0
Publicado el 17 Abril, 2019 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Daños millonarios deja la cadena de impagos a la economía

En relación a la cadena de impagos, la Contraloría cubana constató que el descontrol organizativo y administrativo es una de las causas principales que provocan dicha situación.

Foto: prensa.latina.cu

Las afectaciones económicas detectadas por la XIII Comprobación Nacional al Control Interno realizada por la Contraloría General de Cuba reveló afectaciones económicas por dos mil millones en moneda total, se conoció hoy.

Durante una conferencia de prensa celebrada en esta capital, la Contralora General Gladys Bejerano, reconoció que, de ese monto, el 68 por ciento se corresponde a daños provocados por la cadena de impagos en el país, el 14 por ciento al incumplimiento de los planes económicos y el 1,5 por ciento a presuntos hechos delictivos.

En relación a la cadena de impagos, la Contraloría cubana constató que el descontrol organizativo y administrativo es una de las causas principales que provocan dicha situación.

Según la funcionaria, también vicepresidenta del Consejo de Estado, el 51 por ciento de las entidades monitoreadas durante el ejercicio ejecutado desde el primero de noviembre hasta el 12 de diciembre de 2018, obtuvo una calificación negativa.

Con un total de 369 acciones de control realizadas en todo el país, la XIII Comprobación Nacional al Control Interno se planteó como objetivo fundamental el chequeo al cumplimiento de las normativas aprobadas para el sistema empresarial estatal cubano y el control y el uso de los inventarios.

Entre otros, la evaluación centró su atención en temas tales como los procesos de contratación económica, las cuentas por cobrar y por pagar, ‒en especial la cadena de impagos en el sector del comercio minorista‒, el control en el empleo del combustible y en los pagos realizados a trabajadores del sector no estatal.

Se reveló, además, que el lapso seleccionado para la comprobación se correspondió a las operaciones ejecutadas durante el último semestre de 2018, fundamentalmente.

Aun cuando la mayoría de las entidades auditadas obtuvo un resultado insatisfactorio, Bejerano estimó que se aprecia, por parte de los organismos, una mayor compresión de la importancia del control interno.

Estamos en el mejor momento para no desfallecer y seguir en el empeño de la búsqueda del control interno, dijo, al tiempo que remarcó que, durante las primeras comprobaciones realizadas en Cuba, más del 70 por ciento de los organismos analizados obtuvo resultados insatisfactorios.

El mayor reto de la Contraloría, próxima a cumplir sus 10 años de fundada, es contribuir con la educación, la orientación y la exigencia para que las administraciones sigan ganando y logren conciencia de la necesidad del control, que no es solo para evitar hechos delictivos, sino para que una empresa alcance eficiencia económica, aseveró. (PL)


Prensa Latina

 
Prensa Latina