Revista cubana de actualidad general fundada en 1908

La Habana 20 de Julio de 2018

 
 
Random Article

 
Lo último
 

 
0
Publicado el 18 Junio, 2018 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Cienfuegos limpia su bahía

Se aprecian afectaciones en algunas zonas como los manglares más cercanos a la industria, donde el hidrocarburo se ha impregnado en las raíces, pero estas no pasan de apreciaciones preliminares. Por lo pronto,  no hay evidencias de peces muertos ni reportes de aves dañadas por las aguas oleosas que todavía «empañan» algunas zonas del espejo de agua
Limpieza de la Bahía de Cienfuegos tras el derrame de petróleo/ JR

(Foto: Juventud Rebelde)

Más de 700 metros cúbicos de hidrocarburos se han recuperado en la bahía de Cienfuegos desde el pasado 28 de mayo.

En las dos semanas que siguieron al derrame de unos 13 mil metros cúbicos de aguas oleosas desde las piscinas de tratamiento de residuales, ocurrido al amanecer del 28 de mayo en la Refinería de Petróleo, como consecuencia de la tormenta extratropical Alberto, se inició la recuperación del hidrocarburo, que es aprovechado en la industria.

Tras concluir los trabajos en el muelle de grandes pesos de la Refinería de Petróleo, obreros y equipos, convocados por la Unión Cuba Petróleo (CUPET), se trasladaron hacia Calicito, Cayo Carenas y el Caletón de Don Bruno, además del Castillo, para continuar la colecta del petróleo.

Unos 60 trabajadores de la planta, trabajan ininterrumpidamente en la recogida de la flor de agua impregnada en residuales, en áreas aledañas al perímetro costero de la planta.

Hasta allí han llegado refuerzos de 17 empresas del Ministerio de Energía y Minas, de las regiones occidental y oriental (400 hombres), que unidos a las fuerzas del territorio, se ubican en las cinco zonas más dañadas en este extremo, cercano a la desembocadura del río Damují.

“Hasta ahora hemos recogido 543 metros cúbicos de maleza contaminada. Hemos avanzado mil 770 metros por la costa, pero aún falta para llegar al río Damují , en cuyas cercanías la marea ha retenido gran cantidad de flor de agua”, declaró Irenaldo Pérez Cardoso, gerente de Servicios de Ingeniería de la Refinería.

“Del Ministerio de Energía y Minas tenemos trabajadores, de la Empresa de Mantenimiento a Centrales Eléctricas, la ESTEC, el CNCI, Cementos, y de otras entidades del níquel en Holguín, y la Geominera, en Pinar del Río”, agregó quien ha dirigido las operaciones de saneamiento de la bahía en los últimos 16 días.

Cienguegos limpia su bahía tras el derrame de aguas oleginosas/ 5 de septiembre

(Foto: 5 de septiembre)

“Tenemos la intención de terminar de recoger toda la flor de agua que queda en el litoral sur de la Refinería, pero se trata de más de mil metros de costa, muy difícil por el peso que adquieren esas planta que absorbieron hidrocarburo, y un trabajo que se realiza introducidos casi íntegramente en el agua.

“Ese es el trabajo más grueso. Después vendrá el más fino, que es la limpieza con productos biodegradables, que podría tomarnos otros quince días aproximadamente, una labor más detallada”, enfatizó Pérez Cardoso.

“Hemos recogido 717 metros cúbicos de aguas oleosas en la costa, y en el perímetro de las piscinas ya se han removido unos 4 mil metros cúbicos de tierra, como método para remediar el impacto, agregó el experto.

Son parte de los trabajos de saneamiento de la rada cienfueguera, que según estimara preliminarmente Juan Torres Naranjo, director general de CUPET, serán de aproximadamente un millón de dólares.

Hasta ahora solo no se reporta la presencia de hidrocarburo en el área protegida de refugio Laguna de Guanaroca.

Se aprecian afectaciones en algunas zonas como los manglares más cercanos a la industria, donde el hidrocarburo se ha impregnado en las raíces, pero estas no pasan de apreciaciones preliminares. Por lo pronto,  no hay evidencias de peces muertos ni reportes de aves dañadas por las aguas oleosas que todavía «empañan» algunas zonas del espejo de agua.

Que las labores de higienización se desarrollen a la par de las de control del vertimiento, ha contribuido a reducir considerablemente la mancha que la corriente del Damují esparció por una buena parte de la bahía en delgadas películas de menos de un milímetro de espesor, aseguró Santana Núñez.

También ha sido vital el aporte del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC), los trabajadores de la refinería y los vecinos del lugar, quienes desde los primeros momentos protagonizan las acciones de recuperación.

En el resto de la bahía, de una u otra forma, se aprecian las huellas dejadas por el derrame en muelles, muros, raíces de mangle, desechos sólidos y vegetación propia de las orillas de la rada.

Ahora, mientras los cerca de 3 000 metros de barreras flotantes desplegadas desde las primeras horas del incidente estrechan el cerco al hidrocarburo atrayéndolo hacia zonas donde se extrae por sofisticados equipos para su reutilización en la industria, un grupo de especialistas se encarga de la limpieza y disolución de las partículas contaminantes que puedan quedar o hayan escapado al fondo de la bahía impregnadas en algún desecho u objeto no flotante.

El Simplegreen es uno de los productos utilizados que más conoce la población cubana, luego de que un reportaje televisivo explicara los beneficios de su uso en la limpieza del casco de las embarcaciones que se encontraban en la bahía al momento del incidente; pero no es el único.

Un equipo de especialistas del Instituto de Ciencias del Mar (Icimar) tiene previsto llegar a la sureña provincia con otros productos de factura nacional y probados resultados en estas labores.

Experiencia para aprender

Cienfuegos limpia su bahía tras el derrame de aguas oleaginosas de la refinería/ 5 de septiembre

(Foto: 5 de septiembre)

Sin referentes en la historia de las refinerías en el país, de acuerdo con el Viceministro del Citma, José Fidel Santana Núñez, el hecho acontecido el pasado 28 de mayo servirá de ejemplo para modificar las medidas de seguridad y los planes de enfrentamiento a desastres naturales en este centro y el resto de los de su tipo en el país. Incluso, señaló, también en otras instituciones que no tengan nada que ver con el sector.

«La intensidad de los fenómenos meteorológicos que han afectado al país en los últimos tiempos —ciclones tropicales, sequías extremas y precipitaciones intensas, así como la amenaza de sismo de gran intensidad— nos alertan cada día de la necesidad de prepararnos para la incidencia de desastres naturales de todo tipo, de manera aislada, continua e incluso simultánea.

«De ahí la urgencia de fortalecer las capacidades de respuesta de la población cubana en general ante su proximidad, pero más que eso, de prepararnos desde tiempos de calma y avanzar todo lo posible en el reconocimiento de nuestro entorno. Solo así podremos prever posibles afectaciones y actuar en consecuencia en el menor tiempo posible», refirió.

Todo apunta a que en pocos meses la bahía recuperará su esplendor de antaño y el bien merecido sobrenombre de la «más limpia de Cuba».

(Tomado de 5 de Septiembre y Juventud Rebelde)


Redacción Digital

 
Redacción Digital


0 Comentarios





Reglas de uso: No ofender, difamar, discriminar ni usar frases vulgares o palabras obscenas. Mostrar respeto a los criterios de los demás en sus comentarios. Ser breve en sus opiniones. Bohemia se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.