0
Publicado el 27 Noviembre, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Tributo a los mártires del 27 de noviembre

Ofrendas florales del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y de los Consejos de Estado y de Ministros, acompañaron el homenaje de los “pinos nuevos”
 Tributo a los mártires del 27 de noviembre.

Foto: prensa-latina.cu

Por MARÍA ELENA ÁLVAREZ PONCE

A sus héroes y mártires, símbolos imperecederos de siglos de rebeldía, luchas y anhelos, honraron hoy las nuevas generaciones de cubanos, a 147 años del monstruoso crimen del 27 de noviembre.

San Lázaro abajo, desde la Colina Universitaria, miles de habaneros de todas las edades, pero, sobre todo, estudiantes universitarios y del nivel medio superior de enseñanza, marcharon impetuosos rumbo a la explanada de La Punta, a una cita ineludible con la Patria y su historia, el amor y la vida.

Tributo a los mártires del 27 de noviembre.

Encabezaron la marcha Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC; Raúl Alejandro Palmero Fernández, presidente de la FEU, y el doctor Dr. José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública. (Foto: JORGE LUIS SANCHEZ RIVERA).

Ofrendas florales del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y de los Consejos de Estado y de Ministros, acompañaron el homenaje de los “pinos nuevos”, que una pertinaz lluvia, precursora de la llegada del invierno, no pudo impedir ni deslucir.

La enseña nacional, las banderas de la Unión de Jóvenes Comunistas y las organizaciones estudiantiles, así como sus principales dirigentes, encabezaron la combativa marcha, que tuvo como protagonista mayor al alumnado de Ciencias Médicas y, como destino, el monumento a los ocho estudiantes de Medicina asesinados por el colonialismo español la tarde del 27 de noviembre de 1871.

Antes de echar andar la multitud, tiempo hubo al pie de la escalinata de la Universidad de La Habana para el pase de lista a los mártires universitarios, y para el tributo en el Memorial Mella al fundador del primer partido marxista-leninista de Cuba y de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Armados de ideas y principios, convocados por el recuerdo, el sentimiento, la verdad y la justicia, volvemos a las calles para honrar y reafirmar nuestro compromiso con Cuba y el futuro, proclamó en breve alocución Damalys Martínez, miembro del Secretariado Nacional de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Tributo a los mártires del 27 de noviembre.

Los estudiantes realizaron también guardias de honor, en homenaje a los 8 estudiantes de Medicina fusilados injustamente hace 147 años. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

El de hoy es de esos días que duelen, pero en los que la Patria crece, destacó la oradora, que condenó aquel hecho abominable y rindió tributo a Alonso Álvarez, Eladio González, Ángel Laborde, Carlos de la Torre, José de Marcos Medina, Pascual Rodríguez, Anacleto Bermúdez y Carlos Verdugo, ocho eternos compañeros de aulas.

Su ejemplo vive en la juventud y en cada combate de este tiempo, aseguró Martínez, alumna de quinto año de Medicina, y proclamó la plena adhesión del estudiantado cubano y de sus organizaciones a la jornada continental de lucha antimperialista, por la democracia y contra el neoliberalismo.

En nosotros se multiplican, como viven, también, en los profesionales cubanos de la Salud, que no reparan en peligros ni distancias cuando se trata de salvar vidas y, especialmente, en los integrantes del programa Más médicos para Brasil, que han tenido que enfrentar la mezquindad de esa ultraderecha representada por Jair Bolsonaro, recalcó la joven.

Próximos a celebrar el aniversario 60 de aquel amanecer victorioso de enero, ratificó, además, el absoluto respaldo de las generaciones jóvenes a la Revolución, como garantes de su continuidad histórica y protagonistas de esa ingente obra, que es la construcción de un Socialismo próspero y sostenible en las narices del Imperio y bajo su recrudecido y genocida bloqueo.

Marchemos por la Patria, unidos por la Revolución, seguros de que Cuba es nuestra y nada ni nadie podrá doblegarnos ni hacernos desviar un ápice de nuestro camino ni aplastar la fuerza invencible de la verdad y las ideas, concluyó. (ACN)


ACN

 
ACN