0
Publicado el 14 Agosto, 2018 por Igor Guilarte Fong en Nacionales
 
 

Proyecto en la voz del pueblo

Con el sentido homenaje a Fidel, iniciaron las asambleas de debate popular en las que se construye desde la base y entre todos, la Constitución que sueña y necesita Cuba
Proyecto en la voz del pueblo.

En Energoimport el espacio quedó chiquito. Nadie quiso perderse la oportunidad de expresar sus criterios sobre el documento trascendental.

Por MARIETA CABRERA e IGOR GUILARTE FONG

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Inspirados en el ejemplo eterno del Comandante en jefe Fidel Castro Ruz, los cubanos iniciaron este 13 de agosto -fecha en que celebramos el cumpleaños 92 del líder de la Revolución Cubana- el debate popular del proyecto de Constitución.

Hasta el próximo 15 de noviembre, centros de trabajo y comunidades del país devendrán escenarios para la realización de las más de 135 000 reuniones, en las que la participación activa y comprometida de los ciudadanos será un factor decisivo.

Todas las opiniones e ideas serán recogidas, procesadas y analizadas, de manera tal que millones de compatriotas tendrán la oportunidad, mediante este ejercicio democrático, de perfeccionar y construir la futura Carta Magna que sueña Cuba.

Aportes desde la ciencia

Proyecto en la voz del pueblo.

Los científicos del Cimagt, activaron sus neuronas para emitir juicios y argumentos concretos sobre el documento.

Con las notas del Himno Nacional y la lectura íntegra de la introducción que acompaña el proyecto de Constitución debe comenzar cada encuentro. El análisis del trascendental documento iniciará por el preámbulo, luego por los títulos y seguidamente por las disposiciones complementarias (especiales, transitorias y finales). Cada intervención o propuesta quedan asentadas, oportunamente, en un acta, de manera que todas las opiniones o ideas puedan ser procesadas con posterioridad.

Así ocurrió en la reunión piloto del municipio capitalino del Cotorro, que tuvo por sede el Centro de Investigaciones para el Mejoramiento Animal de la Ganadería Tropical (Cimagt), institución científica fundada por Fidel.

La primera trabajadora en usar de la palabra fue Namibia Díaz Martínez, quien destacó que “el preámbulo está basado en los ideales martianos y fidelistas, y marcado por el concepto de Revolución. Estamos aquí para ejercer nuestro derecho como cubanos de construir una constitución que se ajuste a nuestra realidad, y que sea perdurable”.

Ribail Medina Vázquez, se refirió al párrafo 192, artículo 68. “Si aprobamos el matrimonio entre dos personas, no dice sexo, habría que modificar el significado de la palabra expresado en el diccionario de la Real Academia. Además, con esto se puede extinguir a largo plazo la raza humana, y en caso de que las parejas de un mismo sexo adoptaran a niños podrían aumentar los abusos sexuales. Solo 25 de 195 naciones reconocidas han aprobado el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, entonces cabría preguntarnos si queremos estar a favor del ínfimo número o de la mayoría”.

Proyecto en la voz del pueblo.

Todas las opiniones e ideas son recogidas en actas, para su posterior análisis.

Al respecto, Ramón Denis García consideró el documento como revolucionario y genuino de Cuba. “En este artículo no se obliga a casarse con personas del mismo sexo, sino que defiende los derechos de todos los ciudadanos. Este es un proyecto de constitución propio de Cuba, no tenemos que ajustarnos a nada de lo que se hace en el mundo”.

Yaritza Arias, se refirió al artículo 95, inciso f: “Como país debemos enfocar mejor el trabajo científico-técnico. Indudablemente todavía falta el tema de financiamiento económico. No se puede hacer ciencia a partir de un presupuesto que uno busque a través de un servicio técnico. Tal vez a la hora de hacer las leyes hay que ser más específico en este sentido. Un investigador no puede estar pensando en buscar dinero para su institución. Aquí solo se dice estimular la ciencia y la tecnología, pero ese concepto debe estar más explícito, y hay que incentivar la parte monetaria”.

A José Orta le pareció que se repiten los contenidos de los artículos 101 y 104, por lo que sugirió eliminar el inciso B del 104. En tanto, Michel Chong García sugirió “incluir las edades límites del vicepresidente, al igual que están expresas las del presidente, en el artículo 122”.

Bien preparado en Energoimport

También el colectivo laboral de la Empresa Importadora-Exportadora de Objetivos Electroenergéticos (Energoimport), ubicada en el Cerro, tuvo la oportunidad de expresar sus juicios, adiciones y supresiones al documento constitucional.

“Propongo agregar el término ciudadanos en el artículo 8, del capítulo I, con el objetivo de que sea un deber de todos los ciudadanos cumplir la Constitución, y no solo de los órganos del Estado, directivos, funcionarios y empleados, como está recogido en el párrafo”, manifestó José Téllez.

Uno de los más activos en el debate fue Narse Núñez Núñez. En una de sus intervenciones propuso “añadir antes del párrafo 38, un artículo que defina que el peso cubano es también un símbolo de identidad nacional y que sea la única de valor. Existen ejemplos de otros países que han adoptado otras monedas y han terminado siendo dependientes económicamente”.

Proyecto en la voz del pueblo.

La preparación demostrada por varios compañeros en la OSDE de la Unión Eléctrica, evidenció un estudio consciente y minucioso de la letra del proyecto.

Sobre el artículo 68, intervino Marta Romero, quien pidió que se mantenga como está en la Constitución vigente, y no que el “matrimonio sea la unión voluntariamente concertada entre dos personas. Los matrimonios igualitarios conllevarían la adopción de hijos, siendo traumático para un niño vivir en un hogar con padres de un mismo sexo, y difícil de explicarle el rol de cada uno. Además, el nivel de natalidad del país seguiría en descenso”.

El joven Josué Aguilar propuso incluir un artículo, convenientemente redactado por él mismo y que diga lo siguiente: “El Estado cubano protege y reconoce a los animales como seres sensibles y les garantiza un tratamiento ético y humanitario”.

Rafael Lage Pérez, director de la entidad, sostuvo que no debe emplearse la palabra gobernador, sino mantener presidente del Gobierno Provincial, a partir de la sustitución de la Asamblea Provincial del Poder Popular por un Gobierno Provincial.

Vale destacar que la reunión en esta empresa subordinada a la OSDE Unión Eléctrica, perteneciente al Ministerio de Energía y Minas, se caracterizó por la preparación de sus trabajadores, quienes participaron activamente con ideas sólidas y precisas que pueden dar más luz a un documento fundacional.

De salud y familia

Trabajadores del policlínico Nguyen Van Troi resaltaron la importancia del proyecto de Constitución, no solo para los cubanos de hoy, sino para las generaciones futuras. (Foto: MARTHA VECINO).

Trabajadores del policlínico Nguyen Van Troi, en el municipio capitalino de Centro Habana, realizaron la consulta popular sobre el proyecto de Constitución, en la que reafirmaron la disposición de mantener el carácter socialista del sistema político, económico y social cubano, y reconocieron el privilegio de ese colectivo de iniciar el importante debate el día en que se conmemora el aniversario 92 del natalicio del líder de la Revolución cubana Fidel Castro.

En el análisis del Capítulo III: Derechos Sociales, Económicos y Culturales, Alina Moraga Mendoza, asesora municipal de Enfermería, al referirse al párrafo 191, propuso incluir la responsabilidad individual que tiene cada persona con su salud, a fin de hacer cumplir los diversos programas que se llevan a cabo en el país para mantener y mejorar aún más los notables indicadores sanitarios de la Isla.

La también enfermera Amparo Pérez Martínez, solicitó añadir en ese propio párrafo la responsabilidad de la familia en el cuidado y atención de la embarazada, pues “tenemos casos de embarazadas con riesgo de prematuridad y amenaza de aborto, que se niegan a ingresar en una institución de salud para ser debidamente atendidas, y muchas veces los profesionales de la salud no contamos con el apoyo de la familia para hacerla cambiar de opinión”.

Por su parte, Jorge Rider García, jefe de Enfermeros del área de emergencia del cuerpo de guardia del policlínico, resaltó la importancia de este proyecto de Constitución, no solo para los cubanos de hoy, sino para las nuevas generaciones.


Igor Guilarte Fong

 
Igor Guilarte Fong