el de Campechuela, Granma, consideró que aunque el informe expone las principales limitaciones de la agricultura, se debió ejemplificar con experiencias locales e individualizadas, “para entender más cómo empujar el desarrollo desde los territorios”.

La diputada por el municipio de Palma Soriano, Santiago de Cuba, Martha del Carmen Mesa, afirmó que en su municipio se configuran los programas académicos de formación en función del avance local, de ahí la necesidad de “hacer un diagnóstico en cada lugar para identificar en cuáles aspectos se avanza y en cuáles no, y conocer determinadas experiencias”.

El Viceministro concluyó que para avanzar lo principal es lograr la integración con otros organismos, pues deviene la única vía de que los conocimientos adquiridos por diversas instituciones del país lleguen a la agricultura.

Añadió que los planes de estudio de las carreras universitarias deben responder a las necesidades del país, y que deben buscarse mecanismos y diversificar la oferta, para que “nuestros productos se inserten en el mercado internacional de manera competitiva”. (ACN).


ACN

 
ACN