9
Publicado el 19 Octubre, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Renán engrasa su combinada

Lo admirable de este hombre de 62 primaveras y fuerte constitución física, es haber acumulado más de 70 millones de arrobas de caña cortadas mecanizadamente, esfuerzo con el cual ha sido bimillonario y trimillonario mediante jornadas todos los días y a veces hasta por la noche
Renán engrasa su combinada.

Foto: ACN

Por JULIO JUAN LEANDRO

Nuevamente está en acción en espera de la próxima zafra azucarera, junto a varios mecánicos acondiciona cosechadoras, camiones, tractores y otros medios con vistas a la inminente campaña.

Como ha sido habitual en otras ocasiones, para el guajiro Renán Cabrera Franco la escena es habitual cada vez que se aproxima el comienzo de la molienda, y se siente regocijado por ser uno de los mejores operadores de Cuba en el corte de la gramínea.

Toda su vida la ha dedicado  a trabajar y al mismo tiempo a la mecánica de su equipo del modelo KTP-2M, siempre tributario del central Enrique Varona González, en el municipio avileño de Chambas, donde con la próxima molienda cumplirá ¡46 zafras consecutivas!, y asegura que continuará en la misma labor.

Joven aún, cumplió el Servicio Militar Activo y después se hizo conductor de alzadoras y desde 1973 maneja máquinas recolectoras para el tiro directo al basculador del “Varona González”.

Lo admirable de este hombre de 62 primaveras y fuerte constitución física, es haber acumulado más de 70 millones de arrobas de caña cortadas mecanizadamente, esfuerzo con el cual ha sido bimillonario y trimillonario mediante jornadas todos los días y a veces hasta por la noche.

Posee numerosos reconocimientos, entre ellos, la Estrella de Oro que acompaña tu título honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, el primer trabajador de este sector en la provincia de Ciego de Ávila que lo ostenta desde hace varios años.

“Me siento muy bien de salud –afirma- y cuando termina la zafra sigo laborando en la siembra de caña y en los talleres de nuestra Unidad Empresarial de Base de Chambas, donde está el central.

“Los demás trabajadores del campo y de la industria me aprecian mucho, pues en reiteradas ocasiones tenemos que ayudar a los colegas de otros municipios y cada colectivo le tiene mucho amor al trabajo azucarero.

“Estamos en el deber de cumplir cada tarea para que la economía cubana avance”, expresa Renán, y añade: “Desde el principio de los tiempos, el trabajo es el motor impulsor del hombre; lo que desdeñó al individuo de su aspecto primitivo a fin de convertirlo en el ser desarrollado y pensante que conocemos hoy”.

En su colectivo se desempeñan dos de sus hijos: Renán y Arleiby, mecánico y operador de combinada, respectivamente; así que el relevo está asegurado, señala, y sonríe.

Su combinada cañera cumplió 20 años de funcionamiento y “seguirá por varios años más, ya que nunca violamos los mantenimientos técnicos, asegura Renán (padre) y apunta que su equipo ya está engrasado”, (ACN).


ACN

 
ACN