0
Publicado el 5 Febrero, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Huracanes

Guantánamo se recupera sin pausas de Matthew e Irma

Los dos huracanes afectaron a 43 mil 822 hogares, y dos mil 778 locales estatales, entre las esferas de comercio, educación y la salud

Foto: Radio Baracoa

Pablo Soroa Fernández

Guantánamo, 4 feb (ACN) El ritmo de recuperación integral, asociado a los daños ocasionados por los huracanes Matthew e Irma, es palpable en esta oriental provincia, donde en lo que va de año se han solucionado 64 derrumbes totales en viviendas y se adaptan locales para los damnificados.

Nancy Acosta Hernández, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular (APPP), dijo hoy a la ACN que la restauración de inmuebles es prioridad de prioridades, entre las muchas que la provincia ha privilegiado, a raíz del aciago paso de esos fenómenos hidrometeorológicos.

Precisó que el territorio se ha resarcido al 88 por ciento de los perjuicios de complejas condiciones meteorológicas, de las cuales ambos ciclones son los principales responsables, pero no los únicos, ya que al primero lo relevaron vaguadas y frentes fríos estacionarios, y los efectos de la tormenta tropical Nicole.

Aclaró que la saturación de los suelos y crecidas fluviales en Baracoa y Maisí, echaron por tierra gran parte de lo reconstruido, incluidos varios acueductos de los más de 150 que en tiempo récord (unos 20 días) se repusieron o mejoraron, luego del cuatro de octubre de 2016, cuando Matthew tocó tierra por Punta de Caleta, Maisí. .

Consideró que la situación actual guarda semejanza con la de aquellas difíciles jornadas ciclónicas, porque en la zona no ha cesado de de llover en lo que va de 2018.

En consecuencia, aseveró, han colapsado techos de inmuebles, algunos de ellos en la comunidad agroforestal de Palma Clara, casi en los límites de Imías y Baracoa, y estuvo incomunicada por breves días el enlace terrestre entre Baracoa y Holguín.

El agua excedió la pasarela construida provisionalmente sobre el Toa, en espera de que concluya el colosal puente que se erige con la ayuda de la República Bolivariana de Venezuela, y que debe inaugurarse antes de abril, añadió.

También hubo dificultades con el tránsito en el vial Yumurí-Jobo Claro (que vincula a Maisí, esquivando a la empinada Loma de La Boruga) y el de Neblina-Cayogüin, una obra ingeniera benefactora de quienes habitan los parajes más intricados de las serranías nororientales, al pie del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, Sitio Patrimonio de la Humanidad.

Recordó Acosta Hernández que los dos huracanes afectaron a 43 mil 822 hogares, y dos mil 778 locales estatales, entre las esferas de comercio, educación y la salud, y sólo queda pendiente, entre las últimas, una de carácter asistencial.

Opinó que recuperar en esas condiciones atmosféricas adversas, 36 mil 283 viviendas (el 83 por ciento del total) constituye una proeza de los contingentes de la Empresa Constructora Integral 6 (Guanco), la empresa del Poder Popular que se encarga de esa labor, y los propios damnificados y sus familiares y vecinos.

La también diputada al Parlamento Cubano explicó que en sus intercambios frecuentes con los vecinos que viven al pie del viaducto La Farola o de la carretera Cajobabo-La Máquina (en Maisí) escucha con frecuencia la siguiente frase: “Nunca hemos visto tantas rastras y camiones cargados con materiales de la construcción, alimentos, tiendas de campaña y ropa, como después que Matthew pasó por aquí”.

Eso corrobora, agregó a manera de colofón, el convencimiento del pueblo guantanamero y del resto del país, de que la política de la Revolución de no dejar desamparado a nadie, ante cualquiera adversidad, es veraz y palpable, y la hacen suya muy pocos países del planeta.


ACN

 
ACN