1
Publicado el 24 Mayo, 2019 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Prever, principio esencial de la Defensa Civil de Cuba

Uno de los propósitos esenciales del Meteoro 2019 es el fortalecimiento de las capacidades para dar mejor respuestas a huracanes, epidemias, intensas sequías y movimientos telúricos. También se trabajó en la capacitación del personal que atiende a los damnificados y comprobación de las comunicaciones, entre otras cuestiones necesarias en caso de eventos climatológicos

Prever, principio esencial de la Defensa Civil de Cuba. (Foto: cubasi.cu).

Por JOEL MICHEL VARONA*

El 1 de junio comienza la temporada ciclónica en Cuba, y aunque los expertos ya pronosticaron que no será severa para la isla, la Defensa Civil ya previó una serie de medidas que contribuirán a mitigar los efectos de los eventos extremos de la naturaleza.

Recientemente se realizó en la mayor de las Antillas, el ejercicio Meteoro 2019, una maniobra que se efectúa desde 1986 y que ayudó hasta ahora a evitar graves pérdidas en el orden económico y de vidas humanas.

El Meteoro, como se le conoce en Cuba, tiene un marcado carácter popular y es dirigido por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (Emndc).

En la primera jornada se puso en práctica el Sistema de Medidas del Emndc, para poder observar la preparación de los órganos de dirección y de mando en todos los niveles.

Con posterioridad se realizaron acciones para afrontar riesgos de calamidades y la disminución de vulnerabilidades, con la participación de entidades estatales y las comunidades.

Uno de los propósitos esenciales del Meteoro 2019 es el fortalecimiento de las capacidades para dar mejor respuestas a huracanes, epidemias, intensas sequías y movimientos telúricos.

También se trabajó en la capacitación del personal que atiende a los damnificados y comprobación de las comunicaciones, entre otras cuestiones necesarias en caso de eventos climatológicos.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, le concede gran importancia a la labor de la Defensa Civil, de ahí que participara en el ejercicio.

Díaz-Canel estuvo en la sala de dirección del Emndc, donde puntualizó los planes de reducción de desastres e instó a implementar las experiencias alcanzadas en los últimos eventos.

Meses atrás, el Presidente evaluó las experiencias obtenidas tras el tornado que castigó a La Habana el 27 de enero.

Hay que incorporar este tipo de evento meteorológico súbito a los planes de reducción de desastres, indicó el mandatario.

Es algo nuevo en su manera de manifestarse y de la misma manera debemos estar atentos a las intensas lluvias, pues estas nos pueden traer complicaciones, puntualizó.

Debemos mejorar procesos como la evaluación de los daños, los trámites y los puntos de ventas de los materiales de la construcción ante cualquier contingencia, señaló el jefe de Estado.

Elogió la convocatoria de los estudiantes, el aporte de los artistas y el papel de la prensa y, asimismo, llamó a potenciar el uso de las redes sociales en casos como este.

Si no estamos nosotros en las redes sociales en momentos como ese, vamos a tenerlas llenas de desinformación y con argumentos manipulados por el enemigo, alertó.

Por su parte, el jefe del Emndc, general de división Ramón Pardo, aseguró que el país utilizará todos los medios técnicos posibles para enfrentar los efectos de los eventos climatológicos.

En materia de Defensa Civil estamos empleando aviones, helicópteros y ahora los vehículos aéreos no tripulados, algo novedoso que se incorpora, con gran precisión para cumplir con determinados objetivos, declaró Pardo a la prensa en la segunda y última jornada del ejercicio contra desastres Meteoro 2019.

Los drones, como comúnmente se les llama a estos aparatos, ya entraron en acción el 27 de enero cuando el tornado afectó a varios municipios en La Habana, comentó el general de División de la Reserva.

Cada día los eventos extremos de la naturaleza son más intensos, ganarán en velocidad, y ya lo hemos visto en tormentas, ciclones y huracanes, alertó.

Prácticamente cuando la Defensa Civil decreta una fase, a la brevedad se pasa a otra etapa, pues ya casi tenemos el fenómeno climatológico muy cerca del país, y en ese sentido hay que trabajar, enfatizó.

En una entrevista concedida a la revista de la Defensa Civil, Pardo subrayó que la esencia del trabajo del ente que encabeza es salvaguardar a los ciudadanos, sus bienes personales y los recursos de la economía.

Aclaró que el sistema -estructurado por leyes decretos y directivas- está activado de manera permanente.

Los fenómenos más recurrentes son los ciclones tropicales, muchos de ellos con gran poder destructivo; ejemplo de ellos fueron Michelle, Gustav, Ike, Paloma y Sandy, recordó.

Empero también respondemos ante penetraciones del mar, maremotos, terremotos, incendios forestales e industriales, grandes sequías, derrame de hidrocarburos, enfermedades humanas y plagas en las plantaciones, explicó.

Debemos mejorarlo todo -indicó-, pues en cada jornada obtenemos distintas experiencias, hecho que permite revisar, actualizar, perfeccionar los planes de trabajo.

Según el general de División, Cuba es visitada por diferentes delegaciones para intercambiar experiencias sobre la prevención y la reducción de desastres.

Al respecto, hemos acogido varios eventos con una notable asistencia de participantes, precisó.

Actualmente -destacó Pardo – contamos con protocolos de intercambio, además de pertenecer a la Asociación Iberoamericana de Organismos Gubernamentales de Protección Civil y al Comité Especial de Desastres de los Estados del Caribe. (Prensa Latina).

*Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina.


Prensa Latina

 
Prensa Latina