0
Publicado el 18 Octubre, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Provocó huracán Michael afectaciones a la flora en la Península de Guanahacabibes

Trabajadores forestales del municipio de Sandino ya realizan labores de saneamiento de los bosques, limpieza de los viales y en los días venideros deben laborar bosque adentro, mientras que sobre las carreteras hacia el Cabo de San Antonio y María la Gorda existe una acumulación excesiva de arena y corales
Provocó huracán Michael afectaciones a la flora en la Península de Guanahacabibes.

Foto: acn.cu

Por: EVELYN CORBILLÓN DÍAZ

El paso del huracán Michael por las inmediaciones del extremo occidental de Pinar del Río, con categoría uno en la escala Saffir- Simpson, provocó afectaciones en la Península de Guanahacabibes, Reserva de la Biosfera desde 1987, categoría otorgada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Idalia López Pedroso, jefa de la unidad de medioambiente de la delegación territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, explicó en exclusiva a la ACN que un equipo multidisciplinario, una vez decretada la fase de recuperación, detectó de manera preliminar daños en la vegetación.

Agregó que principalmente a consecuencia de la fricción de los vientos, en tanto en el Cabo de San Antonio, el punto más occidental de Cuba, se reportaron rachas de 172 kilómetros por hora.

Se evidencian ramas partidas, árboles derribados y perjuicios en casi toda la vegetación- acotó- aunque no se han determinado las especies perjudicadas ni su volumen, debido al tiempo transcurrido y las dificultades en el acceso a los lugares.

Precisó que trabajadores forestales del municipio de Sandino ya realizan labores de saneamiento de los bosques, limpieza de los viales y en los días venideros deben laborar bosque adentro.

Igualmente existe una acumulación excesiva de arena y corales sobre las carreteras hacia el Cabo de San Antonio y María la Gorda.

Si bien se sabe que el arrastre de esos elementos genera movilidad y disturbios en la zona marina, tampoco han podido establecer la magnitud del impacto de Michael en ese ecosistema.

Remarcó López Pedroso que cuentan con la información aportada por los territorios y la recogida en las visitas a la Península; no obstante, los especialistas tienen hasta 35 días para cuantificar las afectaciones, como establece la Directiva 1 del Presidente del Consejo de Defensa Nacional para la estimación de los impactos y daños medioambientales.

La Península de Guanahacabibes constituye un refugio seguro de disímiles especies de la flora y la fauna- como las tortugas marinas- , algunas de las cuales son endémicas de la región.

Por su posición geográfica, en las aguas abiertas del Golfo de México, es vulnerable a eventos meteorológicos, como ocurrió en 2004 y 2005 con los huracanes Iván y Wilma, respectivamente.

El Parque Nacional Guanahacabibes es una de las más grandes reservas naturales del país y centro de atracción para los amantes del turismo de naturaleza, por su belleza y encantos. (ACN).


ACN

 
ACN