0
Publicado el 24 Marzo, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

En marcha minindustrias para producir materiales de la construcción en Ciego de Ávila

Imagen ilustrativa: acn.cu

Lubia Ulloa Trujillo

Ciego de Ávila, 24 mar (ACN) La puesta en marcha de cinco minindustrias de producción local de materiales de la construcción en las comunidades del norte de Ciego de Ávila, afectadas en septiembre de 2017 por el huracán Irma, aumentará la capacidad productiva en esos lugares para responder al programa de la Vivienda.

José Antonio Martínez Estévez, director de la Empresa de Producción Local, informó a la Agencia Cubana de Noticias que las pequeñas industrias, donadas por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se montaron en las territorios de Punta Alegre, Falla, Morón, Bolivia y Chambas, donde más estragos causó Irma.

Explicó que cada una cuenta con un molino mandíbula para triturar entre cinco y ocho metros cúbicos de piedra, una criba o zaranda que permite seleccionar el material, un molino remoledor para hacer polvo de piedra, una máquina de piso o prensa hidráulica con posibilidad del desempeño de dos operarios capaz de elaborar 600 mosaicos en un turno de ocho horas.

También incluye una concretera, una revolvedora, un tractor paleta con carreta de volteo, una bloquera mecánica fija que hace mil 200 unidades diarias con moldes de 10, 15 y 20 centímetros, y otra llamada máquina ponedora de bloques, por su similitud con una gallina, con la cual a la vez salen tres unidades si son de 10 centímetros y dos si son de 15 centímetros, agregó el directivo.

Disponer de cada una de esas fábricas, además de suplir carencias con recursos de las propias comunidades donde están ubicadas, genera entre 10 y 15 empleos, da prioridad a los subsidios y a los damnificados por fenómenos naturales y acorta el tiempo de traslado de los materiales hacia su destino final.

Puntualizó Martínez Estévez que para el actual año la Empresa de Producción Local de Ciego de Ávila tiene un plan de entrega de mil 68 módulos para células básicas de 25 metros cuadrados, que incluyen bloques, piso, techo sólido, persianas, cerramento, pintura cátalo, tanques para agua, y lavadero, meseta pulida y fregadero, estos últimos de hormigón.

Los dos primeros meses del año se cumplió sin dificultad la elaboración de esos elementos constructivos, aseguró.

Según datos ofrecidos por la dirección provincial de Viviendas, más de 260 millones 730 mil pesos destinó el Estado cubano para los cuatro mil 062 subsidios aprobados en Ciego de Ávila en los últimos seis años.

Yureisly Fernández Castillo, subdirectora general de la Vivienda en el territorio, añadió que de ese total de subsidiados, dos mil 511, más los miembros de su núcleo familiar, ya disfrutan de hogares muy confortables, la mayoría en células básicas nuevas.

La primera distribución del actual año ya fue autorizada y asciende a más de tres millones 891 pesos, con los cuales otro número considerable de avileños mejorará sus hogares o lo tendrá nuevo, precisó Fernández Castillo.

El financiamiento se corresponde con el 60 por ciento del impuesto recaudado sobre la venta de materiales de construcción en la provincia y favorece, principalmente, a los afectados por catástrofes o desastres naturales, casos sociales críticos y de baja solvencia económica. (ACN)


ACN

 
ACN