2
Publicado el 11 Julio, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Tallas de los uniformes escolares, polémica de cada verano

Durante un recorrido por estos establecimientos un equipo de reporteros pudo constatar la existencia de tallas sobredimensionadas y la poca disponibilidad de las pequeñas, fundamentalmente para alumnos de la enseñanza preescolar
Tallas de los uniformes escolares, polémica de cada verano.

No todos los padres pueden comprar el unifrme según las tallas de sus hijos, porque no existen. (Foto: trabajadores.cu).

Por EILEEN MOLINA FERNÁNDEZ

Año tras año las tallas de los uniformes escolares constituye el tema central del sistema de venta de estos productos en la provincia de Holguín, a pesar de la prioridad que el Estado otorga a los programas vinculados al curso escolar.

En el oriental territorio se encuentran habilitados 120 puntos para su comercialización, ubicados en el centro histórico de la cuidad, los repartos y se extienden hacia municipios y zonas de difícil acceso.

Durante un recorrido de la ACN por estos establecimientos se pudo constatar la existencia de tallas sobredimensionadas y la poca disponibilidad de las pequeñas, fundamentalmente para alumnos de la enseñanza preescolar.

Nieves Serrano, dependienta con más de 17 años de experiencia en la Casa Azul, entre las tiendas más concurridas de la capital provincial, puntualizó a que una de las dificultades es la no existencia de medidas 36 o 40 para la secundaria básica.

Destacó que a pesar de los esfuerzos realizados y los cuantiosos recursos destinados a la educación, la definición de las tallas sigue siendo el mayor problema en la venta de uniformes.

Varios padres encuestados coincidieron en el buen trato de las dependientas y la dedicación por satisfacer las demandas de cada cliente y brindar las explicaciones oportunas aun cuando en ocasiones no exista el producto requerido.

Daniela Martínez, vecina del Reparto Pueblo Nuevo, precisó que las tallas pequeñas y grandes, al ser pocas se agotan en las primeras semanas de la comercialización y luego hay que acudir a soluciones como soltar los dobladillos o comprar la ropa grande y reducirla.

Por su parte, Elder Rodríguez, del área urbana de Villa Nueva, indicó que las prendas poseen buena calidad, pero las mayores dificultades están en los uniformes requeridos por el sexo masculino.

Esta problemática genera demoras e inconformidades dentro de la familia y atenta contra la calidad en la atención a los clientes, agregó Isabel Martínez, residente en el Reparto 26 de julio.

Idalmis Patiño, especialista de la Empresa de Confecciones Yamarex en el territorio, precisó que la entidad produjo más de 400 mil unidades y las dimensiones de éstas se definen de acuerdo con los requerimientos del Ministerio de Educación.

La venta de uniformes escolares va más allá de la calidad o la disponibilidad del producto, sino de garantizar las tallas que comúnmente se destinan para los escolares acorde a sus edades como principal parámetro a tener en cuenta por las entidades dedicadas a la confección de este tipo de surtido.


ACN

 
ACN