0
Publicado el 28 Noviembre, 2018 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

 Seguridad y Salud en la mirilla de los trabajadores

Lo primero que debe preocupar a cualquier empleador es la seguridad y salud de sus trabajadores, trascendió en la clausura de la jornada. (Crédito: GILBERTO RABASSA VÁZQUEZ)

Lo primero que debe preocupar a cualquier empleador es la seguridad y salud de sus trabajadores, trascendió en la clausura de la jornada. (Crédito: GILBERTO RABASSA VÁZQUEZ)

Por DELIA REYES GARCÍA

Especialmente dedicada a los trabajadores que recién comienzan sus actividades laborales, la Jornada Nacional de Seguridad y Salud del Trabajo -desplegada durante el mes de noviembre -, se clausuró este martes en la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), presidida por Gisela Duarte Vázquez, miembro del Secretariado de la organización sindical, directivos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), especialistas de la Dirección General de Protección contra Incendios y de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

Al intervenir en el plenario, Roberto Betarte Mazorra, del Departamento de Asuntos Laborales y Jurídicos de la CTC, precisó que la jornada adquiere especial connotación, pues se realiza dentro del proceso orgánico del XXI Congreso de los trabajadores cubanos. “El mejoramiento de las condiciones de vida y de labor, con seguridad e higiene del trabajo adecuada, no solo constituye voluntad política del Estado y el Gobierno, sino que se sustenta en leyes y normativas de estricto cumplimiento, las que apreciamos no siempre se cumplen, ni tienen un adecuado reflejo en los Convenios Colectivos de Trabajo”, puntualizó.

Dentro de los objetivos principales que se trazó la CTC en el marco de la jornada, estuvieron dar a conocer los peligros y riesgos laborales identificados en cada puesto de trabajo y las medidas de protección; divulgar las principales causas de accidentes, enfermedades profesionales e incendios, ocurridos en la etapa; promover entre los trabajadores y jóvenes la necesidad de incrementar la cultura de prevención, el control anti-vectorial y la adopción de medidas higiénico-sanitarias; desarrollar jornadas de trabajo voluntario encaminadas a la limpieza de los centros y sus alrededores; reconocer a los choferes profesionales, a cuadros y directivos que conducen, sin accidentes durante el año.

Betarte Mazorra expresó que en el tema de la seguridad y salud del trabajo, aún falta mucho por hacer, y los sindicatos tienen una gran responsabilidad en la manera de gestionar la representación de los afiliados y la exigencia ante las administraciones. El principal reto, resumió, es trabajar todos los días porque no ocurran accidentes, y exigir de los empleadores que la primera prioridad sean los seres humanos. “Esta jornada tiene que ser generalizarla en el actuar cotidiano, y las acciones de prevención no se circunscriban a un solo mes del año”.

Aunque Ángel San Martín, al frente de la Dirección de Seguridad y Salud del Trabajo del MTSS, reconoció que en comparación con el anterior año, disminuyen los accidentes de trabajo, los lesionados y fallecidos, existen debilidades en la gestión y les falta exigencia en la labor preventiva. Las informaciones valorativas de los organismos implicados carecieron de análisis y sentido crítico, indicó.

Como causa de los accidentes se identificaron problemas organizativos, asociados a la falta de supervisión y control; mal estado de equipos y herramientas; así como conductas inapropiadas al no prestar atención a la labor que se realiza. San Martín alertó que en este último caso, se enmascaran deficiencias organizativas.

Durante la sesión de trabajo, Gisela Duarte Vázquez, miembro del secretariado de la CTC, recordó que durante la discusión con los trabajadores del documento base del XXI Congreso, las insatisfacciones de los trabajadores con los presupuestos para la seguridad y salud del trabajo, fueron reiteradas en muchos colectivos. Al cierre de noviembre, hay organismos que solo lo tienen ejecutado al 30 por ciento.

Algunos de los asistentes se refirieron al déficit de medios de protección, el encarecimiento de los mismos, los incumplimientos en la contratación por parte de las entidades suministradoras, y la disminución de los financiamientos aprobados.  Alejandro Durán Gutiérrez, especialista de la jefatura del Ministerio del Interior, precisó a BOHEMIA que los recortes al presupuesto para estos fines, “compromete los derechos conquistados por los trabajadores en Cuba”.

Por su parte, María del Carmen Rodríguez, especialista del Grupo Empresarial Tabacuba, aseguró a esta publicación que el pasado año presentaron dificultades en la contratación con la suministradora Gelma, y se han ido solucionando en el actual. La ejecución del presupuesto se encuentra al 90 por ciento, y  existe un déficit de botas de casquillos y especiales para los eléctricos. “El presupuesto para los medios de protección de los trabajadores es intocable, y ningún directivo puede cambiarle su destino”, dijo.

De las inspecciones realizadas en el país, Tania Carbonell Duarte, especialista de la Dirección General de Protección contra Incendios, precisó que se detectaron infracciones de carácter organizativo y por falta de inversiones. Los organismos donde ocurrieron la mayor cantidad de incendios son los ministerios de Energía y Minas (el de mayor número, con 27); Construcción, Transporte, Agricultura, Alimentaria y el Grupo Empresarial Azcuba.

Reinaldo Becerra Acosta, secretario de la Comisión Nacional de Seguridad Vial, valoró que la seguridad vial tiene que integrarse a la prevención de los riesgos laborales, y los gastos en tal sentido, son una inversión para las empresas, no egresos superfluos.

Como parte de la jornada final, se presentaron ponencias ganadoras del Concurso Por una generación segura y saludable, a propósito de la jornada. De casi una veintena de trabajos, resultaron premiados: Herramienta informática para la planificación quinquenal de los equipos de protección personal, del máster Raudy Aguilera López; Diagnóstico y prevención de la Epicondilitis en Desoft, del ingeniero José Antonio Pompa Tamayo, y Camareras de habitaciones y limpieza de áreas nobles en instalaciones del sector turístico, de las autoras Dianelys Lavadi Mompelier y Yisleydis Santa Cruz Armenteros.

Recibieron reconocimientos por su gestión en la seguridad y salud del trabajo las organizaciones empresariales Tabacuba, Desoft y Cubasol.


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia