9
Publicado el 23 Julio, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Azucareros tuneros agilizan reparaciones, para moler temprano

Colectivos de las diferentes áreas de los ingenios Antonio Guiteras, Majibacoa, Amancio Rodríguez y Colombia, renunciaron a parte de sus vacaciones para que el territorio pueda fabricar 30 mil toneladas de azúcar en la llamada zafra chica
En zafarrancho reparación de centrales azucareros en Las Tunas/ Foto: tiempo21.cu

En zafarrancho reparación de centrales azucareros en Las Tunas/ Foto: tiempo21.cu

Por Roger Aguilera

Las Tunas, 23 jul (ACN) Los trabajadores de los cuatro centrales azucareros de la provincia de Las Tunas que participarán en la zafra 2018-19, están incorporados de forma masiva a la reparación para tener listas sus industrias lo más rápido posible y comenzar a moler tempranamente.

Colectivos de las diferentes áreas de los ingenios Antonio Guiteras, Majibacoa, Amancio Rodríguez y Colombia, renunciaron a parte de sus vacaciones para que el territorio pueda fabricar 30 mil toneladas de azúcar en la llamada zafra chica.

Julio García Pedraza, director de la Empresa Azucarera de Las Tunas, sostiene que el coloso Antonio Guiteras y el Majibacoa, el más joven de los centrales del territorio, con 31 años haciendo zafra, se pondrán en marcha en noviembre venidero, mientras el “Amancio Rodríguez” lo hará en diciembre y el “Colombia” en enero del 2019.

Luego de finalizar la etapa de limpieza, diagnóstico y conservación de los equipos, en los centrales se iniciaron las reparaciones, pero no se prevén grandes inversiones como en otros años, explicó a la Agencia Cubana de Noticias Adalberto Turruelles, especialista de la Empresa Azucarera de Las Tunas.

En los lugares donde se detecte que no hay problemas de desgaste o funcionamiento, se tendrán en cuenta para obviar el proceso de reparación, con lo cual se agilizarán los trabajos y se dispondrá de tiempo suficiente para probar la maquinaria en vacío y con carga, significó Turruelles.

Estas reparaciones, de menos envergadura que en períodos anteriores, están relacionadas también con el hecho de que los centrales no laboraron el tiempo planificado en la campaña anterior por exceso de lluvias durante todo el mes de enero y parte de febrero, abril y mayo.

Ello provocó que los ingenios no se entregaran a plenitud y por ende la maquinaria no sufrió por el exceso de explotación; aunque con la consecuencia negativa de dejar de fabricar las 40 mil toneladas previstas.


ACN

 
ACN