10
Publicado el 12 Abril, 2019 por Giovanni Martinez en Nacionales
 
 

Salvar la zafra azucarera

Salvar la zafra azucarera.

Foto: YASSET LLERENA

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Foto: YASSET LLERENA

Cuba no puede renunciar a la industria azucarera, no solo por ella, sino por la cantidad de sectores que se le encadenan. Sin embargo, los resultados más recientes no son alentadores.

Solo un 79 por ciento del plan de producción de azúcar hasta marzo, sumado a un 52 por ciento de la molida y un total de 1 600 plazas vacantes sugieren un estudio profundo con el afán de salvar ese tradicional sector de nuestra economía.

En el segundo período ordinario de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de La Habana, y con la presencia de Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros, Ramón Aguilera Betancourt, quien encabeza la Comisión Agroalimentaria, presentó un informe donde destacaron la falta de completamiento y estabilidad de la fuerza laboral; la no correspondencia entre el planteamiento de la entrega de caña y el anticipo que se paga a los operadores de las combinadas, que no se corresponde con la tarea diaria; la quema de caña; las distancias excesivamente largas, lo que dificulta que se cumplan en su totalidad los viajes planificados; así como problemas con el mantenimiento técnico y la revisión diaria del transporte, sobre todo el ferroviario.

Jacqueline Puebla, diputada por la provincia de Granma, se refirió en primer lugar al bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos sobre nuestro país, el cual impidió que llegaran a tiempo un grupo de insumos destinados para la presente zafra azucarera, lo que conllevó de inmediato a buscar alternativas, con respecto sobre todo a la reparación de las combinadas. “No obstante, se han estado tomando medidas para impulsar la contienda en su etapa final, porque consideramos que sí es posible cumplirla. Ha faltado la unidad, y tenemos que recuperarla, pues sin ella no nos podemos desarrollar. Si la industria no muele, se para el corte, y también la estrategia del tiro a otro central. Todo esto incrementa los costos, porque las distancias aumentan”, afirmó.

Por su parte, Rafael Santiesteban Pozo, diputado por la provincia de Holguín, expresó que, “hay que aprovechar al máximo los recursos que tenemos; explorar los problemas del campesino y la comunidad; valorar los sistemas de pago e integrar las empresas a otras producciones como granos, viandas y carnes, lo cual se traduce en autoabastecimiento”.

En tanto, el diputado cienfueguero Arnaldo Costa afirmó que, “no es posible dejar de ser atractivos para los pobladores del batey, cuando somos uno de los sectores que más divisas generamos al país. Es imprescindible revertir el sistema salarial, porque el hombre juega un papel fundamental en la zafra azucarera cubana”.

Como datos positivos destacan el aseguramiento de la canasta básica, que desde abril estará garantizada para todo el año, así como las exportaciones, con un notable sobrecumplimiento cada mes. Además, son reveladores los derivados que se producen para la alimentación animal, los cuales se traducen en sustitución de importaciones.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez