0
Publicado el 3 Junio, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Rumbo al XI Congreso de la UJC, un recuento paso a paso

El balance no es solo la asamblea, ese tiempo que el comité de base dedica a revisar lo hecho y mirar hacia adelante, significó Roberto Conde Silverio, miembro del Buró Nacional de la UJC a cargo de la esfera de organización, quien mencionó como pasos previos indispensables la evaluación de la militancia y la “conexión necesaria” con todo el universo juvenil

Rumbo al XI Congreso de la UJC, un recuento paso a paso.Por MARÍA ELENA ÁLVAREZ PONCE

Junio recién comienza, y a la recta final llega el balance de las organizaciones de base de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), ese primer y decisivo paso camino al XI Congreso de la juventud cubana y su vanguardia política.

En diálogo con la ACN, Roberto Conde Silverio, miembro del Buró Nacional de la UJC a cargo de la esfera de organización, confirmó que más de 15 mil 600 estructuras de base -el 62 por ciento del total-realizaron ya su asamblea, y destacó que durante este mes veremos en balance a la mayoría de las universidades cubanas.

Vamos bien, ha sido buena la arrancada, afirmó respecto a esta primera etapa del proceso orgánico, iniciada poco después de que el cuatro de abril fue hecha desde Birán, en la provincia de Holguín, la convocatoria al Congreso.

El balance no es solo la asamblea, ese tiempo que el comité de base dedica a revisar lo hecho y mirar hacia adelante, significó Conde Silverio, y mencionó como pasos previos indispensables la evaluación de la militancia y la “conexión necesaria” con todo el universo juvenil.

Sobre esto último, recordó que tan inclusivo espacio para el encuentro y diálogo entre jóvenes, militantes y no militantes, nació en el verano de 2014, en la antesala del X Congreso, y tiempo no ha faltado después para repetir una experiencia extendida, incluso, a colectivos estudiantiles y laborales sin estructuras de la UJC e igual a barrios, comunidades y otros escenarios.

Como siempre, el propósito es “conectar” con todo el universo de jóvenes, especialmente con quienes no militan en nuestras filas, pero a quienes la organización tiene la misión, el compromiso y -por qué no- el reto de llegar, sumar, atender y representar, aseguró.

Recalcó que otra vez el dónde y cómo lo deciden los propios jóvenes y, así, hay quienes se han ido a acampar, o tras las huellas de la Historia, o a la playa, al río, o a subir montañas, o al Malecón, a sentarse a conversar y “descargar” con una guitarra, o están preparando una fiestecita, un café literario, un juego de softbol o fútbol.

¿De qué se ha hablado en el balance? A la cabeza de una larga lista, Conde Silverio colocó la vida interna del comité de base y su fortalecimiento, procesos políticos como el ingreso a las filas y el pase al Partido, la ejemplaridad de la militancia, el protagonismo de los jóvenes en la batalla económica y la defensa de la Revolución.

A todo esto sumó la labor político-ideológica y todo lo que propicie el apego a las raíces y un mayor conocimiento de la Historia; así como también temas de tanto interés para todo el universo juvenil como la recreación, y otros más específicos de la vida en el centro de trabajo o de estudios en cuestión.

El “organizador” en el Buró Nacional explicó que el siguiente paso dentro del proceso orgánico será Zona Joven, espacio netamente de participación, expresión de un compromiso real y muy a tono con la divisa del XI Congreso: Tu futuro, hoy, que constituye un llamado a todos los jóvenes, militantes y no militantes, a hacer por Cuba.

Nuestro tiempo es este, no mañana ni después; el porvenir es ahora, se hace y se decide hoy, y porque es nuestro, construirlo desde este presente constituye una misión de la juventud, explicó Conde Silverio, y añadió que las primeras serán este mismo mes, pero el grueso quedará para julio y agosto, durante las vacaciones de verano.

Definió Zona Joven como espacio de intervención comunitaria, de movilización en el barrio, para acciones concretas que precisen de brazos jóvenes, lo mismo la terminación de un parque infantil u otra obra social, que la reparación de la vivienda de una anciana que no tiene quien la ayude, aunque sí los materiales.

Las necesidades y, sobre todo, las acciones, decidirán cuánto durará Zona Joven en cada lugar, pero, eso sí, todas dirán adiós con disímiles propuestas culturales, deportivas y recreativas para los niños, adolescentes y jóvenes, precisó.

Del calendario del XI Congreso de la UJC confirmó que las asambleas municipales y distritales -178 en total- ocuparán los meses de septiembre a noviembre próximos, en enero y febrero de 2020 serán las provinciales, y las sesiones finales tendrán lugar en La Habana del dos al cuatro de abril, exactamente a un año de convocada la cita. (ACN).Rumbo al XI Congreso de la UJC, un recuento paso a paso.


ACN

 
ACN