5
Publicado el 31 Diciembre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Muestra eficiencia el central Ecuador de Ciego de Ávila

Precisa Idalberto Ferrer Márquez, director de la fábrica, que durante sus primeras jornadas, el colectivo de este ingenio ha molido por encima del ciento por ciento y con estabilidad, al contar con el buen suministro de materia prima y del aporte de todas las fuerzas tributarias en el corte y transportación de la gramínea
Muestra eficiencia el central Ecuador de Ciego de Ávila.

Este colectivo tiene sobre sus hombros dos grandes responsabilidades: moler con eficacia más de 500 mil toneladas de caña para convertirlas en crudo y seguidamente la refinación del producto. (Foto: 3.bp.blogspot.com).

Por JULIO JUAN LEANDRO

Los agroazucareros del central-refinería Ecuador,  de Ciego de Ávila, primeros en poner en marcha su industria y de manera exitosa, dan muestra de la eficiencia ante el llamado hecho por la máxima dirección del país a este sector de la economía.

Durante sus primeras jornadas, el colectivo de este ingenio ha molido por encima del ciento por ciento y con estabilidad, al contar con el buen suministro de materia prima y del aporte de todas las fuerzas tributarias en el corte y transportación de la gramínea, precisó el ingeniero Idalberto  Ferrer Márquez, director de la fábrica.

Agregó que el esfuerzo realizado responde al interés de los trabajadores para superar los obstáculos que originaron el huracán Irma con sus afectaciones a los cañaverales y también a las cubiertas de los cuatro centrales de la provincia.

El comienzo de la zafra 2017-2018 en este territorio sirvió, asimismo, para preparar a los restantes colectivos, tanto a los de la mecanización cañera como a los industriales de los centrales Primero de Enero y  Ciro Redondo, que se incorporarán en la primera quincena de enero y el Enrique Varona lo hará después.

Jorge Luis Oria, jefe de zafra en el municipio de Baraguá, dijo a la ACN que todavía los brix y las purezas del guarapo están por debajo de los parámetros previstos, pero ya empezaron a mejorar de forma progresiva.

Los hombres y mujeres del ingenio Ecuador tienen sobre sus hombros dos grandes responsabilidades: moler con eficacia más de 500 mil toneladas de caña para convertirlas en crudo y seguidamente la refinación del producto, un alimento vital para la economía cubana y la exportación.

La campaña azucarera avileña deberá extenderse por unos 113 días de labor, desde ahora hasta la tercera semana del mes de abril, período óptimo, además, para ahorrar portadores energéticos y reducir los niveles de pol en bagazo.

En la zafra pasada la provincia de Ciego de Ávila produjo 192 mil toneladas del dulce alimento, una de las más altas de los últimos seis años, pero la actual es sumamente compleja por los daños del huracán Irma al encamar el 30 por ciento de la superficie cañera aquí y devastar gran parte de los techos de los cuatro centrales. (ACN).


ACN

 
ACN