0
Publicado el 8 Octubre, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Tributo de la juventud al último mambí de Cuba

El acto transcurrió en su propio nicho del complejo monumental de El Cacahual, en La Habana, próximo a los restos del Mayor General Antonio Maceo y de su ayudante, el Capitán Francisco Gómez Toro, y del líder comunista Blas Roca Calderío

Tributo de la juventud al último mambí de CubaPor LINO LUBEN PÉREZ

Foto: YASSET LLERENA

La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) rindieron homenaje hoy a Juan Fajardo Vega, participante en la Guerra de Independencia y quien pasó a la historia como el último mambí.

Susely Morfa González, Primera Secretaria del Comité Nacional de la UJC, y el General de división José Antonio Carrillo Gómez, presidente de la ACRC, y otros invitados, asistieron bajo la lluvia a la ceremonia de recordación de Fajardo Vega.

El acto transcurrió en su propio nicho del complejo monumental de El Cacahual, en La Habana, próximo a los restos del Mayor General Antonio Maceo y de su ayudante, el Capitán Francisco Gómez Toro (Panchito), y del líder comunista Blas Roca Calderío.

Ronald Hidalgo Rivera, segundo secretario de la UJC, desenterró de la tumba de Fajardo Vega un documento de carácter histórico, conservado hace 28 años y que será leído en el acto por el aniversario 150 de las luchas por la independencia nacional, anunció.

Este escrito es reflejo de nuestra historia pasada y presente y será recordado por otras generaciones de cubanos como símbolo imperecedero de la Patria, afirmó el dirigente juvenil.

Morfa González entregó el texto, preservado en una capsula metálica, a Elisa Estrada Fajardo, de 50 años de edad y nieta de Fajardo Vega, que nació el 15 de agosto de 1882, en un lugar cercano al poblado de Contramaestre, actual provincia de Santiago de Cuba.

En 1897 se incorporó a las filas del Ejército Libertador; luego colaboró con el Ejército Rebelde en el Tercer Frente Mario Muñoz, y al triunfo de la Revolución se mantuvo activo en la construcción de una nueva sociedad.

Pese a las penurias económicas de la época, rehusó a cobrar pensión alguna por su participación en la guerra y quienes lo conocieron tuvieron el privilegio de estar ante un hombre comprometido con el deber, con su nación.

Entre las condecoraciones que recibió sobresale la medalla por Servicios Distinguidos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

La vida de este insigne patriota no concluyó con su muerte, el dos de agosto de 1990 a los 108 años, ya que continuó viaje en la Historia con el calificativo de El último mambí, por haber sido en aquel entonces el único sobreviviente de la Guerra de Independencia. (ACN).


ACN

 
ACN