0
Publicado el 21 Julio, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Proponen transformaciones de los órganos superiores del Estado

El anteproyecto plantea que el Jefe de Estado debe ser elegido por la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) por un periodo de cinco años, y hasta dos mandatos, función que no podrá desempeñar nuevamente

Foto: ABEL PADRÓN PADILLA/ACN

Por JENIFFER RODRÍGUEZ MARTINTO

El anteproyecto de la Constitución de la República de Cuba plantea la modificación de la estructura y funcionamiento de los órganos superiores del Estado, que contempla la aparición de un Primer Ministro y de un Presidente de la República, quien mantendrá atribuciones actuales y asumirá otras.

Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado y miembro de la comisión que trabajó en la elaboración del texto que hoy se presenta y discute por los diputados en el Palacio de Convenciones de La Habana, explicó que no será un “presidente ceremonial”.

El anteproyecto plantea que el Jefe de Estado debe ser elegido por la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) por un periodo de cinco años, y hasta dos mandatos, función que no podrá desempeñar nuevamente.

Acosta esclareció que ser diputado es una condición para ser candidato a Presidente, reflejo de “nuestra democracia auténtica y diferente”.

Como requisito para este cargo se exige haber cumplido 35 años de edad, ser ciudadano cubano de nacimiento, no ostentar otra ciudadanía y no tener más de 60 años de edad en el momento de asumir un primer período.

Destacó que la ANPP conservará su condición de órgano supremo del Estado y único con potestad constituyente y legislativa, con la particularidad de que el Presidente, Vicepresidente y Secretario de esta, lo serán a la vez del Consejo de Estado.

Este último, precisó, contará con los miembros que determine la Asamblea Nacional con el objetivo de que tenga una estructura más funcional.

En el caso de la nueva figura de Primer Ministro, será designado por el Parlamento a propuesta del Presidente de la República, por un período de cinco años, y para ser elegido debe tener el voto favorable de la mayoría de los diputados.

Sobre la organización territorial del Estado, comentó que se incorpora la posibilidad de aprobar regímenes de subordinación administrativa y que se reconoce al municipio como la unidad política primaria de la nación.

Basados en la experiencia del funcionamiento del Poder Popular, el anteproyecto propone eliminar la estructura asamblearia provincial y establecer un Gobierno a ese nivel, integrado por un Gobernador y un Consejo, conformado por los presidentes de las asambleas municipales y los intendentes (quienes dirigen el Consejo de Administración Municipal).

Otra novedad, es la propuesta de extender el mandato de los delegados municipales a cinco años, en aras de alcanzar una mayor estabilidad en el funcionamiento de las asambleas a este nivel.

Acosta señaló que los gobernadores serán designados por la ANPP, mientras que el Vicegobernador- figura que aparece de igual manera- será designado por el Consejo de Ministros. (ACN).


ACN

 
ACN