0
Publicado el 28 Abril, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Incorporan fuerza joven a la recuperación de zonas cafetaleras

Ubicadas en Vega Grande, Puriales, Tres Palmas y en la otrora Facultad Universitaria de Montaña –todas en el municipio de Trinidad- y en El Charcón, en Fomento, las instalaciones albergan ya a unos 150 jóvenes que laboran en la preparación de tierra para, en el mes de junio, comenzar la siembra de 100 hectáreas de café arábico, el de calidad exportable
Incorporan fuerza joven a la recuperación de zonas cafetaleras.

A lograr resultados como estos aspiran en las zonas en proceso de recuperación en el municipio de Trinidad, en la región central de Cuba. (Foto: cubadefensa.cu).

Por YAINERYS ÁVILA SANTOS

La apertura de cinco campamentos del Ejército Juvenil del Trabajo en las zonas montañosas de la provincia de Sancti Spíritus con suelos óptimos para el cultivo del café, representa una inyección para materializar el programa de desarrollo del grano en el centro de Cuba.

Ubicadas en Vega Grande, Puriales, Tres Palmas y en la otrora Facultad Universitaria de Montaña –todas en el municipio de Trinidad- y en El Charcón, en Fomento, las instalaciones albergan ya a unos 150 jóvenes que laboran en la preparación de tierra para, en el mes de junio, comenzar la siembra de 100 hectáreas de café arábico, el de calidad exportable.

Leosvaldo Cruz Duardo, especialista del cultivo en la Delegación Provincial de la Agricultura, refirió a la ACN la importancia de estos centros situados en las tierras más idóneas para la aromática planta, pero que dada la escasez de fuerza de trabajo en esos parajes del Plan Turquino durante más de una década permanecieron improductivas.

De acuerdo con Cruz Duardo, actualmente se avanza en la chapea y limpieza de las áreas y en la regulación de las sombras.

Aaclaró que la intención es que, con estos campamentos y con el paulatino incremento de la fuerza juvenil, en los próximos cinco años se alcancen las 500 hectáreas.

Precisó que la campaña cafetalera en Sancti Spíritus prevé este año 220 hectáreas –cifra en la que se incluyen las 100 hectáreas de estas instalaciones-, pero insistió en que el reto está en buscar mayores rendimientos en las parcelas que ya están plantadas, y para ello el productor tiene que alcanzar la población requerida y aplicarles a tiempo todo lo que demanda el grano.

Al referirse a la recuperación de los daños causados por el huracán Irma, sobre todo en las áreas fomentenses, el especialista destacó el esfuerzo desplegado en las plantaciones, y argumentó que gracias al ritmo de trabajo mantenido y a la entrada de motosierras, la provincia pudiera concretar el rescate de sus zonas dañadas en los próximos tres años. (ACN).


ACN

 
ACN