0
Publicado el 19 Julio, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Amplían avileños áreas destinadas a la siembra de árboles frutales

En los últimos dos años y medio la provincia produjo más de 150 mil toneladas de jugos, pulpas, pastas, puré, néctares, concentrados y otros enlatados en el combinado industrial de Ceballos y las pequeñas fábricas, indicó Armando Lorenzo, jefe del Puesto de Mando de la Agricultura avileña
Amplían avileños áreas destinadas a la siembra de árboles frutales.

Ciego de Ávila es reconocida como la provincia mayor productora de piña en el país; es este el cultivo que la distingue, aunque no el único: (Foto: granma.cu).

Por JULIO JUAN LEANDRO

Agricultores de Ciego de Ávila llegaron a nueve mil 500 hectáreas de frutos tropicales sembrados en fincas estatales y del sector cooperativo-campesino, y continúan el incremento de las plantaciones.

En los últimos dos años y medio la provincia produjo más de 150 mil toneladas de jugos, pulpas, pastas, puré, néctares,  concentrados y otros enlatados en el combinado industrial de Ceballos y las pequeñas fábricas, indicó Armando Lorenzo, jefe del Puesto de Mando de la Agricultura avileña.

El programa cobró fuerzas especialmente con mango, guayaba, piña, cítricos, frutas y otros, superficies rescatadas después del huracán Irma, que también perjudicó la papaya, el coco y el aguacate.

La red de viveros tecnificados  permite un mejor uso de las áreas y economiza recursos, pues en lugar de bolsas  los obreros utilizan tubetes plásticos sobre un sistema de bandejas, indicó la ingeniera Alba González, subdirectora de la Empresa Agroindustrial Ceballos.

Tal tecnología representa disminución en el gasto de agua para el riego y se logra un mejor aprovechamiento de la capacidad de carga en el traslado de las posturas hacia las áreas de plantación, aspectos que se traducen en ahorro de equipamiento y combustibles.

A diferencia de los recipientes de nailon, que por lo general se emplean en una o dos campañas de siembra de las posturas, los tubetes pueden alcanzar una vida útil de hasta más de una década.

La reducción del consumo de agua contribuye asimismo a menor capacidad de carga en el traslado de las plántulas hacia las áreas de fomento, acciones que se traducen en eficiencia y productividad.

Simultáneamente se enmarca la agroecología en semilleros e invernaderos, cuyas posturas siempre pasan del 90 por ciento de efectividad con el apoyo de especialistas de Sanidad Vegetal.

La ingeniera Deisy Guante López, de la Delegación Provincial de la Agricultura, dijo a la ACN que también se crean viveros rústicos en fincas   de campesinos con el propósito del desarrollo frutícola y también de la reforestación.

Igualmente, la floresta avileña dispone de modernos viveros tecnificados,  un programa dirigido por especialistas en silvicultura, que protege diversas especies, entre ellas, las palmas de yarey, que se encuentran en peligro de extinción en el centro y norte de Ciego de Ávila. (ACN).


ACN

 
ACN