14
Publicado el 9 Junio, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Preparan sus ingenios los azucareros de Ciego de Ávila

Los embates del huracán Irma, que devastó más de 30 mil toneladas de caña; la baja calidad de sólidos solubles y de sacarosa en los jugos de la gramínea por el exceso de humedad, y las paralizaciones por roturas, fueron los principales obstáculos, y aunque la producción de crudo llegó a más de 107 mil toneladas, fue inferior a lo esperado
Preparan sus ingenios los azucareros de Ciego de Ávila.

Actualmente los trabajadores preservan los diversos equipos y máquinas, a la vez que se ha programado otra gran siembra de caña para la etapa junio-octubre. (Foto: bohemia.cu).

Por JULIO JUAN LEANDRO

Después de una zafra azucarera con muchos inconvenientes  en la cosecha y la molienda, los trabajadores de este sector en la provincia de Ciego de Ávila acometen una nueva batalla: la preparación de sus cuatro centrales para la venidera campaña.

El azote del huracán Irma con más de 30 mil toneladas de caña devastadas, la baja calidad de sólidos solubles y de sacarosa en los jugos de la gramínea por el exceso de humedad y las paralizaciones por roturas, fueron los principales obstáculos, aunque la producción de crudo llegó a más de 107 mil toneladas, pero resultó inferior a lo esperado.

Los miembros de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores en la provincia, en la recién concluida zafra realizaron más de mil 200 adaptaciones y modificaciones, con las cuales garantizaron la continuidad de la producción del dulce alimento, destacó Madelín Díaz Montalvo, secretaria general del sindicato azucarero.

Tras cinco meses y medio de esfuerzos, los industriales avileños terminaron sus faenas en los primeros días de mayo, pero la prosiguieron con la premisa anticipada de alistar con eficacia la maquinaria al unísono de la limpieza del engranaje técnico.

Ávidos de volver a estar entre los mejores de Cuba y enfrascados en el fregado interior y exterior de la fábrica, como lo hicieron en seis contiendas al hilo, comenzaron a aplicar los que ellos conocen como la Norma Técnica 52 del Grupo Empresarial Azcuba, que sirve de guía cada año para las reparaciones con el asesoramiento de especialistas del sector.

Las fuerzas responsabilizadas con la tarea tienen aproximadamente seis meses de labor para realizar los trabajos de alistamiento, manifestó a la Agencia Cubana de Noticias el ingeniero Eduardo Larroza Vázquez, director general de la Empresa Azucarera Ciego de Ávila.

A fin de alcanzar la calidad requerida y aprovechar el ciento por ciento las piezas de repuesto con innovaciones y soluciones técnicas en los arreglos de los equipos por áreas, cada colectivo evalúa el engranaje tecnológico para contrarrestar las dificultades presentadas en los ingenios Ecuador, Ciro Redondo, Primero de Enero y Enrique Varona González, que por falta de materia prima y exceso de humedad no pudieron vencer sus planes.

Actualmente se preservan, asimismo, las combinadas cañeras, camiones, tractores, centros de acopios y otros equipos muy necesarios para la venidera cosecha de la dulce materia prima, en tanto se prepara otra gran siembra de caña para la temporada junio-octubre, subrayó Larroza Vázquez.

En las últimas zafras Ciego de Ávila alcanzó aportes promedios de más de 80 mil megawatt-hora al Sistema Electroenergético Nacional, pero en la pasada no pudo mantener esos niveles por la compleja cosecha con demasiada humedad en los tallos de la caña. (ACN).


ACN

 
ACN