0
Publicado el 24 Septiembre, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Nacionales
 
 

CUBA CONTRA EL BLOQUEO

Historias de vida

Ningún “cuento de camino”, el bloqueo es brutal y afecta a cada uno de los cubanos. El país se preparaba para su intervención anual sobre el tema en la ONU

No más bloqueoPor MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

La calle “habla” y sustenta con sus vivencias la objetividad de los informes sobre las privaciones a las que nos somete el imperio anualmente elaborados por nuestra cancillería, en virtud de la Resolución 72/4 de la Asamblea General de la ONU, titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

“Claro que nos afecta. Tenemos limitaciones de muchos artículos necesarios, así el transporte del pueblo es un tema problemático. Ahora mismo voy para mi centro laboral, y mira la hora que es. Entonces llegar a la parada para coger una guagua es terrible, desesperante y esto es también resultado del bloqueo. Yo trabajo en una tienda, en Oquendo y San Lázaro, y para que entren mercancías se hace difícil como resultado de esta misma situación”, fue la vehemente declaración a BOHEMIA de Marbelis Ibargüen, una joven mulata de 30 años que respondió a nuestras preguntas sin dejar de mirar con inquietud hacia la esquina por temor a que se le fuera el anhelado ómnibus.

También Roberto Ortega, jubilado de 67 años, condenó con rigor la injusta política aplicada a la Isla caribeña por todas las administraciones yanquis, y afirmó que “el bloqueo tiene impacto en mi vida y en la de todos los cubanos porque situaciones que tal vez podríamos resolver de manera fácil se tornan en la práctica muy difíciles. Productos que pudiéramos importar de países cercanos como es Estados Unidos tenemos que buscarlos en terceros países más lejanos y en ocasiones ni así se propician”.

En medio de sus declaraciones sorprendió a esta reportera con una pregunta: “¿Usted me puede decir qué pretenden los americanos?”. “Hay que ser muy impertinente porque todo el mundo lo condena pero para la cúpula presidencial de los Estados Unidos es una gracia. Y nosotros los cubanos no entendemos. Es una cosa sin sentido, porque esta Revolución es irreversible y nos vamos a mantener a pesar de esa rabia que nos tienen”, enfatizó.

Son estas pinceladas cotidianas, demostrativas del nivel de conciencia popular con respecto al peso del mencionado cerco en la vida de los cubanos.

Afectaciones reales

La percepción de Marbelis es acertada: el sector del transporte no ha escapado a los efectos directos y extraterritoriales del bloqueo, con consecuencias frustrantes para varias de sus entidades. También Roberto fue muy perspicaz, porque las mayores afectaciones provocadas por la medida punitiva estadounidense en el ámbito del comercio exterior, según el texto del 2018 del Minrex, se concentran en los ingresos dejados de percibir por exportaciones de bienes y servicios, ascendentes a dos mil 475 millones 900 mil dólares. Dinero que, puesto a disposición del Estado, hubiera podido contribuir, por ejemplo, a un mejor y más eficiente traslado de la población.

Pero la transportación terrestre no ha sido la única víctima del demencial engendro. El nuevo texto del Minrex refiere que las mayores pérdidas en el período analizado (abril de 2017 a marzo de 2018) se concentran en la Corporación de la Aviación Civil de Cuba (Cacsa), la cual experimentó un daño acumulado de 63 millones 640 mil dólares. Y no pocas dificultades atraviesa Cubana de Aviación S.A. para comprar o arrendar aeronaves. Como resultado del efecto extraterritorial de las sanciones, a esa empresa nacional le resulta totalmente imposible acceder a aviones producidos por Airbus, Dassault y Boeing, lo cual al final incide en la calidad del servicio al pueblo de toda la Isla.

Con estos y otros contundentes datos, Cuba se preparaba –al cierre de esta edición– para intervenir el 31 de octubre en la Asamblea General de la ONU, la que por vigesimoséptimo año consecutivo votará nuevamente un proyecto de resolución contra el instrumento imperial de coacción que tanto daño causa a la población de la Isla.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda