0
Publicado el 20 Diciembre, 2018 por ACN en Nacionales
 
 

Llueve en La Habana, pero la capital se ha preparado

Los cinco municipios costeros de la capital recibieron un refuerzo de medios técnicos y equipos para la recogida de desechos sólidos, que si bien se trata de un tema pendiente en el que se labora en la ciudad, ante una situación como esta, se concentran los esfuerzos en los lugares más amenazadas
Llueve en La Habana, pero la capital se ha preparado.

Foto: acn.cu

Por HÉCTOR GARCÍA TORRES

Diferentes equipos de la Agencia Cubana de Noticias (ACN) pudieron constatar que ya llueve intensamente en los municipios de La Lisa, Boyeros y Arroyo Naranjo y La Habana del Este.

También la barriada de El Vedado está bajo los efectos de la baja extratropical que impacta la parte occidental del archipiélago cubano.

Desde horas tempranas de hoy, la capital se preparaba para la inminente llegada del fenómeno hidrometereológico, según explicó Juan Montalvo Guijarros, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial (CAP) que atiende las tareas de defensa.

Tal cual anunciara desde ayer el Instituto de Meteorología, los chubascos y tormentas eléctricas pueden llegar a ser fuertes en aisladas localidades, con vientos superiores en rachas entre 80 y 90 kilómetros por hora, con riesgos de inundaciones costeras.

Por todo lo anterior, explicó, en cada municipio se reforzaron las acciones de limpieza e higienización; antes de que se cumplan los pronósticos del clima, se dio especial importancia a la desobstrucción y limpieza de drenajes, canales y zanjas, para que no se afecte la captación y evacuación de las aguas acumuladas en las vías.

Los cinco municipios costeros de la capital recibieron un refuerzo de medios técnicos y equipos para la recogida de desechos sólidos, que si bien se trata de un tema pendiente en el que se labora en al ciudad, ante una situación como esta, concentramos los esfuerzos en los lugares más amenazadas, afirmó.

Montalvo Guijarros aseguró que dadas las experiencias anteriores, se puntualizaron las medidas a tomar en las zonas más bajas, que son proclives a inundaciones.

En determinados momentos puede que se corten el fluido eléctrico y el abasto de gas, en aras de evitar daños mayores, recalcó.

El vicepresidente del CAP enfatizó en la importancia de cumplir las orientaciones de la Defensa Civil y tener responsabilidad, así como percepción de riesgo.

Sobre la posibilidad de evacuación del personal amenazado, puntualizó que sí está prevista, pero otros fenómenos de este tipo han demostrado que la mayoría de las personas se protegen en casas de familiares y amigos.

No obstante, están designados los centros de protección, con el aseguramiento alimentario y médico, añadió.

Se han previsto también los puntos para la venta de alimentos elaborados a la población más afectada, de la misma forma que se hizo tras el paso del huracán Irma, y se han adoptado medidas especiales en cada territorio para garantizar el suministro de los servicios básicos, dijo.

El Malecón habanero, la Avenida del Puerto, Guanabo y los bajos de Santa Fe, son algunos de los sitios más propensos a penetraciones del mar, y en esos lugares las fuerzas de limpieza han laborado más arduamente.

Reporteros de la ACN confirmaron que en las zonas más bajas de Centro Habana y El Vedado se realizaban obras de higienización, entre ellas, recogida de escombros y limpieza de alcantarillas.

Asimismo, se pudo constatar que en horas de la tarde se ponían a buen resguardo los productos de tiendas que se encuentran en lugares críticos, como la propia Avenida del Malecón.

También las personas que viven en estos lugares se prepararon, subiendo a pisos superiores sus muebles y objetos de valor. (ACN).


ACN

 
ACN