13
Publicado el 5 Julio, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Avileños rescatan áreas para siembra de caña

Tal ofensiva se inscribe en la necesidad de aprovechar al máximo el fomento de la gramínea, programa que comenzó en mayo y se extenderá en lo que queda de año con el objetivo de disponer de materia prima suficiente para moliendas posteriores
Intensifican la siembra de caña agroazucareros avileños.

(Foto: radiosurco.icrt.cu)

Por Julio Juan Leandro

Ciego de Ávila, 5 jul (ACN) Agroazucareros de la provincia de Ciego de Ávila rescataron áreas que estaban ociosas y ya son roturadas, acondicionadas y listas para las siembras, fundamentalmente en el sur y centro del territorio.

Tal ofensiva se inscribe en la necesidad de aprovechar al máximo el fomento de la gramínea, programa que comenzó en mayo y se extenderá en lo que queda de año con el objetivo de disponer de materia prima suficiente para moliendas posteriores.

La persistencia de las lluvias en los últimos meses atrasaron considerablemente la siembra, por lo que el déficit en los plantíos asciende a más de dos mil hectáreas, según explicó a la prensa el ingeniero Eduardo Larroza Vázquez, director general de la Empresa Azucarera Ciego de Ávila.

Obreros, técnicos y especialistas de este sector, desde hace cinco meses se movilizan todos los fines de semana en sus respectivas unidades administrativas, sindicales y personal de oficinas como apoyo al cumplimiento de esa tarea, sin obviar la marcha de las presentes reparaciones de los ingenios, subrayó Larroza Vázquez.

Lo que falta del 2018 será una batalla decisiva en la siembra de caña, para lo cual se dispone de la maquinaria correspondiente, los bancos de semilla de variedades de altos rendimientos y también las fuerzas manuales en la colocación y tapado de la simiente, aseguró el dirigente.

Productores estatales y del sector cooperativo-campesino aúnen esfuerzos con el mismo propósito en los municipios de Venezuela, Baraguá, Primero de Enero, Chambas y Ciro Redondo, donde existen las mayores áreas a plantar, informó por su parte Hanoi Sánchez Medina, presidente avileño de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

Otras de las labores esenciales de los anapistas son el cultivo y la fertilización de los cañaverales, pues el propósito es comenzar el nuevo año con más caña molible, cuyos niveles deberán ser muy superiores a la cosecha pasada, expresó Sánchez Medina.

Especialistas en el tema consideran que la mejor época para los sembradíos es en primavera y otoño; su crecimiento resulta rápido al comienzo del verano, aumenta poco a poco y la maduración o período óptimo se alcanza entre los 12 y 14 meses de  desarrollo, de acuerdo con la calidad y eficiencia de la semilla, y lograr como mínimo más del 90 por ciento de germinación de las cepas.


ACN

 
ACN