0
Publicado el 16 Abril, 2019 por Irene Izquierdo en Nacionales
 
 

El mérito de lo imperceptible

Son las ceremonias de otorgamiento de los diplomas correspondientes por años de trabajo en el Partido. Es el reconocimiento al esfuerzo, a la entrega, al desvelo individual por preservar la obra. Pero el reconocimiento verdadero está en lo imperceptible, en la suma del trabajo de todos y que nadie puede asumir como resultado particular
El mérito de la imperceptible.

Trabajadores de la sede y las dependencias del Partido Comunista en Santiago de Cuba muestran orgullosos los diplomas merecidos en décadas de entrega a la labor de la organización política. (Foto: acn.cu).

Por IRENE IZQUIERDO

¿Qué pudiera sentir un trabajador cuando recibe el reconocimiento de su Partido, luego de un largo período de vida dedicado al desempeño de la organización comunista? ¿Cuánto vale un día de agitado desasosiego o una noche de insomnio? ¿Cuánto cuestan horas de hablar y de escuchar, de repetir palabras a personas que harán o no, en dependencia de su capacidad de alcanzar una afirmación comprometida?

¿Cómo se puede medir la satisfacción de saber que cada día, poco a poco, modestamente, se construye a fuerza de conciencia un pedacito de Patria?

Quizás ninguno de los  cientos de trabajadores y funcionarios del Partido Comunista de Cuba en Cuba, que recibieron diplomas por años –entre 5 y 55- de labor ininterrumpida en el las sedes o las dependencias de  esa organización política, se haya hecho jamás estas preguntas, no obstante recibir el homenaje cada abril de victorias. Esta vez –como es tradicional-, en sitios de alto significado histórico.

Porque el reconocimiento verdadero está en lo imperceptible, en la suma del trabajo de todos y en lo que nadie puede asumir como resultado particular; en la sonrisa de los niños, tan segura y despreocupada, que llama la atención de los visitantes extranjeros; en la incondicionalidad  de los médicos que van a cualquier lugar del mundo donde se necesiten una mano solidaria;  en la actitud de un pueblo de millones el cual,   junto a la Dirección del Partido y el Gobierno, levanta su voz en actitud viril, para enaltecer la verdad ante las constantes acciones del imperio indecente y sus acólitos.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo