1
Publicado el 10 Diciembre, 2018 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Buscan normativas tributarias afianzar forma de gestión no estatal en Cuba

Existe una normativa que establece la apertura de una cuenta bancaria fiscal para seis de las 123 figuras del trabajo por cuenta propia dentro de las que están quienes ofrecen servicios de gastronomía y constructivos, los arrendadores de espacios y los transportistas en la capital
Buscan normativas tributarias afianzar forma de gestión no estatal en Cuba.

En un intercambio con la prensa directivos de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios esclarecieron diversos detalles de las normativas tributarias aprobadas recientemente para el sector no estatal. (Foto: prensa-latina.cu).

Las normas tributarias recientemente aprobadas para el sector de los trabajadores por cuenta propia buscan consolidar esta forma de gestión como actividad complementaria del desarrollo económico cubano, consideró hoy aquí un especialista en la materia.

El director de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro estimó, en intercambio con la prensa, que las modificaciones implementadas para este ámbito laboral favorece un ambiente ordenado y lícito con la contribución añadida de una mejor planificación para estos actores.

Ejemplo de ello, afirmó, es la normativa que establece la apertura de una cuenta bancaria fiscal para seis de las 123 figuras del trabajo por cuenta propia dentro de las que están quienes ofrecen servicios de gastronomía y constructivos, los arrendadores de espacios y los transportistas en la capital.

Para este segmento, cerca de 80 mil contribuyentes que representan el 13 por ciento del total, se orientó el uso de esta herramienta bancaria, a tono con la estrategia de informatización del país en la que también se prevé la bancarización de las operaciones y la disminución del uso de efectivo.

Esto, añadió el funcionario, también constituye una práctica internacional para lograr mayor transparencia en cada una de estas operaciones.

Otra de las modificaciones, aprobadas el pasado siete de diciembre, versa sobre la obligatoriedad del pago por el uso de la fuerza de trabajo para todos los titulares de esta modalidad de trabajo.

Según refiere el directivo, en 2010 se dispuso la exoneración de este impuesto para quienes contratasen hasta cinco personas, pero nuevas coyunturas asociadas al propio crecimiento del sector y ciertas irregularidades en su desempeño, motivaron su modificación.

A juicio de Reguiero, al evadir las obligaciones fiscales por este concepto, no solo se afectan los ingresos del presupuesto del Estado, sino que vulneran los derechos de un trabajador que, por no estar reconocido como mano de obra, no puede beneficiarse con las prestaciones de su régimen especial de seguridad social.

El tipo impositivo para la contratación de personal es en todos los casos del cinco por ciento y la base mínima imponible será en correspondencia de la cantidad de trabajadores y del salario medio del territorio en el que se desempeñe.

Regueiro abundó igualmente que aunque la reagrupación de más de 200 actividades en 123 estableció algunos incrementos para ciertas modalidades, ello no sobrepasa la carga fiscal establecida para este sector que se halla entre un 25 y un 35 por ciento.

El incremento de las cuotas mensuales, declaró, incluyen a poco más de 25 mil personas o el cinco por ciento de todos estos contribuyentes.

Cuba, que al cierre de octubre registró 588 mil trabajadores por cuenta propia, aprobó una serie de normativas que entraron en vigor el pasado siete de diciembre y que buscan reordenar esta forma de empleo. (PL).


Prensa Latina

 
Prensa Latina