0
Publicado el 21 Julio, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Recalca el anteproyecto de Constitución papel de la empresa estatal

Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, expuso que en él se reafirma el papel protagónico del Estado en la dirección y control de todos los procesos económicos, y especificó que aparecen ahora en el texto constitucional la propiedad socialista de todo el pueblo, la cooperativa, la mixta, de las organizaciones sociales políticas, de masas y sociales, además de la privada y la personal
Recalca el anteproyecto de Constitución papel de la empresa estatal.

Junto a Miguel Díaz-Canel Bermúdez Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Salvador Valdés Mesa, vicepresidente primero, Homero Acosta Álvarez, su secretario, explica los aspectos relacionados con la empresa estatal socialista y otras formas de gestión, contemplados en el anteproyecto.

Por LISSETT IZQUIERDO FERRER

Foto: ABEL PADRÓN PADILLA

La empresa estatal socialista es ratificada como el eslabón más importante de la economía nacional en el anteproyecto de Constitución de la República de Cuba, en el que se reconoce también la existencia del mercado y de otras formas de gestión, incluida la privada.

Los principales cambios a la Carta Magna centraron el debate de los diputados cubanos en el primer periodo ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), que tiene lugar este sábado en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Al referirse al proyecto que será sometido a un proceso de consulta popular y, en un último paso, a referendo, Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, expuso que en él se reafirma el papel protagónico del Estado en la dirección y control de todos los procesos económicos.

No obstante, se añade el reconocimiento del mercado y de nuevas formas de propiedad, en correspondencia con las transformaciones experimentadas en el país en estos años de actualización de su modelo económico.

Acosta especificó que aparecen ahora en el texto constitucional la propiedad socialista de todo el pueblo, la cooperativa, la mixta, de las organizaciones sociales políticas, de masas y sociales, además de la privada y la personal.

En el caso de la mixta, dijo, se amplían las maneras para crear esas asociaciones, la cual puede integrarse por dos o más formas, sin que una de las partes esté involucrada necesariamente con la inversión extranjera.

El Secretario del Consejo de Estado aclaró que la aparición de la propiedad privada tiene que ver con una realidad vista en el llamado cuentapropismo, a partir de la contratación de mano de obra.

Dentro de los cerca de 600 mil cubanos que hoy integran esa modalidad de gestión, unos 100 mil laboran como empleados, lo que se convierte en “trabajo por cuenta ajena”, y “en propiedad privada”; hay que abandonar los eufemismos y asumir esa realidad, opinó.

Argumentó que la Constitución no podrá definir cuál será su extensión, ni en qué marco se desarrollará, pues los límites habrá que establecerlos en otras normas legales, acotó.

Respecto a la propiedad socialista de todo el pueblo, están enumerados en la nueva Carta Magna los bienes esenciales que la integran y su carácter inalienable e imprescindible, así como también se adiciona la posibilidad de que bienes estatales puedan ser gestionados por sujetos no estatales, tal y como sucede en la actualidad.

La Ley de leyes prescribe como precepto la no concentración de la propiedad en sujetos no estatales, y reitera la importancia de la inversión extranjera para el desarrollo económico del país, ahora entendida como un elemento fundamental.

Acosta comentó que reflejar este aspecto en la Constitución es una garantía para los inversionistas, y dijo que la Carta Magna deja abierta la posibilidad de que negocios privados en Cuba puedan establecer asociaciones en el país con empresas extranjeras.

Otra novedad en la Ley de leyes es el realce del papel del trabajo como un valor primordial en la sociedad, y fuente principal de ingresos que sustenta la realización de los proyectos individuales, colectivos o sociales.

El último 2 de junio la ANPP acordó iniciar el proceso de Reforma Constitucional, y para ello aprobó la creación de un grupo de trabajo de 33 parlamentarios, encabezado por el General de Ejército Raúl Castro, y encargado de la elaboración del Anteproyecto presentado este sábado a los diputados. (ACN).


ACN

 
ACN