0
Publicado el 28 Agosto, 2018 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

Vía a los trenes: nuevas regulaciones

Vía a los trenes: nuevas regulaciones.

Las normativas para la actividad ferroviaria entrarán en vigor a los 30 días de su publicación. (Foto: EDUARDO PALOMARES).

Por DELIA REYES

En Cuba, isla larga y estrecha, el ferrocarril pudiera dejar mejores dividendos si se ajustaran bien algunos cabos sueltos. Como parte de la política para el perfeccionamiento del Ministerio del Transporte (Mitrans), fueron publicadas en la Gaceta Oficial de la República de Cuba un conjunto de normativas, encabezadas por el Decreto-ley No. 348 De los Ferrocarriles, emitido por el Consejo de Estado, y por la Resolución 186 del Mitrans, que fija el reglamento para su implementación.

Según la normativa, los objetivos son regular el transporte ferroviario, su infraestructura y los servicios auxiliares y conexos, la forma de organización de los operadores ferroviarios, lo relativo al material rodante y su circulación por la vía férrea, la actuación ante afectaciones a la seguridad ferroviaria, y la disciplina de los trabajadores de ese sector.

En rueda de prensa, Edmundo Ronquillo Rivero, asesor jurídico del Mitrans, valoró positivamente la implementación de estas regulaciones, en las cuales se establece una nueva clasificación de los ferrocarriles: de servicio público, industrial o propio, con tres modalidades de gestión para la explotación u operación: a cargo de entidades con representación jurídica, o de personas naturales, nacionales o extranjeras.

El Decreto-ley establece una distancia mínima de 15 metros a cada lado, como faja de derecho de vía, y no se permite alterar, dañar, modificar las señales e instalaciones ferroviarias; verter desechos, materiales, escombros, chatarras y otros similares; realizar siembras o cultivos de cualquier naturaleza; conducir ganado a pastar y permitir su permanencia; abrir canales, zanjas u otros análogos; colocar, situar obstáculos, vallas de anuncios e instalaciones que afecten la visibilidad o la seguridad en la circulación de los trenes.

Además, se establecen 40 metros a partir de la faja de derecho de vía, donde no podrán realizarse construcciones de carácter permanente, salvo las que autorice el Mitrans por excepción o por razones de interés público.

En las disposiciones finales de la normativa se indica que el titular del Transporte, en coordinación con el ministro de la Construcción, el presidente del Instituto de Planificación Física y los presidentes o jefes de los consejos de la administración provinciales, elaboran el plan para el reordenamiento habitacional de las familias que residen en instalaciones ferroviarias adaptadas a viviendas o en casas ubicadas en la faja de derecho de vía, para ser reubicadas, de conformidad con lo establecido en la Ley General de la Vivienda.

“Las personas naturales y jurídicas, propietarias o administradoras de una edificación, terreno, vía, camino o terraplén cuyo límite invada la faja de derecho de vía o la zona de desarrollo ferroviario, están en la obligación de rectificar y ajustar el límite de su terreno. De negarse a ello se inicia por el Mitrans el proceso judicial que corresponda”, indica el Decreto-ley.

Otra de las disposiciones finales está dirigida a potenciar la participación de las producciones de la industria nacional en los programas de recuperación y desarrollo del ferrocarril.

En las normas, publicadas este 22 de agosto, también están las resoluciones de los ministerios de la Agricultura, con el reglamento para la recogida de ganado en la vía o lugares aledaños; Salud Pública, con los procedimientos médicos en la evaluación de los trabajadores del sector; y Trabajo y Seguridad Social, con el esquema de jerarquización laboral de la rama ferroviaria, de tres niveles, según la complejidad de las actividades.


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia