2
Publicado el 10 Mayo, 2018 por Irene Izquierdo en Nacionales
 
 

¡El mejor regalo de cumpleaños! Digitalizadas las ediciones de la revista Bohemia (+ discurso)

Vìctor Gaute López, integrante del Secretariado del Partido Comunista de Cuba, presidió el acto, que concluyó Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura
Digitalizadas casi todas las ediciones de la revista BOHEMIA.

Víctor Gaute López, miembro del Secretariado del Partido Comunista de Cuba, entregó el diploma de reconocimiento por los 110 años de BOHEMIA, a su director, José R. Fernández Vega.

Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: YASSET LLERENA ALFONSO

La casi totalidad de las ediciones de la revista BOHEMIA, desde su fundación está digitalizada y el fruto de la labor por ese empeño fue entregado a la dirección de ese órgano de prensa, en ceremonia político-cultural, que tuvo lugar esta mañana en el Memorial José Martí, por los 110 años de la publicación, que clasifica como la revista informativa más antigua de Iberoamérica.

Al acto, que estuvo presidido por Víctor Gaute López, integrante del Secretariodo del Partido Comunista de Cuba, asistieron también Joel Suárez Pellé, jefe del Departamento Ideológico del Comité Cantral del Partido, y Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura; directivos de la Unión de Periodistas de Cuba y de los diferentes órganos nacionales de prensa.

Digitalizadas casi todas las ediciones de la revista BOHEMIA.

Esta colección reúne las condiciones para ser nominada como Memoria del Mundo a nivel Regional.

René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba, precisió que la revista y el diario Noticias de Hoy, son las dos publicaciones periódicas más consultadas por investigadores cubanos y extranjeros que visitan esa institución.

Luego de describir toda la labor realizada por las entidades participantes, dijo que en total fueron trabajados 4 mil 820 números, desde el 7 de mayo de 1910, hasta el 27 de diciembre de 2013, con un total de 316 mil 291 imágenes. Quedan por procesar 16 números: cinco de 1926, uno de 1933, uno de 1934; cuatro de 1936, dos de 1972 y tres de 1976.

Esta colección, agregó, reúne las condiciones para ser nominada como Memoria del Mundo a nivel Regional, propuesta en cuya fundamentación deben trabajar.

Como parte de la celebración, confirieron a BOHEMIA diplomas de reconocimiento, por su destacada labor, el Comité Central del Partido Comunista de Cuba y la Upec.

Al intervenir en nombre del colectivo, José Reynaldo Fernández Vega, director de la publicación, destacó que BOHEMIA se siente tan íntima para quienes trabajan en ella, “casi la personificamos”. Habló de su historia y de cómo siempre se ha vinculado a la historia de la Nación, a la cubanía de su pueblo.

Digitalizadas casi todas las ediciones de la revista BOHEMIA.

La ceremonia político-cultural se desarrolló en el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución.

Resaltó el surgimiento de su sección En Cuba, “que sentara pautas en el buen hacer del periodismo cubano, también en el combate y la denuncia de los desmanes de aquellos gobiernos. Ella nos lega nombres como los de Enrique de la Osa, Carlos Lechuga, Fulvio Fuentes, Mario García del Cueto, Jacinto Torras y Juan David”, entre otros muchos.

En enero de 1959 –precisa-, en su plena madurez, BOHEMIA “recibe una tarea del Comandante en Jefe, desde los primeros días del triunfo, cuando aún no ha llegado siquiera a La Habana. Le escribe Fidel: “A la revista BOHEMIA mi primer saludo después de la victoria porque fue nuestro más firme baluarte. Espero que nos ayude en la paz como nos ayudó en estos largos años de lucha, porque ahora comienza nuestra tarea más difícil y dura”.

También habló del andar de la publicación junto a cada momento de estos 60 años de arduo trabajo por construir el socialismo, realizando un periodismo serio y comprometido, eficaz y eficiente, como nos convocan Raúl, el Partido y nuestro pueblo lector. Esa ha sido su historia.

“Hoy tenemos el compromiso con Fidel cuando nos exhortó a estar junto a él en tiempos por venir, de batallas más difíciles y complejas”, concluyó.

Al pronunciar las palabras centrales, Abel Prieto Jiménez, resaltó los valores de una publicación, que ha estado siempre en la preferencia del pueblo cubano, y que lo ha acompañado en momentos trascendentales.

Refirió la larga lista de intelectuales cubanos que han contribuido a prestigiarla, entre ellos Armando Hart Dávalos y Fidel Castro Ruz.

Precisó como un detonante en su auge al año 1952, tras el golpe de estado de Fulgencio Batista.

Y luego del triunfo revolucionario se ha mantenido acompañándolo hasta hoy, cuando en medio del auge que cobran las nuevas tecnologías, el combate mediático resulta más fuerte, y es preciso asumir el reto que los nuevos tiempos imponen.

CON ESA  ACUMULACIÓN TAN IMPRESIONANTE DE MEMORIA HISTÓRICA, BOHEMIA ES UN VALIOSÍSIMO NÚCLEO DE RESISTENCIA ANTIMPERIALISTA Y ANTIFASCISTA

Palabras de Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura en la ceremonia político-cultural por el 110 aniversario de BOHEMIA, efectuada en el Memorial José Martí, el 10 de mayo de 2018

Digitalizadas casi todas las ediciones de la revista BOHEMIA.

Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura, reconoció la labor que a lo largo de su historia ha desempeñado la centenaria publicación.

Compañeros Víctor, Joel, Pepito, trabajadores de Bohemia, compañeras y compañeros:

Celebramos hoy un raro acontecimiento en el campo del periodismo nacional e internacional: el cumpleaños 110 de una revista. No sé si habrá en el mundo alguna otra revista más longeva que Bohemia, o tan longeva como ella; pero, sin duda, se trata de un récord notabilísimo.

Bohemia, como todos sabemos, ha marcado a lo largo de su historia a varias generaciones de cubanos y en una época, incluso, fue buscada y leída ávidamente en muchos países de América Latina.

Nació como una publicación apolítica, familiar, entretenida, cultural. Claro, entendiendo la cultura como un adorno. De acuerdo con uno de sus editoriales de la primera etapa, Bohemia se había propuesto ser, no sin cierta ingenuidad, “una enciclopedia imprescindible en toda casa en que sus habitantes se precien de cultos y amantes del saber”. Pero la Historia con mayúsculas la fue empujando hacia un compromiso mayor con su tiempo. Fue antimachadista; fue, hasta donde se lo permitieron las circunstancias, antibatistiana; fue seguidora de Chibás y de su lucha contra la corrupción, y también, en un contexto pro yanqui y maccarthista, fue anticomunista. Sirvió de plataforma a Fidel, desde la prisión, desde el exilio en México, desde la Sierra.

En estos 110 años de vida ha habido varios momentos importantes en la historia de Bohemia:

-El cambio de dueño, en 1926, cuando ante la crisis, Miguel Ángel Quevedo Lastra, el hijo del propietario fundador, se encargó de dirigirla y, sin renunciar a la difusión de la cultura, se introdujo de lleno en la actualidad política nacional. Se hicieron frecuentes los editoriales que criticaban fuertemente a la tiranía machadista (por lo que fue censurada y en ocasiones clausurada) y llegó a publicar una carta abierta al dictador, el 6 de agosto de 1933, en la que se le demandaba que saliera del poder.

(Para Hart, este cambio de perfil editorial, “no era solamente un requerimiento comercial o empresarial… Actuaron también un conjunto de influencias que comenzaban a recorrer el mundo y particularmente a la sociedad cubana, a partir de la segunda década del pasado siglo, donde una nueva generación saltó definitivamente a la escena política, intelectual y revolucionaria, constituyéndose en la alternativa ideológica y política contraria a la llamada república de generales y doctores, que Carlos Loveira había descrito magistralmente en su obra y en medio de la cual transcurrieron los años de frustración independentista.” Esta cita es del discurso que pronunció Hart hace 10 años, en el centenario de la revista.)

-Durante el gobierno reaccionario Batista-Caffery-Mendieta, Bohemia dio espacio nada menos que a Antonio Guiteras y a su artículo “Septembrismo”, luego del colapso del régimen de Machado y del derrocamiento del Gobierno de los 100 Días.

Bohemia apoyó a la acosada república española frente al franquismo y a la intervención nazi. Tomó partido más tarde contra el eje fascista durante la Segunda Guerra Mundial. Esta vocación progresista le permitió tener colaboradores como Pablo de la Torriente Brau, Marinello, Roa, Guillén y Juan Bosch, entre muchos otros. Y en ella colaboraron también intelectuales de derecha con una obra que no debe desconocerse, como Ichaso y Portel Vilá, además del imprescindible Jorge Mañach.

-Según los estudiosos de la revista, otro momento significativo giró en torno a la Constitución del 40. Bohemia sirvió de vocero a los ideales progresistas y liberales sintetizados en aquella Carta Magna siempre incumplida.

-El 30 de junio de 1944 el periodista Guido García Inclán inició desde la revista una campaña para dotar a José Martí de una tumba digna en la necrópolis de Santa Ifigenia. Con su presión constante, logró un apoyo de 100 mil pesos del Congreso.

Bohemia llegó a ser una especie de portavoz de la ortodoxia y apoyó resueltamente a Eduardo Chibás en su combate contra la corrupción. Condenó la explotación de los campesinos asfixiados por los latifundistas y la politiquería gansteril. Paradójicamente, junto a estas posiciones encomiables, los estudiosos señalan que se dedicó a exaltar el modo de vida yanqui y a repetir la agenda antisoviética y anticomunista contra el modelo que se alzaba tras “la cortina de hierro”. Hubo, pues, luces y sombras en el itinerario de la revista; aunque, sin ninguna duda, predominó el ejercicio de un periodismo de alta calidad, ético y martiano.

-Para Hart, “es a partir del 10 de marzo en que puede afirmarse que comienza para Bohemia una etapa crucial y ella se desarrolla en medio de la lucha política, cívica y revolucionaria desatada en el país… En este sentido, debe destacarse el papel que, dentro de la revista, jugó la sección En Cuba, creada por Enrique de la Osa y Carlos Lechuga en 1943 y que devino tribuna y lugar de denuncia contra la dictadura batistiana y de divulgación de la incesante actividad revolucionaria. En los momentos en que la dictadura no implantaba formalmente la censura de prensa, la sección En Cuba se convertía en un verdadero prontuario de la lucha política e insurreccional de toda la isla…”

-Fidel denunció en Bohemia en febrero de 1953 el asalto de la policía al taller del escultor Fidalgo Desde el Presidio Modelo, publicó su posición ante la amnistía a los presos políticos que proyectaba la tiranía (marzo de 1955). También su réplica “Mientes Chaviano”, ante la versión del batistato sobre los sucesos del Moncada (mayo de 1955), y otros textos como “Frente a todos” (enero de 1956) y “Carta sobre Trujillo” (septiembre de 1956). En México, Fidel redacta los manifiestos № 1 y № 2 del Movimiento 26 de Julio que también se recogen en Bohemia. Además, declaraciones de Fidel desde la Sierra Maestra son reproducidas por la revista.

-En 1959, al triunfar la Revolución, Bohemia publicó tres números antológicos, las célebres Ediciones de la Libertad, que llegaron a alcanzar, cada uno, un millón de ejemplares. Recuerdo el impacto que causaron en mi generación, entre los que todavía éramos niños, las fotos y reportajes de esas ediciones. Fotos de los instrumentos de tortura, de los cuerpos de jóvenes asesinados, los rostros de los propios genocidas.

-En julio de 1960 el director de Bohemia decidió emigrar. A partir de ese instante la revista fue intervenida por sus propios trabajadores y se nombró director a Enrique de la Osa. Hay una anécdota (no pude localizar la fuente) que cuenta que Fidel habló con Enrique de la Osa por teléfono cuando se enteró de la salida del país de Quevedo. “Bohemia no puede cerrar”, le dijo.

Y no se cerró. Y se inauguró una segunda época para Bohemia.

Dora Alonso y Luis Báez, una gran escritora y un periodista muy relevante, fueron enviados a Girón por la revista en el momento de la invasión mercenaria. Ellos prepararon memorables reportajes de aquella gesta.

Bohemia sirvió de plataforma para convocar a colectas en apoyo a la Reforma Agraria y a la defensa, para la compra de armas y aviones. Publicó el suplemento Lecciones para todos, con material bibliográfico destinado a profesores y alumnos durante la Campaña de Alfabetización. En la sección Lo que Cuba lee aparecían reseñas y críticas sobre libros. Es decir, que Bohemia participó activamente en la gran revolución educacional y cultural que se llevó adelante en el país. Y hoy sigue haciéndolo.

Sus trabajadores cumplieron el mandato que le dio Fidel a Enrique de la Osa en 1960, “Bohemia no puede cerrar”, y no ha cerrado ni en los peores momentos del período especial.

Hart, en el discurso ya citado, recuerda que el centenario de Bohemia coincide con “el 63 aniversario de la victoria sobre el fascismo, una fecha que la humanidad no puede olvidar… Hoy, renovada con fuerza la amenaza de un fascismo de nuevo tipo, y en nuevas condiciones históricas, encabezado por el imperialismo norteamericano, que representa las corrientes más reaccionarias y voraces del capitalismo internacional, en su forma globalizada, al que cínicamente llaman neoliberal, la revista Bohemia puede desarrollar un papel de extraordinaria significación en el combate renovado contra ese fascismo de nuevo tipo”.

Esta coincidencia subrayada por Hart tiene hoy más vigencia que nunca en estos tiempos de barbarie imperial. El fascismo de nuestros días ha llevado la manipulación de las conciencias hasta niveles jamás sospechados, y es por eso que el periodismo de la emancipación desempeña un papel de máxima importancia.

Sin ninguna duda, el periodismo creativo y revolucionario que representa Bohemia, con esa acumulación tan impresionante de memoria histórica, es un valiosísimo núcleo de resistencia antimperialista y antifascista.

Hoy la batalla se da en torno al presente, al futuro y al pasado de Cuba. Quieren sembrar la incertidumbre, el desaliento, en torno a lo que somos hoy y a lo que seremos mañana. Y, al propio tiempo, pretenden vendernos una imagen burdamente idealizada de la república neocolonial y del propio Batista, para tratar de engañar sobre todo a los más jóvenes. Frente a esos empeños, la crónica viva, intensa, que recoge las páginas de Bohemia en sus 110 años de existencia, es un arma que tenemos que mover a través de todas las vías posibles, a través de las nuevas tecnologías, a través de las redes sociales.

El pasado 19 de abril, en la Asamblea Nacional, Raúl se refirió a cómo el imperialismo norteamericano “utiliza sus transnacionales y plataformas tecnológicas para imponer un pensamiento único, manipular la conducta humana, invadir nuestras culturas, borrar la memoria histórica y la identidad nacional, así como controlar y corromper sistemas políticos y electorales”. Y ese mismo día 19 Díaz-Canel advirtió que “en la era de las comunicaciones nuestros adversarios han sido hábiles para mentir, tergiversar y silenciar la obra revolucionaria…”. Ante eso, “debemos aprender a emplear más y mejor las posibilidades de la tecnología para inundar de verdades los infinitos espacios del planeta Internet, donde hoy reina la mentira”.

En el enfrentamiento al pensamiento único, a la mentira, a las manipulaciones, la Bohemia revolucionaria cuenta con recursos inapreciables para defender a Cuba y a todas las causas justas del mundo.

Felicitaciones a Pepe, a quien abracé con mucha alegría hace poco por haber recibido el Machete de M. Gómez que otorga el MINFAR.

Felicitaciones a todo su equipo, a todos los trabajadores de Bohemia.

Muchas gracias.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo