0
Publicado el 5 Julio, 2018 por Lilian Knight Álvarez en Nacionales
 
 

Administración pública en función del desarrollo local

En el contexto del XI Congreso de Gestión Empresarial y Administración Pública, celebrado entre el 3 y el 6 de julio, la doctora Noris Tamayo ofreció declaraciones a BOHEMIA sobre los retos de la Administración Pública en el país
Noris Tamayo, directora del Centro de Estudios de Administración Pública/ Foto Lilian

(Foto: Lilian Knight Álvarez)

Por: LILIAN KNIGHT ÁLVAREZ

Entre los docentes participantes en el XI Congreso de Administración Pública y Gestión Empresarial, se encuentra la directora del Centro de Estudios de Administración Pública de la Universidad de La Habana, doctora en Ciencias Jurídicas Noris Tamayo Pineda, quien coordina el curso pre-congreso sobre los retos de la administración local y la comisión de gestión pública.

Sobre algunos temas a tratar en el evento, las contribuciones que pueden hacerse, así como el papel de los servicios administrativos, dialogamos con Noris Tamayo.

Dra. Tamayo: Nuestro Centro tiene como encargos principales el estudio de la administración pública y la formación y capacitación de su funcionariado. De modo que este evento es un espacio ideal para mostrar nuestros resultados investigativos y formativos.

Este congreso tiene una gran pertinencia porque al calor de las transformaciones de nuestro modelo económico-social, la administración pública también debe actualizarse y perfeccionarse, en pos de garantizar una sociedad próspera, sustentable, democrática e independiente.

Y ese es el principal desafío que enfrentamos hoy. Que debemos solventar dándole una preponderancia a la autonomía local, a partir de la independencia en la gestión de los municipios, acompañada de un perfeccionamiento en lo normativo, lo económico, en lo financiero y lo político.

No se puede hablar de una administración pública eficaz si no se satisfacen intereses y necesidades de la población. Y eso estaremos abordando en el evento, cómo ponernos en función de los ciudadanos.

-Herramientas fundamentales para un buen trabajo administrativo son la comunicación y la información, ¿cómo promueven el empleo de estos mecanismos?

Dra. Tamayo: La comunicación y la información son componentes transversales a toda la actividad administrativa pública, que adquieren una especial dimensión.

Propician en primer lugar la participación ciudadana en la toma de decisiones, en segundo lugar  la retroalimentación en torno a las satisfacciones e insatisfacciones del pueblo y en tercer lugar la confianza de los habitantes en sus directivos locales, al generar transparencia y rendiciones de cuentas sobre su funcionamiento.

El proceso de informatización de la sociedad, debe acompañar y facilitar estos procesos con la creación del Portal del Ciudadano, antecesor de un futuro gobierno en línea; aunque el país aún da los primeros pasos en este sentido.

Como jurista, creo que en materia de perfeccionamiento normativo, el país necesita una ley orgánica de información y comunicación, similar a otras de proyectos sociales de izquierda en América Latina.

También debemos trabajar en una ley de municipio para una mejor gestión local y perfeccionar la ley de protección a los consumidores y usuarios, entre otras cuestiones de perfeccionamiento normativo

-Otra da las dimensiones de la gestión pública es el control de los recursos del Estado, ¿cómo se aborda en el congreso?

Dra. Tamayo: Este componente forma parte de la estructura y funcionamiento de la administración. En la medida que más se utilice el control interno, el administrativo, el popular y jurisdiccional, menor será la corrupción y los delitos; pero tiene que dejar de ser un slogan para convertirse en un instrumento de trabajo.

Si la corrupción es un fenómeno complejo, multidimensional, en esa medida debe ser atacado, con el accionar de las diversas instituciones al servicio del pueblo.

-¿Cómo se promueve la interrelación entre estas instituciones para dar correcta solución a los problemas locales?

Dra. Tamayo: Una Administración Local eficiente implica un trabajo organizado y consensuado entre las organizaciones que la integran, que son todas, incluyendo los nuevos actores del sector privado y cooperativista, que presten un servicio social.

Aunque desde la academia y desde el punto de vista teórico se incita a las disímiles instituciones locales a la conciliación de las actividades y el debate en torno a las posibles soluciones a los problemas, en muchos casos no se logra una verdadera articulación en función de servir, que resulta en mayores afectaciones a la población y en menor aprovechamiento de los recursos.

-Si pudiera resumir los retos y proyecciones de la Administración Pública (AP).

Dra. Tamayo: Los principales desafíos son la necesidad de mejor conceptualización,  mayor participación ciudadana, mejor delimitación de la estructura y función, mayor capacitación y formación de recursos humanos y un perfeccionamiento normativo.

Para alcanzar estos retos debemos regular, normar constitucionalmente el contenido, el alcance y las funciones de la AP, fortalecer su control judicial, potencial la labor de los Consejos Populares en el desarrollo del trabajo comunitario, crear mecanismos que fortalezcan la autoridad territorial y soluciones las discrepancias, estimular la integración, la cooperación y la articulación de la política desde el municipio, la provincia y el país, así como estimular la gestión documental, la informatización y la comunicación participativa.

Aspiramos a un modelo descentralizado de gestión, con autonomía local, que garantice una formación, participación, evaluación y mejora continua.

Este congreso se propone precisamente fomentar el estudio en torno a estos temas desde diversas perspectivas e intercambiar experiencias con especialistas de otros países, en relación a la AP.

Ver también: Por una mejor administración pública y empresarial


Lilian Knight Álvarez

 
Lilian Knight Álvarez