0
Publicado el 22 Abril, 2018 por Igor Guilarte Fong en Nacionales
 
 

RECUENTO DE LA IX LEGISLATURA

Historia y continuidad

En una sesión memorable del Parlamento fue elegido Miguel Díaz-Canel Bermúdez como presidente de los consejos de Estado y de Ministros. También asumieron sus puestos el primer vicepresidente, los cinco vicepresidentes y los restantes miembros del Consejo de Estado y la presidencia de la Asamblea Nacional. Raúl se refiere a los hecho y a lo que falta por hacer al trazar el rumbo futuro en sus palabras de clausura

 

Compromiso, optimismo y lealtad se fraguaron en este alegórico momento, que trasciende como victoria de la continuidad generacional./Foto: Rabassa

Compromiso, optimismo y lealtad se fraguaron en este alegórico momento, que trasciende como victoria de la continuidad generacional./Foto: Rabassa

Por IGOR GUILARTE FONG

Fotos: GILBERTO RABASSA

La sesión constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en su IX Legislatura estuvo cargada de la solemnidad requerida por ley pero sobre todo de diversas y profundas emociones. Fue una jornada histórica. En un robusto y simbólico abrazo entre los mambises de la Sierra y los de hoy se reafirmó la unidad de generaciones, el compromiso de dar continuidad a un legado independentista único e irreversible.

Con la presencia del primer secretario del Partido, Raúl Castro Ruz, a las nueve de la mañana, inicia puntual el acto de constitución de la ANPP. Es miércoles 18 de abril. Para ello, 604 de los 605 diputados elegidos el pasado 11 de marzo se reúnen por derecho propio, para tomar posesión de sus cargos y elegir a la presidencia de este órgano y al Consejo de Estado. La única ausencia, se aclara oportunamente, responde a razones justificadas.

Tal como corresponde, la sesión es guiada en un primer momento por Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, quien lee la lista con los nombres de todos los diputados y valida sus certificados. Se trata de 322 mujeres y 283 hombres, de los cuales 47.4 por ciento se desempeña como delegado de base, 56.03 por ciento fue elegido por primera vez, 87.6 por ciento nació después del triunfo de la Revolución y cuyo promedio de edad es de 49 años.

En reconocimiento a su meritoria labor al frente de la Asamblea Nacional, Esteban Lazo Hernández, Ana Ma-ría Mari Machado y Miriam Brito Sarroca, fueron ratifi-cados por los diputados./ Foto: Rabassa

En reconocimiento a su meritoria labor al frente de la Asamblea Nacional, Esteban Lazo Hernández, Ana María Mari Machado y Miriam Brito Sarroca, fueron ratificados por los diputados./ Foto: Rabassa

Los representantes de los 168 municipios suscriben, de manera pública y solemne, guardar lealtad a la Patria y a la Constitución, ante el juramento leído por Leidymara de la Caridad Cárdenas Isasi, diputada por el municipio de Jovellanos y la más joven.

Comprobado el quórum, Balseiro Gutiérrez declara oficialmente constituida la Asamblea Nacional del Poder Popular en su IX Legislatura. Las notas del Himno Nacional estremecen la sala plenaria del capitalino Palacio de las Convenciones. Le sigue Gisela Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional, para presentar los proyectos de candidaturas con el propósito de elegir a la presidencia de la ANPP. En su intervención, subraya que se llegó a esa propuesta luego de un arduo proceso de análisis y de consultas a los propios diputados, que se basaron en los méritos, la capacidad, trayectoria y vocación de servicio al pueblo de los seleccionados.

El general de Ejército Raúl Castro fue el primero en ejercer su derecho al voto en la constitución de la IX Legislatura. /Foto: Rabassa

El general de Ejército Raúl Castro fue el primero en ejercer su derecho al voto en la constitución de la IX Legislatura. /Foto: Rabassa

Con la aspiración de tener una Asamblea a la altura de la relevancia política del momento y capacitada para conducir el perfeccionamiento del Poder Popular durante el próximo quinquenio, los diputados ratifican por su buen desempeño y experiencia a Esteban Lazo Hernández como presidente, a Ana María Mari Machado, vicepresidenta, y a Miriam Brito Sarroca, secretaria.

“Esta Asamblea integra una genuina representación de nuestro abnegado y valeroso pueblo […] estamos obligados a servir fielmente en todo momento, a lo que se añade el compromiso contraído por todos nosotros al suscribir el concepto de Revolución que nos legara el compañero Fidel, del que destaco la unidad, que nos ha permitido llegar hasta aquí y es factor estratégico para enfrentar los grandes retos y tareas que tendremos por delante en la labor de cumplir cabalmente los lineamientos y acuerdos derivados del VI y VII Congreso de nuestro Partido”, expresa Lazo tras asumir su escaño.

De conformidad con la Ley Electoral, vuelve al estrado Gisela Duarte para presentar la candidatura de los 31 integrantes del Consejo de Estado. Es uno de los momentos de mayor expectación. Explica las diferentes etapas transcurridas para llegar a esta selección -igualmente fruto de un serio análisis con cada uno de los diputados- que incluye a los candidatos para presidente, primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, secretario y 23 miembros más. “Este proyecto de candidatura está integrado por compañeros que representan a todo el pueblo cubano”, enfatiza.

El recién electo presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, asumió junto al Consejo de Estado “su responsabilidad con la con-vicción de que todos los revolucionarios seremos fie-les a Fidel y a Raúl”. /Rabassa

El recién electo presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, asumió junto al Consejo de Estado “su responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios seremos fieles a Fidel y a Raúl”. /Rabassa

Ratificada la candidatura se pasa a realizar el voto directo y secreto. Raúl es el primero en salir a votar. Le siguen los demás diputados. Se decreta el receso de la sesión hasta la mañana siguiente.

Puños en alto

El jueves 19 de abril, día memorable para los cubanos por cumplirse el aniversario 57 de la trascendental victoria en Playa Girón frente a la invasión mercenaria, se reinicia la sesión constitutiva. Dar a conocer los resultados de la votación es el primer paso.

El Consejo de Estado queda conformado por diputados que se desempeñan en diferentes instancias de dirección, desde la base hasta los más altos niveles; en su composición destacan 15 mujeres, más del 40 por ciento son negros y mestizos, 11 integrantes son de nueva incorporación y el promedio de edad es de 54 años; más de 70 por ciento nació después del primero de enero de 1959.

Los diputados al Parlamento deciden en nombre del pueblo que los eligió. /Rabassa

Los diputados al Parlamento deciden en nombre del pueblo que los eligió. /Rabassa

Del total de 604 electores, 602 votan por todos; dos lo hacen de forma selectiva. Con un respaldo de 99.83 por ciento, del total de boletas válidas emitidas, Miguel Díaz-Canel Bermúdez resulta electo presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba.

El compañero Salvador Valdés Mesa, de 72 años y quien venía desempeñándose como vicepresidente del Consejo de Estado, resulta electo para primer vicepresidente; así como los vicepresidentes Ramiro Valdés Menéndez, Roberto Morales Ojeda, Gladys Bejerano Portela, Inés María Chapman Waugh y Beatriz Johnson Urrutia. Mientras, Homero Acosta Álvarez es ratificado en su cargo de secretario. Completan el órgano otros 23 miembros.

-“Esta Asamblea integra una genuina representación de nuestro abnegado y valeroso pueblo”, afirmó Este-ban Lazo, al asumir la presidencia.

-“Esta Asamblea integra una genuina representación de nuestro abnegado y valeroso pueblo”, afirmó Esteban Lazo, al asumir la presidencia.

Se escucha un toque de atención y la bandera de la estrella solitaria ingresa en el salón. La llevan en pase de revista tres soldados. Al compás de las notas del Himno Invasor la enseña recorre el pasillo central y transita la tribuna. Los diputados la saludan de pie.

Posteriormente, Lazo invita a Raúl a subir a la presidencia. Un aplauso interminable acompaña el ascenso del diputado más votado por la población. De igual forma, a petición del presidente de la Asamblea, se incorpora Díaz-Canel. En un abrazo se funden historia y continuidad de la Revolución. El fundador del Segundo Frente toma del brazo al relevo, le alza el puño en señal de victoria. Otra cerrada ovación envuelve a ambos. Innumerables flashazos de cámaras fotográficas dan cuenta de los afanes por perpetuar el instante.

Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Na-cional, al dar a conocer los resultados de la elección del Consejo de Estado, informó que de las 604 boletas emitidas, 602 votaron por todos los candidatos, mien-tras dos lo hicieron de forma selectiva.

Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, al dar a conocer los resultados de la elección del Consejo de Estado, informó que de las 604 boletas emitidas, 602 votaron por todos los candidatos, mien-tras dos lo hicieron de forma selectiva.

“Diputado Miguel Díaz-Canel Bermúdez, desde este momento usted es el nuevo presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, lo invito a ocupar su puesto en la presidencia”, indica Esteban Lazo con voz firme. Comienza una nueva era.

Dos testamentos

Díaz-Canel ya investido como presidente de los consejos de Estado y de Ministros, toma la palabra. Agradece la confianza depositada en él y propone a la Asamblea posponer hasta la próxima sesión –prevista para julio– la conformación del nuevo Consejo de Ministros. Además, nomina a Valdés Mesa como vicepresidente del Consejo de Ministros, en aras de mantener la unidad. Los diputados aprueban ambas proposiciones por unanimidad.

“Vengo a hablar en nombre de todos los cubanos y las cubanas que se sienten orgullosos de su nación, con la conciencia de que no estamos inaugurando una legislatura más”. Comienza así un discurso cargado de respeto y afecto hacia Fidel, Raúl, y otros héroes vivos de esa generación histórica que con su consagración y humildad han guiado al pueblo durante sesenta años; y aún siguen presentes, en estas horas de desafíos. Y apunta que hasta nuestros muertos nos seguirán acompañando.

Manifiesta el gran honor que representa dar continuidad a ese legado y la emoción de cumplir con el mandato popular. En ese sentido hace un llamado a la unidad y afirma enérgicamente que la Revolución no cambiará el rumbo, sino que seguirá vestida de verde olivo para enfrentar las batallas venideras.

Raúl fue el primero en verificar la certificación de su elección como diputado./ Foto: Rabassa

Raúl fue el primero en verificar la certificación de su elección como diputado./ Foto: Rabassa

Por su parte, el general de ejército Raúl Castro Ruz –quien culminó su eficaz gestión al frente del Estado– pronuncia un discurso en el que repasa los principales temas de interés nacional e internacional relacionados con Cuba. En tono crítico y autocrítico –como ha sido su característica– se refiere a lo hecho y a lo que falta por hacer. Deja señales para las jóvenes generaciones, en especial para los cuadros en formación, que muestran el camino hacia el futuro. Es la voz del padre sabio que educa a sus hijos.

“Seré un soldado más, junto al pueblo, para defender esta Revolución”, sostiene Raúl. De seguro los cubanos de hoy y del mañana deberán leer una y otra vez este discurso. No solo porque es hermoso, emotivo, contundente, enérgico… sino porque constituye un verdadero alegato, para muchos un testamento político del otro líder histórico e indiscutible de la Revolución Cubana.

 

Discurso de Díaz-Canel

Disruso de Raúl

 

 

 

 

**


Igor Guilarte Fong

 
Igor Guilarte Fong