1
Publicado el 20 Abril, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

XXI CONGRESO DE LA CTC

Hay que cambiar la forma de hacer las cosas, afirma ministro de Economía y Planificación

La situación que tiene la economía cubana de tensión de liquidez es reversible. La tendencia de los últimos años es la de incumplir los planes de exportaciones e inversiones

Foto: Jorge Luís Sánchez Rivera /Bohemia

José Armando Fernández Salazar

La situación que tiene la economía cubana de tensión de liquidez es reversible, pero hay que cambiar la forma de hacer las cosas, dijo hoy en esta capital Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, durante su intervención en la sesión inaugural de XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba.

El titular subrayó como vitales en ese sentido las inversiones y la sustitución efectiva de importaciones mediante el encadenamiento productivo y el desarrollo de la industria nacional, para lo cual hay que identificar potencialidades y eliminar el formalismo en la evaluación del rendimiento de los programas que se acometen.

En 2019 el plan de inversiones tiene concebidos más de 11 mil millones de pesos, lo cual representa un crecimiento del 20 por ciento con respecto al año pasado, pero ya en el primer trimestre se registró un incumplimiento de las exportaciones, que si bien se puede recuperar, pone en peligro el financiamiento de otras actividades en la economía.

La tendencia de los últimos años de la economía cubana es la de incumplir los planes de exportaciones e inversiones, de ahí la necesidad de incorporarle a la toma de decisiones un sentido de la urgencia para identificar potencialidades, añadió Gil Fernández.

El ministro subrayó que en el primer trimestre han existido restricciones financieras y problemas de contratación asociadas al recrudecimiento del bloqueo, lo cual ha provocado desabastecimiento en los mercados, una situación que se ha ido recuperando pero demanda la búsqueda de soluciones nacionales ante el fuerte componente de importación que existe.

Añadió que hay registrado una situación más favorable en el transporte y la informatización.

Gil Fernández dijo que este año el plan de la economía se caracteriza por su flexibilidad, lo cual garantiza el respaldo a actividades que tienen posibilidades de inversión de rápida recuperación o se encadenen con el Turismo.

Al respecto explicó que ante el alto nivel de importaciones de la economía nacional (en el orden de los 14 mil millones en el plan de 2019), mediante medidas financieras se potenciará el encadenamiento productivo y la sustitución efectiva de importaciones para satisfacer demandas de la economía y en especial de los importadores, para que las ganancias sean mayores.

Se trabaja, además, en detener la espiral de endeudamiento y con la academia en los proyectos de desarrollo local, pero tienen que gestarse con los recursos endógenos de los territorios, añadió.

El Ministro explicó que estos conceptos se llevarán a una mayor profundidad en el plan de la economía para 2020, que este año se construye de una manera más colectiva desde la base y que parte del principio de limitar los niveles de crédito a las capacidades reales de la economía.

Entre las prioridades definidas se encuentran la del financiamiento de la industria nacional, la producción de alimentos, el programa de la vivienda, el transporte y la informatización en función de la producción, para que las inversiones tengan un mayor grado de automatización, teniendo en cuenta la dinámica demográfica del país y su impacto en la fuerza de trabajo.

En medio de las restricciones de la economía y el recrudecimiento del bloqueo, se puede respaldar la tasa de crecimiento prevista para 2019 (1,5 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto) y no renunciar a desarrollarnos y crecer, con el sentido de urgencia para la toma de decisiones y demostrar que sí se puede desarrollar una economía sobre la base de los principios de nuestra sociedad, concluyó.

El XXI Congreso celebra el aniversario 80 de la central obrera cubana y también prevé la presencia de unos 60 delegados en representación de más de 30 organizaciones sindicales del mundo.

En la sesión inaugural participan José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba, Salvador Valdés Mesa, Vicepresidente Primero de los Consejos de Estado y de Ministros, Ramiro Valdés, vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros, Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y Ulises Guilarte, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba.(ACN)


ACN

 
ACN