0
Publicado el 22 Julio, 2018 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Aprueban proyecto de nueva Constitución y convocan a consulta popular

Donde respetan las leyes no hay cabida para el lucro.Jorge Legañoa Alonso

La Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó hoy en esta capital la realización –desde el 13 de agosto y hasta el 15 de noviembre de este año– de una consulta popular del proyecto de Constitución de la República, paso trascendental antes del referendo final.

En el Palacio de Convenciones de La Habana, tras concluir el debate de dos días del anteproyecto constitucional y en el que intervinieron más de un centenar de legisladores, el Parlamento aprobó por unanimidad la propuesta de Carta Magna, con las modificaciones realizadas.

La consulta popular será la oportunidad ideal para que los ciudadanos expresen sus criterios y sugieran cambios al documento normativo, un paso genuinamente democrático, y poco común en la arena internacional donde solo se le presenta al pueblo la Constitución para dar el Sí o el No en un referendo, sin la oportunidad de participar activamente en la construcción del texto.

Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reconoció el eficiente, profundo y fructífero trabajo de la comisión temporal, integrada por 33 diputados, quienes trabajaron desde el pasado 2 de junio en la elaboración del anteproyecto de Constitución, sobre lo cual se había venido trabajando por expertos jurídicos durante un lustro.

Subrayó que la discusión en el legislativo –transmitida en directo por la televisión cubana– ayudó a acercar al pueblo a los conceptos y particularidades jurídicas del proceso de reforma total de la Ley de leyes, lo cual permitirá debates más profundos en la sociedad.

Con la presencia del General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, se desarrolló el debate parlamentario de dos días, marcado por la pluralidad de criterios, sobre bases de respeto, argumentos científicos y la búsqueda de un país más inclusivo.

En declaraciones exclusivas a la Agencia Cubana de Noticias, Darianna Beatriz Acuña, diputada por Matanzas, reafirmó que la discusión del anteproyecto en la Asamblea fue el primer paso para que el pueblo, máximo exponente del Estado cubano, emita sus opiniones sobre el proyecto de Carta Magna.

El pueblo tendrá la responsabilidad de darle continuidad al estudio del texto, que deberá realizarse con mesura y responsabilidad, para emitir criterios sobre el proyecto socialista, argumentó.

Coincidió Sonia García Osmín, también representante por Matanzas, que es fundamental tener en cuenta la perspectiva de los ciudadanos de la Isla para llegar a un consenso sobre la nueva Carta Magna.

Para Anabel Tetro de la Paz, diputada por la provincia de Villa Clara, lo más importante del proceso es la discusión que se va a suscitar a partir de ahora en las comunidades, centros estudiantiles y laborales.

En esos espacios la población tendrá la posibilidad de contribuir con sus criterios a perfeccionar la Constitución y ejercer así su derecho, agregó.

Sobre el carácter democrático y singular del proceso de consulta popular comentó el diputado Jorge Crespo, legislador por Pueblo Nuevo, en Matanzas, quien resaltó lo genuino de este paso para la reforma constitucional.

Legisladores cubanos aportaron hoy valoraciones sobre los derechos, deberes y garantías incluidos en el anteproyecto de Constitución, entre ellas la relacionada con el matrimonio y la de sustituir el concepto de “libertad de palabra” por “libertad de expresión”.

Al intervenir en la jornada, Daicar Saladrigas, diputada por el municipio de Camagüey, sugirió modificar ese término que aparece en el artículo 53 de la actual Carta Magna, refrendada en 1976.

Su proposición, aceptada por todos los presentes, plantea la necesidad de transformar la redacción de ese apartado de manera que se escriba “libertad de expresión”, a tono con su empleo en normas internacionales, y en correspondencia con la recientemente aprobada política de comunicación en el país.

Que la reforma constitucional contemple una visión más inclusiva y basada en los derechos humanos del matrimonio es un logro maravilloso, resultado de los aprendizajes del proceso revolucionario cubano, destacó hoy a la prensa Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

Luego de un profundo debate del punto durante la segunda jornada de trabajo de la Asamblea Nacional, la experta destacó el hecho de que los diputados debatieran sobre el tema y aceptaran el artículo 68 del anteproyecto de la Carta Magna.

Ese apartado reconoce al matrimonio como “la unión voluntaria consensuada entre dos personas con aptitud legal para ello”, lo que es muestra del trabajo sostenido de la política de la Revolución.

Amplio respaldo concitó el debate del anteproyecto que al decir del intelectual cubano Miguel Barnet, inaugura una nueva era.

La propuesta de nueva Constitución es dialéctica y moderna, que rompe tradiciones, porque romper la tradición en un acto revolucionario y en el Socialismo no cabe ningún tipo de discriminación al ser humano, subrayó.

De acuerdo con Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, quien dirigió el debate del texto en el Parlamento, entre las normativas que deberán adecuarse tras la reforma total de la Constitución sobresalen la Ley Electoral, los códigos de Familia, Civil y Penal, y las leyes de Tribunales Populares y Defensa Nacional.(ACN)

 


Prensa Latina

 
Prensa Latina