0
Publicado el 10 Julio, 2018 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

Cuba: Pasos adelante en el trabajo por cuenta propia

Para perfeccionar esta forma de gestión no estatal anuncian nuevas normativas: cinco decretos leyes y 1 decreto, así como de 14 resoluciones, complementarias, de los organismos encargados de implementarlas (ministerios de Finanzas y Precios, Cultura, Transporte, Salud Pública, Industrias e Instituto de Planificación Física, además del propio MTSS)
Cuba: Pasos adelante en el trabajo por cuenta propia.

Las autoridades insisten en que esta forma de gestión seguirá ordenándose en el país. (Foto: MARTHA VECINO).

Por DELIA REYES GARCÍA y HERIBERTO ROSABAL

Directivos de varios organismos se reunieron ayer lunes en la sede del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MTSS) para informar a la prensa las nuevas normativas que entrarán en vigor para el más de medio millón de personas ocupadas en negocios propios en Cuba.

Marta Elena Feitó Cabrera, viceministra primera del MTSS, explicó que se trata de seis normas de rango superior: cinco decretos leyes y 1 decreto, así como de 14 resoluciones, complementarias, de los organismos encargados de la implementación de las normas (ministerios de Finanzas y Precios, Cultura, Transporte, Salud Pública, Industrias e Instituto de Planificación Física, además del propio MTSS).

El trabajo por cuenta propia (TCP), reafirmó Feitó Cabrera, está refrendado en la Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista y en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. Por tanto, es voluntad del Gobierno continuar desarrollándolo.

Como parte de la implementación de los Lineamientos desde el año 2010 hasta la fecha, agregó, se ha producido un sostenido incremento del trabajo por cuenta propia, de 157 351 en 2010, a  591 456 actualmente. Los jóvenes y las mujeres representan el 28 y el 33 por ciento, respectivamente, de estos trabajadores, que representan el 13 por ciento de los ocupados del país.

Las principales actividades se concentran en lo fundamental, en la elaboración y venta de alimentos, los servicios de transporte; el arrendamiento de vivienda, habitaciones y espacios; y los trabajadores contratados, asociados principalmente a las dos primeras actividades (alimentos y transporte).

Como opción de empleo, insistió, el TCP ha facilitado el reordenamiento laboral en el sector estatal y contribuye, gradualmente, a liberar al Estado de actividades no fundamentales y a concentrarse en aquellas que sí lo son; incrementa la oferta de bienes y servicios con calidad aceptable para la población, e incluso para el turismo internacional, como es el caso de los servicios de restaurantes y arrendamientos. El pago de los tributos constituye una fuente de ingresos para los presupuestos municipales en función del desarrollo territorial, porque esa contribución que realizan los TCP, se revierte en esos lugares.

Corregir las desviaciones

Sobre las causas que condujeron a la modificación de las anteriores normativas, precisó que, a la par de los beneficios, se detectaron desviaciones en el cumplimiento de la política aprobada, entre estas utilización de materias primas y materiales de procedencia ilícita, incumplimiento de las obligaciones tributarias y subdeclaración de ingresos; falta de enfrentamiento y solución oportuna de los problemas; insuficiencias en las acciones de control, que han permitido que proliferen violaciones, ilegalidades y delitos.

Asimismo, han existido deficiencias en la contratación económica de los TCP por entidades estatales y se han detectado trabajadores que no son dueños y actúan en representación de un tercero, para enmascarar la concentración de negocios.

Se requerían por tanto regulaciones para solucionar estas desviaciones de la política y que el trabajo por cuenta propia continúe avanzando de forma ordenada. Por ello, dijo la vicetitular del MTSS, el Consejo de Ministros aprobó un conjunto de decisiones que pueden agruparse en tres planos:

-Un grupo de medidas que dan respuesta a las solicitudes que durante este período han realizado los propios trabajadores por cuenta propia, y pueden verse en las resoluciones 11 y 12 del MTSS.

-Un grupo de regulaciones para perfeccionar el ejercicio del trabajo por cuenta propia.

-Un grupo de decisiones para fortalecer el control.

El TCP se agrupa ahora en 121 actividades. Es bueno esclarecer, aseguró, que no se elimina ninguna actividad, como se ha asegurado sin fundamento en las redes sociales. Se agrupan actividades, con lo cual se reducen trámites administrativos, se amplía el servicio y se mantiene la misma carga tributaria.

La viceministra citó como ejemplo los servicios de belleza, en los que se integran siete actividades. Por ejemplo, hay quien tiene licencia de peluquero, de barbero, o manicura, masajista, o peinador de trenzas, que ahora se agrupan bajo esa categoría. Caso similar es el del reparador de artículos varios, que integra la reparación de enseres menores, fosforeras, cocinas, bastidores, colchones.

En la Resolución No. 12 se puede ver la lista de las actividades que se integran y cómo no se pierde ninguna, si no, por el contrario, se crean otras nuevas. La de elaborador vendedor de alimentos y bebidas, conocidos como paladares, por ejemplo, ahora se divide en dos: servicio de restaurante, y servicio de bar y recreación, como había sido reclamo de los propios TCP.

Feitó también se refirió a las causas que en las nuevas normativas amparan la suspensión del pago de tributos y las posibilidades que tienen los titulares de licencia de nombrar como representante a uno de sus trabajadores contratados. Los arrendadores de viviendas, puntualizó, también podrán dar ese servicio a personas jurídicas, cosa que hasta ahora no era posible.

Puntualizó que hay un grupo de medidas que son para perfeccionar el ejercicio del TCP y el control de su ejercicio. Por eso, se amplió el alcance de las actividades y los requisitos para el otorgamiento de autorizaciones, en la Resolución 12 del MTSS.

El 98,4 por ciento de los TCP están incluidos en las actividades que se integran, o que no sufren ninguna modificación, mientras que solo un 2,6 por ciento (unos 9 000 trabajadores) tendrán que decidir qué licencia mantendrán, pues poseen actualmente más de una.

“La esencia y el espíritu del TCP es un dueño con sus trabajadores, ejerciendo cotidianamente la actividad. Lo otro es explotación, y concentración de la riqueza enmascarada.  Y esas personas van a tener que tomar sus decisiones”, expresó la viceministra.

Otra medida es concentrar en un solo cuerpo legal las infracciones para el ejercicio del TCP, incrementándose el rigor ante quienes las cometan. “Actualmente hay dispersión legislativa, y eso dificulta el conocimiento y el control de las actividades. Las medidas, en correspondencia con la gravedad de la contravención que se cometa, van desde la notificación preventiva o advertencia, luego la multa, después la cancelación de la autorización por un término de hasta dos años, hasta el decomiso, que también se aplicaba anteriormente”

Una nueva disposición es la cancelación definitiva de la autorización para el ejercicio del TCP, ante tres circunstancias: cuando la persona autorizada a ejercer la actividad actúa para un tercero sin estar autorizado para ello, es decir, como testaferro o prestanombre, lo cual es actividad económica ilícita; si existe tráfico de droga, prostitución, proxenetismo u otros hechos constitutivos de delito, con independencia de la acción penal que corresponda; y cuando se empleen menores de 15 años de edad o jóvenes de entre 15 y 16 años de edad sin la autorización correspondiente, que establece la Ley 116 Código de Trabajo.

Las normativas ratifican las autoridades facultadas para imponer las medidas (direcciones de Supervisión Integral, subordinadas a los gobiernos locales; la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería, para todo lo relacionado con el arrendamiento de vivienda; los agentes de la Policía, designados por la autoridad correspondiente; y un  nuevo sujeto, que es la autoridad sanitaria estatal del Ministerio de Salud Pública, para aplicar las medidas a quienes atenten contra la salud de la población).

También hay un grupo de decisiones para fortalecer el control funcional, a nivel nacional, provincial y municipal, incluidas en el Decreto Ley 356 de 2018.

Yanarys López Almaguer, directora de Salud Ambiental del Minsap, explicó los nuevos requisitos para el ejercicio del TCP, en actividades como la elaboración y venta de alimentos, cuidado de niños, y ancianos o personas con discapidades, entre estos el chequeo médico, tener abasto de agua corriente y adecuada eliminación de residuales. Para la licencia de cuidador de niños, se establecen requisitos específicos como la cifra de hasta seis niños por asistente y dos metros cuadrados por niño.

La directora jurídica del Instituto de Planificación Física, Diana Rosa Suárez Matías, comentó, entre otros aspectos, que por primera vez se regula mediante una norma jurídica el uso de carteles y el registro de nombres de los emprendimientos.

Por su parte, Glenda Murillo Alemán, directora jurídica del Ministerio de Industrias, se refirió a las autorizaciones que emite este organismo para el funcionamiento de los equipos de recreación, tanto para las personas naturales como jurídicas, lo cual es de extrema importancia para la preservación de la vida de las personas, en especial de los niños.

Al referirse a las normativas concernientes a la cultura, Ileana Flores Izquierdo, vicetitular de ese ministerio, expresó que los TCP podrán contratar servicios artísticos o medios audiovisuales, y se regula el contenido para estos últimos.

Marta Oramas Rivero, vicetitular del Ministerio de Transporte, expresó que las nuevas normativas modifican aspectos relacionados con el otorgamiento y la aplicación de la licencia de operación del transporte. Asimismo, en este sector se incorporan como nuevas actividades las de servicios auxiliares y conexos, y arrendadores de autos.

En cuanto al régimen tributario, Vladimir Regueiro Ale, director general de Política Fiscal, del Ministerio de Finanzas y Precios, significó que la mitad de las actividades aprobadas para el ejercicio del TCP aplicarán el régimen general de tributación (pago mensual adelantado y declaración jurada al finalizar el año fiscal). Precisó que comenzará también a aplicarse el impuesto por la utilización de fuerza de trabajo a quienes tengan menos de cinco personas contratadas.

Las normas entrarán en vigor a los 150 días de publicadas en la Gaceta Oficial. Y ese tiempo se empleará para la preparación de las estructuras administrativas que van a implementar las normas, y la capacitación a los TCP.

(Ver mas)

https://www.gacetaoficial.gob.cu/ediciones.php


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia